Rivas gana con pocos puntos y mucha emoción

A la carta más baja. El Rivas Parque Sureste, actual campeón cadete, superó al Real Canoe por 34-41 en un encuentro marcado por el trabajo defensivo de los dos equipos. Pocos puntos, pero máxima intensidad y emoción. Pese a que las ripenses comenzaron por detrás, llegaron al descanso con +9 (13-22) y aguantaron los sucesivos intentos de un Canoe que llegó a ponerse a uno (21-22) mediado el tercer cuarto y a tres (34-37) a falta del último minuto. Con esta victoria, el Rivas Parque Sureste iguala las cuatro del Baloncesto Torrelodones y los equipos mandan en el grupo 1 al cierre de la primera vuelta.

 

Real Canoe 34 (6+7+9+10): Mónica Redondo, Ana Montero, Clara Feng Cebriá, Irene Antón, Rosa Redondo, Laura Bernardo, Patricia Pisonero, Ana Castán, María Suárez, Alicia Campillo y Laia Llorente.

Rivas Parque Sureste A 41 (11+11+10+9): Eva Redondo, Iara Bravo, Paula Terrazas, María Aránzazu Luquín, Paula Real, Pilar Rodríguez, María García, Nerea Mora, Honor Odion, Almudena Martín y Cristina Luquín.

Árbitros: Vanvolsem y Salso.

Tras la victoria del Baloncesto Torrelodones sobre el Brains el jueves, Canoe y Rivas aspiraban a alcanzar las cuatro victorias de las torresanas en un grupo 1 extraordinariamente igualado, que hasta la semana pasada tenía un cuádruple empate en cabeza incluyendo también al Femenino Alcorcón.

Ese equilibrio quedó patente desde los primeros minutos con fuertes defensas, traducidas en numerosos robos. Clara Feng Cebriá tuvo la ocasión de adelantar al Canoe, pero erró sus dos tiros libres y, poco después, su entrada desde el lateral se quedó corta. La que sí acertó desde la línea de tiros libres fue María Suárez, 2-0 cuando ya habían transcurrido dos minutos y medio de juego. Los dos equipos tenían problemas para anotar, pero más el Rivas Parque Sureste, con el camino a la pintura lleno de obstáculos. Y los lanzamientos exteriores tampoco querían entrar. Por eso el 2-0 se mantuvo hasta el ecuador del primer cuarto, cuando Paula Real y María García hilvanaron una contra perfecta. La falta de acierto no restaba intensidad al encuentro, todo lo contrario... Poco a poco, las ripenses empezar a leer mejor el partido, en especial Honor Odion, y cobraron una ligera ventaja (3-9) que mantuvieron al final del primer cuarto: 6-11.

20181028 PJ2Honor Odion, rodeada de jugadoras del Real Canoe.

La defensa continuaba protagonizando el partido, aunque en el segundo cuarto los dos equipos saltaron a la pista con una marcha más, mirando al aro directamente. Se trataba de  sorprender al rival, porque en estático, en el cara a cara, era casi imposible.De hecho María Martín amplió la ventaja visitante en otro contraataque. El Rivas Parque Sureste intentaba escaparse y el técnico local, Pablo Roldán, procuró evitarlo. Primero con el regreso a la pista de Laura Bernardo, que enseguida se hizo notar en la pintura, y después con un tiempo muerto. Su equipo llegó más y mejor, pero la bola no quería entrar. Enfrente, el Rivas sí sumaba (triple de María García) y la brecha creció hasta los diez puntos: 6-16. En pleno intento de reacción canoísta, un 2+1 de Paula Terrazas supuso el 8-19 y, poco después, ella misma firmó el 10-21. El partido llegó al descanso con 13-22 y Rivas más acertado, pero también con la sensación de que todo estaba en el aire.

20181028 PJ3Irene Antón intenta superar la defensa de Paula Real.

Esa sensación fue a más con la primera canasta del Canoe, nada más comenzar la segunda mitad. Impulsado por Irene Antón, el conjunto local buscaba la remontada. Una canasta a aro pasado de Clara Feng Cebriá recortó hasta 17-22 y Antón firmó el 19-22 con una contra de libro, reverso incluido, antes de que Víctor Ruiz detuviera el crono. El parcial creció hasta 8-0 (21-22) con otra canasta de Antón, que tuvo el empate desde el tiro libre, sin conseguirlo. Un oportuno triple de María García frenó la escalada canoísta y, al mismo tiempo, abrió otro arreón visitante. A 2:15 para el final del tercer cuarto, el Rivas Parque Sureste ya estaba otra vez diez arriba (21-31) tras el triple de Honor Odion, aunque el partido llegó al último con ocho de diferencia: 24-32. Las distancias se estrecharon aún más cuando Laura Bernardo atrapó un rebote en ataque, aunque el triple de Paula Real dio aire a un Rivas que debía emplearse a fondo en defensa para frenar la ofensiva local. Una ofensiva que hizo crecer el suspense (30-35 a 6:25) hasta los últimos minutos. Irene Anton hizo el 32-37 a 1:40 y Rosa Redondo dejó al Canoe a tres cuando quedaban 1:15. Emoción para un último minuto, en el que los tiros del Canoe no entraron, Rivas aguantó por delante y se llevó el partido por 34-41.

 

 


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2
  • 3

Publicaciones

  • 1
  • 2
  • 3

Protagonistas

  • 1
  • 2
  • 3