Los infantiles rematan el triplete del Madrid

Por segundo año consecutivo, el Real Madrid completó la triple corona en los Campeonatos de España: júnior, cadete e infantil. El equipo infantil, dirigido por Alberto Muñoz, no solo remató ese logro en Marín sino que amplió el dominio de los blancos en esta categoría a cuatro años consecutivos. La final ante el Barcelona comenzó muy igualada (16-17, 28-27...), pero se rompió al comienzo de la segunda mitad con un parcial de 10-0 en tres minutos. A partir de entonces, los blancos impusieron su dominio reflejado en las cifras de Eli John Ndiaye, MVP de la final con 24 puntos y 15 rebotes. Al final, 79-49.

 

REAL MADRID 79 - BARCELONA LASSA 49

Estadísticas

Los primeros puntos del partido, de Eli John Ndiaye, fueron un aviso del potencial del Real Madrid, aunque su rival no iba a ser fácil de batir como demostró enseguida el triple de Pol Ruiz. A los cuatro minutos de juego, el Barcelona mandaba por 4-6 gracias a su atrevimiento, sin cortarse en ningún momento ante la superioridad física de los blancos. Pero el Madrid no solo era físico. También tiró de inteligencia y picardía para empatar por medio de Harold Santacruz. El resto del primer cuarto estuvo marcado por una igualdad casi absoluta. Si Ab Sediq Garuba adelantaba a los blancos, Pol Puig y Aaron Ganal remontaban, y Jorge Rosón volvía a empatar... Un primer periodo vibrante y cada vez más intenso que se cerró con mínima ventaja azulgrana: 16-17.

Ess equilibrio se mantuvo al comienzo del segundo cuarto (18-19 a 7:37, 20-21 a 6:15...) aunque Garuba, Ndiaye, Núñez y compañía apretaron las tuercas tanto en defensa como en ataque, lo que se tradujo en más faltas en el bando azulgrana. Sin embargo, el Barcelona seguía desplegando sus recursos ofensivos y la polivalencia de sus jugadores, lo que permitió mantenerse por delante (con mínimas ventajas) hasta que Ndiaye empató a 23. A partir de ahí, más empates para llegar al descanso con 28-27 gracias a un 2+1 cobrado por Rosón.

La brecha se abrió por fin al comienzo del tercer periodo gracias a un parcial de 10-0 en apenas tres minutos. La presión en todo el campo y el acierto del ataque (triplazo incluido de Juan Núñez) desniveló la final cuando todavía quedaba casi medio partido. Aunque los azulgrana intentaron asomar la cabeza, Ndiaye llevó a su equipo hasta el +12 (40-28). Marc Bataller quiso resistir con un triple y Juan Vaquero respondió con otro... Así, la ventaja blanca se fue ampliando poco a poco (49-31, 58-33... ) para llegar al último cuarto con  62-35  tras una espectacular acción individual de Garuba. La final ya estaba en poder del Real Madrid pese a que Pol Ruiz abrió el marcador del último acto. Enseguida apareció Ndiaye para despejar las posibles dudas. Aunque la diferencia superaba los veinte puntos (64-41, 68-43...), el Barcelona no bajó los brazos, lo que permitió seguir disfrutanto con el talento de los dos equipos. Con el paso de los minutos, los azulgrana intentaron tomar velocidad a base de triples, sin resultado. El Madrid, invencible esta temporada, controló perfectamente el partido con un Ndiaye demoledor y encadenó su cuarto título infantil consecutivo.

 

 


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2
  • 3

Publicaciones

  • 1
  • 2
  • 3

Protagonistas

  • 1
  • 2
  • 3