logo 10 Radio logo Aid&Credit logo Asisa  logo Baden  logo Gant  logo GestNow Players logo Osiberia logo Puleva  logo Ribé Salat   logo Spalding

El Real Madrid gana por agotamiento

En el minuto 28, el Real Madrid júnior perdía por tres puntos ante el HM Torrelodones (50-47); diez después mandaba por 21 (56-77)...y de ahí al definitivo 62-82 hubo poca historia. Con ese racha demoledora, que rompió la resistencia de su rival, los blancos demostraron el potencial de su plantilla (pese a las ausencias de Usman Garuba, Mario Nakic y Ziga Samar) y sumaron su sexta victoria consecutiva en lo que va de liga. Las torres blancas, en especial un Heritier Ngalamulume que anotó 24 puntos, fueron demasiado para un Torrelodones que, eso sí, plantó cara durante media hora al principal favorito de la categoría.

 

 

 

HM TORRELODONES A 62 - REAL MADRID 82

HM Torrelodones A 62 (19+17+14+12): Adam Somogyi, Gleb Zhilin, Jaka Prevodnik, Óscar Jiménez, Junior Tshunza -cinco inicial- Enrique Lázaro,  Nicolás Miret, Jaime Echeita, Hrabar Matic, Pedro López, Jaime Queralt-Lortzing y Jorge Sánchez-Ramos.

Real Madrid 82 (19+16+21+26): Heritier Ngalamulume, Kareem Queeley, Jorge Mejías, Boris Tisma, Amar Sylla -cinco inicial- Jorge Viejo, Diego de Blas, Carlos Unanue, Golden Dike Egun, Jan Patrick Pantzar.

Árbitros: Alba y Guerrero.

20171105 PJ2El partido comenzó con un mate de Amar Sylla tras asistencia de Kareem Queely, la primera muestra del enorme poderío físico del Madrid. Pero el HM Torrelodones no se dejó asustar tan pronto y, al minuto y medio de juego, mandaba por 7-4 tras la contra culminada por Óscar Jiménez. Los locales combatían a las torres del Madrid con Junior Tshunza bajo los tableros, pero también con la movilidad de Jiménez o Jaka Prevodnik. Eso en el apartado individual; en el colectivo, estaba la defensa, tan intensa como efectiva.

Bajo los tableros se producían un choque de trenes tras otro, algunos con falta incorporada. Como la que sacó Heritier Ngalamulume para recortar distancias. A 6:40, el marcador registraba un empate a 7 y esa igualdad se reflejaba sobre la pista, con los dos equipos empleando todas sus armas, sin guardarse nada, ni siquiera tiempo en ataques, sobre todo en un HM Torrelodones con mucho que ganar y poco que perder. El primer cuarto se cerró con empate a 19 y todo el músculo de Madrid sobre la pista.

Con Heritier Ngalamulume y Golden Dike Egun juntos, la pintura del Madrid era infranqueable, pero a los blancos también les costaba superar la defensa torresana. Por eso al comienzo del segundo periodo el avance del marcador se ralentizó, siempre dentro de una igualdad casi absoluta (Ngalamulume hizo el 21-21 a 7:25 para el descanso). Además, los dos equipos demostraban su gran capacidad de rotación. Eso sí, en el juego interior el Madrid tenía más donde elegir, y la tercera falta de Tshunza significó un importante hándicap para los torresanos. Ngalamulume (2,01 m., 95 kg.) lo aprovechó para adelantar a su equipo (23-25), aunque, una vez más, llegó la reacción local, esta vez en forma de 5-0. Javier Juárez volvió a recurrir a Dike Egun, esta vez junto a Amar Sylla, y a un tirador como el cadete Boris Tisma... pero Enrique Lázaro logró que los locales llegaran al descanso con ventaja: 36-35.

Una penetración de Carlos Unanue abrió el marcador de la segunda mitad. El técnico local, Daniel Gómez, arriesgó devolviendo a la pista a Tshunza, porque había que jugársela ante un Madrid con más movilidad y verticalidad que en el primer periodo. Los locales también forzaron la máquina en el tiro, como en el 39-38 de Jaka Prevodnik desde más allá de allá de la línea de tres, y en defensa, lanzádose a por cada balón... Otro triple, de Gleb Zhilin, supuso el 42-38 e hizo levantar al banquillo torresano, aunque poco después el determinante Ngalamulume enlazó un 4-0 (mate incluido). El partido seguía vivo con el 44-42 a 5:07 e incluso con el 50-56 al final del tercer cuarto tras un parcial de 0-9 gracias a los aciertos consecutivos de Jorge Viejo, Ngalamulume y Diego de Blas (dos).

20171105 PJ3La defensa del HM Torrelodones rodea a Golden Dike Egun.

Los blancos aprovecharon esa inercia al comienzo del último surtiendo de balones a Ngalamulume y Sylla. Enfrente, Tshunza hacía lo que podía, pero, poco a poco, la brecha comenzó a abrirse. El 52-63 a 7:51 (triple de Jan Patrik Pantzar) provocó el tiempo muerto de Dani Gómez. El partido estaba muy cuesta arriba, pero el inmediato mate de Tshunza supuso una inyección de moral para los locales, y, poco después, llegó la penetración del esloveno Prevodnik... Fue el último arrebato. El paso de los minutos (56-70 a 5:00, 56-77 a 2:32...) dejó el encuentro en manos del Real Madrid, aunque los primeros 30 también dejaron un puso de duda. ¿Estará la liga más igualada de lo que parece?

20171105 PJ4Carlos Unanue avanza hacia la canasta final ya en los compases finales.

 

 


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2

Publicaciones

  • 1
  • 2

Protagonistas

  • 1
  • 2