logo 10 Radio logo Aid&Credit logo Asisa  logo Baden  logo Gant  logo GestNow Players logo Osiberia logo Puleva  logo Ribé Salat   logo Spalding

El futuro salta a la cancha
La FBM rompe récords: ¡2.008 equipos!
Guía de Primera Nacional femenina 2017/18
Arrow
Arrow
Slider
El futuro salta a la cancha
La FBM rompe récords: ¡2.008 equipos!
Guía de Primera Nacional femenina 2017/18
Liga Free Basket, deporte a medida
Arrow
Arrow

Horarios Resultados FBM

Estadisticas en directo

minibasket2

Logo DiaMini17 pq

Banner CopaPuleva17 pq

El HM Torrelodones aprende a sufrir (ganando)

20161211 PJ1Con medio equipo nacido en el año 2000 (¡niñas de 16 años jugando en Primera Nacional!), lo del HM Torrelodones tiene especial mérito. Las torresanas se hacen mayores cada fin de semana y el domingo, en el final del puente, tuvieron uno de sus exámenes más duros. La sexta victoria llegó por 68-75 después de dos prórrogas y frente a un CDV Gestoría Rueda que puso sobre la pista su habitual intensidad. El HM Torredones comenzó por delante (0-5, 10-17), pero las vallecanas remaron hasta ponerse a su altura. El duelo, interminable e igualadísimo, lo decidió Alba Sanchez-Ramos (en la imagen) con cinco puntos y una asistencia en los minutos finales.

 

 

CDV Gestoría Rueda 68 (10+16+19+10+9+4): Paula Carabaña, Ángela Bachiller, Almudena Viñas, Alicia Bartolomé, Vanesa Illidge -cinco inicial- Raquel Serrano, Lydia Arias, Raquel López, Teresa Valdivielso, Raquel Martín, Ana González e Irene Arroyo.

HM Torrelodones 73 (17+12+14+12+9+9): Helena Roldán, Dragana Balde, Alba Sánchez-Ramos, Aída Muñoz, Beatriz Mateo -cinco inicial- Claudia Montesinos, Lara Ferrer, Pilar Platas, Georgina Varela, Tamara Herrera y Nuria Gómez.

Árbitros: Martín y Marino.

Antes de empezar el partido, se guardó un minuto de silencio en memoria de la madre de Laura Rodríguez, jugadora del HM Torrelodones.

20161211 PJ2Un contra culminada por Beatriz Mateo supuso la primera canasta del partido a favor de un HM Torrelodones que comenzó bajo la norma del baloncesto más sencillo (y el más eficaz): robar y volar hacia el aro contrario. Enfrente, el CDV se veía obligado a un juego más estático, moviendo el balón en torno a la zona. Los intentos de las vallecanas llegaban casi siempre desde lejos, y sin acierto. En cambio, el triple de Aída Muñoz amplió la ventaja de salida hasta 0-5. Las torresanas eran más rápidas pero también pecaban de precipitación, lo que hizo que ese parcial no aumentara. Es más, Ángela Bachiller aprovechó el arma de su rival, la velocidad, para estrecharlo. El resto del primer cuarto estuvo marcado por los errores en el tiro, de un equipo y del otro, desde lejos y desde cerca... aunque salpicado por detalles de calidad a cargo de Dragana Balde, Helena Roldán o la rapidísima Ángela Bachiller hasta que tuvo que retirarse momentáneamente con molestias en una rodilla. El 10-17 del primer cuarto reflejaba la ligera superioridad torresana, pero también que el partido no tenía dueño.

