logo 10 Radio logo Aid&Credit logo Asisa  logo Baden  logo Gant  logo GestNow Players  logo Puleva  logo ribesalat   logo Spalding

Móstoles se lleva un vibrante duelo del sur

Apuntaba a partidazo y lo fue... El primer duelo de la temporada entre el Fuenlabrada A y el SBA Ciudad de Móstoles, dos de los candidatos a estar en la fase final cadete (dentro de una categoría muy igualada, quizá con la única excepción del invicto Real Madrid A) fue un auténtico choque de trenes que solo se decidió en la prórroga por un punto: 91-92. El partido comenzó con ventaja mostoleña gracias a su poder interior, pero el Fuenla lo volteó a base de triples (14 en total, 8 en la primera parte) hasta el punto de escaparse veinte arriba (49-29). Sin embargo, en la segunda mitad, el Ciudad de Móstoles combatió con las mismas armas y, combinado el dominio del rebote con más riesgos en defensa y en el tiro, remontó para forzar la prórroga y llevarse el partido.

 

FUENLABRADA A 91 - SBA CIUDAD DE MÓSTOLES 92

Fuenlabrada A (21+28+17+15+10): Marcos Taeño, Rodijs Macoha, Antonio Higes, Juan Pasarón, Mario Muñoz -cinco inicial- Miguel Mateo, Sergio Sanz, Adrián Cruz, Álvaro Cabezas, Jesús Mateo, Sergio Molano.

SBA Ciudad de Móstoles (15+16+24+26+11): Rodrigo Pérez, Iván Martínez, David Tarifa, Christ Zacharia Sanka, Abdou Manneh -cinco inicial- Jaime Corrales, Héctor Aroca, Nikel Pistoljevic, Gonzalo Muñoz, Dbacar Mbye y Sergio González.

Árbitros: Juanpe y Carrillo.

Después de las tres primeras jornadas del grupo A, el Fuenlabrada y el SBA Ciudad de Móstoles marchaban a espaldas del  Real Madrid con el mismo balance (2-1) y se jugaban escoltar en solitario al gran favorito de la categoría. Los mostoleños llegaban a El Arroyo con un enorme potencial físico bajos los aros (Christ Zacharia Sanka, Babacar Mbye...) como principal argumento que oponer a la intensidad de un Fuenla dirigido desde el banquillo por Nacho Rodilla.

20180204 PJ2Sergio Sanz, Abdou Manneh y Antonio Higes, pendientes del rebote.

Precisamente, Sanka abrió el marcador en el primer ataque del partido y se encargó de poner el 4-0 poco después. Al comienzo, el Fuenlabrada parecía incapaz de frenar a un Ciudad de Móstoles que, aparte del músculo, estaba bien movido por Iván Martínez. La reacción local solo podía llegar desde lejos, y lo hizo mediante el triple (con suspense) del letón Rodijs Madoha. El partido pronto se convirtió en un pulso entre la verticalidad de los locales, buscando la sorpresa, y el potencial físico de los visitantes (mates incluidos), que, mediado el primer cuarto, mandaban por 5-8. Con las rotaciones de sus torres, el Ciudad de Móstoles amplió la ventaja hasta 5-12 antes de que el triple de Juan Pasarón certificara la resistencia fuenlabreña. Ahí comenzó el bombardeo. Otros dos triples, de Adrián Cruz y Mario Muñoz, y una contra de Macoha lanzaron a los locales hasta +7 (21-14), aunque Iván Martínez sumó un punto desde los tiros libres antes del primer bocinazo: 21-15 .

 

 

En el segundo periodo, los mostoleños volvieron a recurrir a Sanka como referente en la pintura, pero los locales seguían con la muñeca caliente desde la línea de tres como demostró Cruz, que, además, culminó una contra poco después, el 26-15. El rápido ritmo de juego favorecía a un Fuenlabrada muy agresivo en defensa, lo que también tenía su lado malo: las faltas. Rodilla tenía que dosificar las piezas, pero su equipo no parecía acusar las rotaciones, y otros dos nuevos triples significaron el 34-19 a 6:20 para el descanso. Bombardeando desde la línea de tres (¡hasta ocho triples en la primera mitad!), los locales llegaron a ponerse veinte arriba (43-23). Aunque el brutal mate de Mbye recordó que su rival seguía vivo, esa ventaja se mantuvo casi intacta al descanso: 49-31.

20180204 PJ3Babar Mbye y Rodijs Macoha chocan en el aire.

La mejor defensa es un buen ataque y el Fuenlabrada mantuvo la misma intensidad al comienzo del tercer cuarto. Como estaba claro que con la fuerza de sus pívots no era suficiente, el Ciudad de Móstoles empezó a utilizar las misma armas que su rival: verticalidad con los exteriores, fuerte defensa y tiro, como el arriesgado (pero acertado) triple del inagotable Iván Martínez. En la pintura, solo un interior nato porque ahora tocaba correr. Aunque el Fuenla encadenó otros dos aciertos desde fuera (57-38 a 5:59), los correcalles suelen favorecer al que va por detrás, en este caso a un Ciudad de Móstoles que recortó (57-45 a 3:46) y devolvió la emoción al partido. Aún más tras el triplazo de Iván Martínez desde su campo sobre la bocina del tercer periodo: 66-55.

El último periodo, intenso a más no poder, comenzó con los mostoleños prolongando su escalada a base de triples (66-63), aunque fue Mbye, desde dentro, quien dejó a su equipo a un punto. El Fuenlabrada  defendió su ventaja, pero siempre acosado por un Ciudad de Móstoles superior bajo los tableros que, a tres minutos para el final, estaba a dos puntos (74-72 tras el triple de Sanka) y, un minuto después, por delante tras el triple de Manneh. Y es que ya todos tiraban... El Fuenla aguantó la nueva ofensiva y el partidazo llegó al final de los cuarenta minutos con empate a 81. La prórroga arrancó con ventaja visitante, se volvió a igualar (90-90 a 1:50) y se decidió a favor de los mostoleños por un solo punto después de que el Fuenla perdiera la bola en su último ataque.

20180204 PJ4Los mostoleños celebran la victoria nada más acabar el partido.

 

 


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2
  • 3

Publicaciones

  • 1
  • 2
  • 3

Protagonistas

  • 1
  • 2
  • 3