El Estudiantes infantil sufre para seguir invicto

Once victorias en once partidos. El mismo balance que el Fundal Alcobendas, que también venció con mucho trabajo en San Blas. El Movistar Estudiantes infantil femenino prolongó su racha al imponerse por 70-63 a un Rivas Parque Sureste que ya se destapó como uno sus grandes rivales en la primera fase. El primer partido de la segunda, en La Nevera, lo confirmó. Las ripenses resistieron los intentos de escapada de las colegiales y llegaron al final con opciones, aunque terminaron cayendo. Las colegiales siguen invictas, pero las cortas diferencias prometen emoción para esta segunda fase.

 

Movistar Estudiantes A 70 (18+15+21+16): Sara Baeza, Nuria Estrade, Jimena Vinuesa, María Rubio, Habtenesh Calvo -cinco inicial- Claudia Sanza, Eva Pradales, Manuela Rodríguez, Jimena Fidalgo, Marta Monroy, Gabriela Alcalá y Laura Raczka.

Rivas Parque Sureste A 63 (12+19+17+15): Sara Muñoz, Carolina Bravo, Laura Herreros, Zahira Arizmendi, Luna Álvarez -cinco inicial- Lucía Revenga, Carolina Bravo, Nerea Ortega, Queen Ikhiuwu, Estela Sánchez y Patricia Colás.

Árbitros: Diego y General.

20190113 PJ2Estudiantes y Rivas se enfrentaban por tercera vez en la temporada (las dos primeras con triunfo colegial) pocos días después de que muchas de sus jugadoras se proclamaran campeonas de España con la selección de Madrid.

El comienzo del partido demostró que los dos equipos se conocen de sobra, aunque María Rubio supo romper la defensa ripense para adelantar a las locales con un 2+1. Rubio y Habtenesh Calvo intentaban hacerse con el dominio de la pintura y así, el parcial de salida creció hasta 6-0 (tras la contra de Nuria Estrade) antes de que las ripenses recortaran desde los tiros libres. Ante el mejor juego interior del Estudiantes, las visitantes intentaron sorprender con velocidad, con ataques directos que, como mínimo, acababan en los tiros libres. Sin embargo, el triple de Claudia Sanza llevó a un 11-3 que provocó el tiempo muerto en el banquillo de Rivas. La diferencia llegó a +10 (13-3), pero los ajustes desde el banquillo, la aportación durante unos minutos de Queen Ikhiuwu y, sobre todo, la orientación del juego hacia el exterior (sin tantos referentes interiores en pista) permitiaron al Rivas Parque Sureste encadenar un parcial de 0-9, aunque el acierto exterior del Estu dejó el primer parcial en 18-12.

El segundo  comenzó igual, con más juego por fuera, aunque también con un interesante duelo en la pintura entre Gabriela Alcalá y Luna Álvarez. Nuria Estrade mantuvo la ventaja de su equipo (20-14) desde los tiros libres, aunque Lucía Revenga se coló enseguida para confirmar la igualdad del encuentro. El regreso a pista de Habtenesh Calvo dio más solidez al Estudiantes, lo que se reflejó en robos y salidas a la contra. El segundo cuarto fue menos vistoso que el primero, pero más intenso y casi siempre con ventaja colegial. Con Calvo como punta de lanza, las locales se pusieron en +11 (28-17), provocando un nuevo parón en el banquillo ripense. Había que arriesgar y los dos triples de Carolina Bravo, el robo de Zahira Arizmendi o la fuerza de Luna Álvarez bajo el aro sirvieron para dar la vuelta al marcador: 30-31. Al descanso, 33-31 y todo en el aire.

20190113 PJ3María Rubio intenta superar la defensa de Zahia Arizmendi.

En la segunda mitad, el ritmo del juego creció todavía más. El Estudiantes comenzó más acertado desde fuera, con un 5-0 que le dio oxígeno. Las colegiales llevaban la iniciativa gracias a su sólida defensa, a veces desde la línea de mediocampo, y a la efectividad en ataque, pero las ripenses supieron mantenerse en el partido arriesgando desde lejos, como en el triplazo de Arizmendi (42-40) o el rebote arañado por Luna Álvarez, el 44-42. Intenso a más no poder, el partido llegó al último periodo con 54-48. La defensa colegial volvió a hacer de las suyas dificultando los acercamientos de un Rivas Parque Sureste que pronto empezó a jugar con el tiempo en contra. El técnico visitante, Samuel Villaseca, reforzó el juego interior Queen Ikhiuwu y el 56-51 de Lucía Revenga con más de seis minutos por delante, confirmó que las ripenses todavía estaban en la pelea, pero un parcial de 5-0 devolvió el +10. Las visitantes buscaron una nueva remontada y se acercaron hasta los cuatro puntos (67-63 a 45 segundos), aunque María Rubio hizo sobre la bocina el definitivo 70-63. Después llegó el reencuentro de las campeonas de España, incluido gran parte del cuerpo técnico que se acercó a La Nevera.


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2
  • 3

Publicaciones

  • 1
  • 2
  • 3

Protagonistas

  • 1
  • 2
  • 3