Aid&Credit Asisa Baden GANT Gest Now Players NBN23 Ribe Salat Spalding Sport Pulse Marco Aldany

El baloncesto crece en Brunete

Escuelas FBM. BruneteA veces hay que echar una mano, un impulso para arrancar. En 2011, el Ayuntamiento de Brunete contactó con la FBM para fomentar el baloncesto en el municipio. Así surgió la Escuela de Baloncesto de la FBM de Brunete, que ha registrado un crecimiento espectacular. De los cinco niños que llegaron en los primeros días, se pasó a 10 a finales de 2011, 22 al año siguiente y 50 en este año 2013. La escuela garantiza diversión y formación, y sus puertas siempre están abiertas.

 

Con la desaparición del último club local, en 2009, Brunete (una localidad de 10.000 habitantes) se quedó sin baloncesto. Dos años después, el ayuntamiento recurrió a la Federación de Baloncesto de Madrid para comenzar de cero. "Nos pidieron que nos hiciéramos cargo del baloncesto y llegamos a un acuerdo para montar la escuela", comenta Borja Castejón, director técnico de la FBM, quien recuerda que "los comienzos fueron difíciles, con solo cuatro o cinco niños, pero después de hacer una captación por los dos colegios de la localidad, el Batalla de Brunete y el Ágora, conseguimos hacer un primer grupo de 10 o 12". Ese 'trabajo de campo' en los colegios ha sido esencial en estos tres años. Empezó el primer entrenador de la escuela, Iván de Francisco, y en enero de 2012, se unió Roberto Enríquez, un clásico del baloncesto en la localidad.


Los jugadores pasean el nombre del municipio.

Entre los dos llevan el día a día de una escuela que ha crecido al mismo ritmo que los niños. En la temporada 2012-13, ya había 22 chavales, repartidos en dos equipos. En la temporada 2013-14, hay cuatro equipos: infantil, alevín A, alevín B y benjamín. Y no solo se crece por arriba, también por abajo con la incorporación de una escuela de babybasket en el colegio Ágora. En total, bajo el manto de la Escuela FBM de Brunete hay 50 niños, diez veces más que al principio.

Los equipos entrenan en el polideportivo municipal José Ramón de la Morena dos días por semana, martes y jueves, en dos turnos, de 18:30 a 19:30 h. y de 19:30 a 20:30 h., y solo hace falta acercarse a los entrenamientos para comprobar los objetivos de la escuela. "Formar a los niños y, sobre todo, que se diviertan y pasen un buen rato. Es la mejor manera de que se apunten cuantos más mejor y vean que este deporte puede ser una buena alternativa. El plazo de inscripción siempre está abierto. De hecho, esta semana (la primera de noviembre) se han apuntado dos infantiles", dice Roberto Enríquez. El entrenador, que fue jugador y técnico de los dos clubs locales, Pueblo de Brunete y Polideportivo Brunete, asegura que "desde que ha llegado la Federación todo está mejor organizado y los niños, más contentos".


Iván de Francisco charla con los benjamines durante el entrenamiento.

Pero el trabajo no se reduce a los entrenamientos. Iván de Francisco insiste en la labor de captación en los colegios: "Es fundamental. Solemos ir dos o tres veces a principios de cada temporada. Pasamos por todas las clases y damos un entrenamiento de una hora para que sepan de qué va, que descubran el baloncesto y vean si les apetece probar. Si les gusta, les decimos que se pasen por aquí, que prueben una o dos semanas y si quieren seguir, se quedan con nosotros. La verdad es que cuando llegan, se van muy pocos. Debe ser que les gusta...". Por eso, Borja Castejón apunta que "la clave está en el trabajo de los entrenadores. Por mucho que traigas a un niño, si no se lo pasa bien cuando entrena, no vuelve".

En la escuela la diversión convive con la formación, siempre adaptándose a la edad y la experiencia del niño. "Con los que están empezando no puedes trabajar conceptos muy técnicos. Hay que enseñarles más con juegos. Luego hay chavales que ya llevan tres años y te exigen más", explica Iván de Francisco. Además del buen ambiente, en la escuela hay estímulos añadidos como las salidas al Palacio de los Deportes de la Comunidad para ver partidos de Liga Endesa del Real Madrid o, el pasado verano, el amistoso España-Francia, en el que los chicos aprovecharon para hacer fotos con sus ídolos.


Un grupo de jugadores con la selección cadete de Madrid, que entrenó en Brunete.

El porcentaje de niños-niñas está equilibrado: alrededor del 50 por ciento. "Este es un pueblo muy de fútbol, como casi todos, -dice Roberto-, y es complicado hacerle la competencia, pero no a todos los niños les gusta el fútbol. Poco a poco, el baloncesto les va motivando". Iván apunta que "en el caso de las niñas, aquí solo hay gimnasia rítmica, y muchas se vienen con nosotros a jugar al baloncesto". Hay margen de crecimiento en Brunete, y también fuera porque algunos chavales llegan desde otras localidades cercanas sin baloncesto, como Sevilla la Nueva, Quijorna o Chapinería.

La filosofía de la Escuela de Brunete es similar a la que tiene la otra escuela de la Federación de Baloncesto de Madrid, situada en el CDM Fernando Martín de Madrid: formación y diversión para los chavales con un coste muy razonable para sus familias. Los equipos de la escuela compiten en la Liga DEUCO, contra conjuntos de otros municipios cercanos. Aunque no es el principal objetivo, la competición es uno de los termómetros de la escuela. Los técnicos recuerdan que el primer año se perdieron todos los partidos. Ahora el nivel ha subido, en general pero sobre todo en los alevines. Para el futuro no se descarta nada. Como dice Borja Castejón, "ahora, el objetivo es trabajar con ellos y que sigan creciendo, pero si en el futuro los niños que llevan más tiempo con nosotros tienen más nivel y  la Liga DEUCO se le queda pequeña se podría federar algún equipo". Ya han surgido talentos aislados y, en ese caso, la escuela les ha ayudado a dar el salto. "Si vemos que un niño o una niña progresa mucho y esto se le queda corto, le invitamos a algún club cercano. Sucedió hace dos años con una niña que invitamos a Villanueva de la Cañada para que continuara allí su progresión", recuerda el director técnico.


Con Marc Gasol, tras el España-Francia del pasado verano en el Palacio de los Deportes.

Se marcha el que quiere o el que lo necesita, pero cumplir años no significa abandonar la escuela. "Hemos crecido en edad. Este año lo más alto que tenemos es infantil. Nuestra idea para la próxima temporada es incorporar cadete y junior. Y un sueño es tener un senior con gente de aquí, de Brunete, y tener así el ciclo completo, desde senior hasta benjamín", comenta Borja Castejón. ¿Y si la escuela sigue creciendo al mismo ritmo? Todavía hay un cierto margen de maniobra, ya los equipos entrenan a lo ancho del pabellón y de las tres pistas queda libre una. "El ayuntamiento siempre nos ha apoyado y, por ahora, hemos tenido todo lo que necesitamos. Ojalá en tres o cuatro años tengamos problemas de instalación. Eso significará que estamos creciendo mucho".

 

LOS EQUIPOS

 
Equipo infantil con Roberto Enríquez al frente.


Alevín A.

 
Alevín B, entrenado por Iván de Francisco.

 
El equipo benjamín.


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2
  • 3

Publicaciones

  • 1
  • 2
  • 3

Protagonistas

  • 1
  • 2
  • 3