"Todos los entrenadores somos comunicadores"

Juan Manuel 'Piti' Hurtado (Cáceres, 24-05-1974) es un entrenador con experiencia en ACB (Cáceres), LEB Oro y Plata..., pero en los últimos años es más conocido por su Pitipedia televisiva, donde analiza el juego de una forma accesible al gran público, con humor y referencias al cine o la música. Ante todo, Piti es un apasionado del baloncesto, que prefiere dejar a un lado las cifras para centrarse en los detalles, que apuesta por la formación (de jugadores y técnicos) y que, a pesar de la popularidad, echa de menos los banquillos.

 

¿Cómo empezó tu relación con el baloncesto y, en especial, con los banquillos?

Jugando de niño, como todos... Un día en el cole de los franciscanos, donde yo jugaba en Cáceres, me dijeron: Sigue jugando si quieres pero no eres muy bueno; sí que eres bueno comunicando, ¿por qué no llevas un equipo de pequeños?... Y así con 14 años empecé a llevar grupos de benjamines. Además, en Cáceres fue una época muy bonita porque el primer equipo subió a ACB y podías ver a tus ídolos, casi tocarlos...

¿Esa faceta de comunicador por la que ahora eres muy conocido ya la tenías entonces?

Sí. Ahora me conocen mucho como comunicador, pero yo creo que todos los entrenadores somos comunicadores. Comunicamos para un gran público, queriendo acercar los conceptos del baloncesto, o para un jugador, para convencerle de que se esfuerce más o pase el balón de una forma determinada.Yo estudié Derecho y mis padres no pensaban que dedicarse al deporte pudiera ser una formar de ganarse la vida, pero el deporte ha sido siempre el motor de mi vida, al menos hasta ahora.

Has entrenado en ACB, en LEB, en EBA...y también en minibasket, ¿cuál es la mayor diferencia entre entrenar un equipo profesional y otro de niños?

No veo mucha diferencia. La motivación, la preparación y la seriedad que tienes que poner debe ser incluso mayor cuando llevas un equipo benjamín porque para los niños eres el presidente, el entrenador, el segundo entrenador, el utillero, el fisio... En un equipo profesional tienes un grupo en el que puedes confiar, que te facilita el trabajo. Por eso casi tienes que estar más preparado cuando llevas cantera que cuando estás en la élite. Por supuesto, en la élite debes tener una preparación porque hoy en día te exigen mucho a nivel ajedrecístico, a nivel táctico, pero tienes mucha gente que te puede ayudar en otras parcelas. Es verdad que es un baloncesto diferente, más de contraataque en categorías inferiores, pero no le veo una gran diferencia más allá de adaptar la psicología o el lenguaje para hablar con chicos de 8 años o de 25.

EntrevistaPitiHurtado2Hay quien dice que los mejores entrenadores debe estar con los más pequeños, ¿es una frase hecha, una utopía?

Seguramente sí, porque lo decimos mucho y lo hacemos muy poco. En los clubs de cantera que yo veo sí hay buenos pedagogos abajo, buenos entrenadores en cuanto a su forma de expresar lo que quieren, pero los entrenadores que hacen a sus grupos mejores a base de fuerza y ambición quieren estar más arriba. Quizá hay que traerlos de vuelta hacia abajo de vez en cuando para que ayuden.

¿A veces la tentación de ganar es demasiado fuerte? ¿A veces se impone a la formación?

Totalmente. Decimos que estamos formando, que formamos personas, pero... La siguiente revolución tiene que venir por los coordinadores de los clubs, por los coordinadores de cantera. Son los que tienen que hacer que desde abajo hacia arriba la formación sea más importante que la competición. ¿Cuál es el problema? Que cuando ganas tres campeonatos de Madrid y al año siguiente no compites igual te empiezan a mirar mal porque parece que el prestigio lo dan los campeonatos. El prestigio lo deberían dar otras cosas. En las instalaciones deberíamos poner banderas con los jugadores que han llegado a ser ingenieros, médicos... o las jugadoras que han debutado en Liga Femenina. Deberíamos darle más valor a eso. Hay que valorar a los entrenadores y los clubs que son capaces de formar. Lo que pasa es que formar no tiene un impacto inmediato y queda más diluido en el tiempo.