Los intentos de CDV no entraban (algo habitual durante todo el partido) y Helena Roldán lo aprovechó para ampliar la renta al comienzo del segundo asalto, aunque enseguida Teresa Valdivielso dejó las cosas como estaban. El CDV se resistía a quedarse atrás, como confirmó Alicia Bartolomé desde lejos. Las vallecanas afrontaban el segundo cuarto con un plus de intensidad, sobre todo en defensa, y Davor Matkovic dio por terminado el descanso de Dragana Balde. Porque el partido seguía vivo. La penetración de Valdivielso significó el 16-21 a 6:21 para el descanso. El CDV intentaba acercarse y el HM Torrelodones impedirlo, lo que dio como resultado un choque cada vez más intenso y apretado: 26-29 tras la primera mitad.

La segunda parte se presentaba más que interesante, sobre todo tras el 28-29 de Almudeña Viñas, enseguida anulado, eso sí, por un triple de Alba Sánchez-Ramos. Ante la enorme calidad de la jóvenes jugadoras torresanas (Sánchez-Ramos firmó poco después el 28-34 en una acción individual), el CDV oponía intensidad y movimiento. Y también riesgo, como en el 30-34 de Bartolomé. A 5:39 para el final del tercer cuarto, llegó el empate a 34, obra de Bachiller.  La intensidad del encuentro provocaba muchos nervios en los dos equipos, y estos demasiados errores cara al aro. Al terminar el tercer periodo, las vallecanas, más expertas, mandaban por un mínimo 45-43 en medio de un partido trepidante, casi roto, con mucho contacto y penetraciones a lo loco en busca del 2+1.

20161211 PJ3Helena Roldán conduce un ataque del HM Torrelodones.

El CDV había ido de menos a más, pero le quedaba el último periodo ante un HM Torrelodones fiel a su idea de apostar por la juventud (al mando de las operaciones estaba Claudia Montesinos, otra jugadora nacida en el año 2000). La tensión se reflejó en las dos primeras posesiones, agotadas, y aumentó con el empate a 45, de Montesinos. Con demasiados errores en el tiro, la clave estaba en el rebote, en disponer de más opciones. Los desajustes bajo el aro provocaron el inmediato tiempo muerto del técnico local, Santos Trujillo. A 5:55 para el final se mantenía la emoción (47-47), pero las vallecanas encadenaron un parcial de 4-0 que esta vez llevó a Matkovic a parar el crono.

Los últimos minutos de ese cuarto periodo fueron un emocionante pulso entre la intensidad de las vallecanas y el atrevimiento de las jóvenes jugadoras del HM Torrelodones (Alba Sánchez-Ramos, Montesinos...) con máxima igualdad en el marcador: 55-55 a 1:07. En ese último minuto, el CDV disfrutó del balón, pero no acertó y el partido se fue a la primera prórroga: más lucha sin cuartel bajo los tableros, más emoción, más ocasiones erradas... Vanesa Illidge puso en ventaja a su equipo, pero Dragana Balde dio la vuelta al marcador (57-59 a 2:24). El CDV volvió a lanzarse a por el aro pasara lo que pasara y la prórroga llegó al último minuto con otro empate, a 61. Alba Sánchez-Ramos anotó dos tiros libres y, poco después, Montesinos uno: 61-64 con 15 segundos por delante. El triple de Viñas, nada más sacar, forzó el empate a 64, y la defensa vallecana frenó el último ataque del HM Torrelodones. ¡Otra prórroga! El marcador no volvió a moverse hasta 1:53 para el final, cuando Alba Sánchez-Ramos transformó un triple que desatascó el encuentro y, al mismo tiempo, lo puso de cara para su equipo. Ella misma sirvió a Nuria Gómez el 64-69 y, ya en el último minuto, firmó el decisivo 66-71. Con más fondo físico (y también más sangre fría), la juventud del HM Torrelodones pudo con la intensidad del CDV en un partido que quizá no fue el mejor, pero sí uno de los más igualados y emocionantes.

20161211 PJ4El banquillo del HM Torrelodones celebra una canasta, ya en la segunda prórroga.


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2

Publicaciones

  • 1
  • 2

Protagonistas

  • 1
  • 2