En tu trayectoria, aparte de muchas categorías, hay muchos países. Has entrenado en Japón, Venezuela, México...

Sí. Eso es producto de la competencia que hay en España y de lo que ha subido el nivel del entrenador español. Hace 30 años había entrenadores balcánicos en toda Europa, ahora los entrenadores españoles estamos prácticamente en todo el mundo porque la Federación Española y las territoriales han sido muy serias en los cursos de formación. Nosotros hemos accedido a esos cursos y luego hemos querido salir a entrenar. Los puestos buenos estaban ocupados y han salido opciones fuera. Esas experiencias me han enriquecido mucho personal y profesionalmente.

Has participado en muchas conferencias y clinics de la Escuela de Entrenadores de la FBM, ¿qué te parece la formación que se da en los cursos?

Muy buena, a los entrenadores nos viene genial. Personalmente, sí veo una parcela en la que podemos mejorar. Estamos muy obsesionados en formar al jugador con el mejor pase posible, con que tácticamente sean muy buenos... El jugador español tiene una marca, una marca de jugador inteligente. Incluso los grandes de la NBA como Lebron James lo destacan. Podemos mejorar valorando un poco más al jugador que se sale de la media, al jugador con talento. El bloque es muy importante como hemos visto, por ejemplo, en la selección de las ventanas, pero necesitamos que los jugadores tengan un poco más de determinación. Tú ves a los Hernangómez y su preparación familiar es perfecta, igual que la deportiva y la física, pero, para mí, les falta un poco de determinación, de, en el momento clave del partido, decir aquí estoy yo y ahora la meto yo... A veces los entrenadores cercenamos un poco eso.

Para quién no lo sepa, ¿qué es la Pitipedia?

Es una sección que hay en la tele, en Movistar... Cuando empecé a poner mis vídeos, le quisieron poner un nombre y se les ocurrió este. Se trata de explicar mi baloncesto de una forma gráfica e ilustrada. Los entrenadores siempre pedimos que nos expliquen la jugada perfecta, pero hay mucha gente que se acerca a nuestro deporte y no sabe mucho baloncesto, y lo tenemos que saber explicar. Parece que en el baloncesto los entrenadores somos un poco guardianes de nuestro tesoro. Ese tesoro hay que sacarlo poco a poco, hacerlo accesible y que la gente disfrute de un partido de baloncesto no solo con una bufanda. ¿Quiero que gane el equipo de mi hijo? De acuerdo, pero también puedo disfrutar con dos o tres rivales que están jugando muy bien.

Le metes mucho humor...

Intentamos, y también referencias a la cultura popular, como películas o música. Algo que sea un poco más digerible. Pero el humor te lo tienen que comprar. Puedes soltar una gracia, pero si no gusta no vas a ningún sitio.

 

¿A veces nos quedamos en la canasta, en el espectáculo puro y duro?

A mí me gusta hacer vídeos sin ningún mate, sin ningún alley oop, incluso sin ningún triple... Me gusta hacer un vídeo con emociones, sentimientos, comunicación, bloqueos, un detalle defensivo que me ha gustado... Porque el baloncesto es tan rico que me molesta cuando veo partidos, sobre todo de cantera, en los que parece que solo importa meterla. ¿Por qué no vas a aplaudir una jugada bonita aunque no termine en canasta? ¿Por qué el uyyy... y no el aplauso?

El truco de meterte en la pantalla para analizar una jugada llegó hasta la TNT. ¿Impresiona que gente como Shaquille O'Neal y Charles Barkley elogien tu trabajo?

Sí. Fue un momento importante en la tele y mucha gente me para por Madrid para recordármelo y preguntarme si Barkley es mi amigo. No, no es mi amigo, no lo conozco de nada... Yo vi que uno de ellos, Kenny Smith, se había metido en la pantalla para explicar algo. Yo también me metí y expliqué un par de jugadas de fondo y de banda de Brad Stevens con su porqué... Funcionó bien. También Guillermo Jiménez y Antoni Daimiel me dieron mucha cancha y les estoy muy agradecido.

Has puesto de moda el término boxscorismo, ¿miramos demasiado las estadísticas?

Totalmente. Yo incluso lo peleo con padres de los compañeros de mi hijo. Las aplicaciones que siguen podrían ser más ricas. Podrían contar cuántas veces los niños se tiran al suelo a por un balón, cuántas veces se le da la mano al rival... porque al final estadísticamente nos vamos a los puntos. Incluso cuando ya se ha cerrado el acta porque el reglamento lo dice así hay padres que siguen contando. Estoy en contra del Box Score si lo vamos a leer solo numéricamente y solo egoístamente. En un partido de baloncesto pasan muchas cosas. ¿Hay que darle importancia al que mete 30 puntos? Sí, tiene su mérito y su talento, pero son doce jugadores o jugadoras y todos aportan su granito de arena. Cuando veo un partido de baloncesto quiero huir del boxscorismo, que la estadística no me condicione. Hoy en día parece que lo tenemos que consumir todo de forma instantánea. Piensas que si has visto la estadística has visto el partido y no es así, solo ves numéricamente algo del partido, pero no cómo se ha desarrollado... Mira el partido y disfruta de él. Disfruta del baloncesto.

EntrevistaPitiHurtado3Piti Hurtado en el polideportivo La Luz de Tres Cantos.

¿Y se mira demasiado también a la NBA?

Sí. Se mira mucho porque es el mejor baloncesto. Lo mismo que la Champions League se mira más que la Tercera Regional. Es un baloncesto distinto, pero no compro el dicho de que en la NBA son todos egoístas. Yo veo mucha NBA y veo momentos egoìstas y otros muy altruistas, veo equipos que quieren jugar en colectivo y otros que no, veo equipos que no se esfuerzan y otros que sí. Lo mismo que puedo ver en cadete femenino en la Comunidad de Madrid, equipos que trabajan muy bien en colectivo y otros que no. Hay jugadores de la NBA que son un ejemplo perfecto para muchos de los nuestros. Cada competición tiene su reverso positivo y el negativo. Me gusta que los niños no vean solo lo que hace Harden, me gusta que vea lo que hace Marcus Smart, que es un suplente de Boston Celtics que defiende muy bien; me gusta que vean que los Warriors no solo tiran triples de nueve metros sino que pasan muy bien el balón y juegan mucho sin balón... Los entrenadores inteligentes saben que en la NBA hay cosas que valen para enseñárselas a sus jugadores. Como ellos miran más a Lebron y a Curry que a Paula Palomares vamos a utilizar la NBA, pero también vamos a hablarles de Paula Palomares o de jugadores y jugadoras que están más cercanos.

Me lo has puesto en bandeja con Paula Palomares, ¿es importante que las niñas también tengan sus referentes?

Mucho. Es fantástico lo que está pasando, pero tenemos mucho camino por delante. Para mí el camino pasa por lo que están haciendo los medios y las federaciones, pero también por que nosotros, los aficionados, compremos entradas para ver el femenino. Lo que pasó hace unos días en el WiZink fue fantástico, un momento espectacular... Ahora quiero ver a la mitad de ese público pagando por ver a las chicas. El deporte femenino tiene la misma importancia que el masculino. Vamos a intentar seguir hablando de ellas no solo para formar jugadoras y deportistas sino también aficionados que quieran verlas... porque juegan muy bien. En femenino hay menos mates, pero hay detalles muy interesantes, iguales o incluso mejores que en el masculino. Yo soy el primero que me tengo que asomar más al femenino.

¿Dónde estás más cómodo, en un banquillo o en un plató de televisión?

En un banquillo claramente. En un plató tienes que intentar explicar muchas cosas en poco tiempo. Siempre me voy del plató pensando que no he dicho ni la mitad. En la cancha me siento mucho mejor. En Venezuela, en Cáceres, en la Copa del Rey... Para mí la cancha es mucho más.

Has dicho que Daimiel es uno de los referentes en el terreno de la comunicación, pero ¿quiénes lo son como entrenadores?

Alfred Julbe me ayudó mucho en mis inicios, es un gran maestro, y actualmente veo a Pablo Laso como otro entrenador de referencia. También me gusta ver que su padre, Pepe Laso, sigue en activo a su edad [80 años] formando jugadores, sin entrenar equipos, sin el ego de ganar, solo formando individualmente. Y siempre he leído mucho a Phil Jackson.

 

 

 


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2
  • 3

Publicaciones

  • 1
  • 2
  • 3

Protagonistas

  • 1
  • 2
  • 3