El Estudiantes supera la prueba del SAGE

El Olímpico 64 Colegio Santa Gema no es el equipo de Liga Femenina 2 más alto ni el más fuerte, pero sí uno de los más correosos, un equipo de pequeñas que no se rinden nunca, al que siempre es difícil batir, sobre todo en su feudo del SAGE. El Movistar Estudiantes, uno de los favoritos de la categoría por nombre, historia y calidad, lo comprobó en la primera parte, cuando la pegajosa defensa local le complicó mucho la vida (12-6 en el primer cuarto, 20-20 al descanso). Solo poco a poco, y con mucho trabajo, las colegiales impusieron su superioridad para sumar su segunda victoria de la temporada por 37-51.

 

Olímpico 64 Colegio Santa Gema 37 (12+8+6+11): Susana Bacete, Beatriz Parada, Julia Rabadán, Cecilia Aldecoa, Esther Molinero -cinco inicial- Sara Ginés, Cristina Martínez, Paula Domínguez, Natalia Orejón, Irene San Andrés, Eva Zaragoza y Carmen Arteche,

Movistar Estudiantes 51 (6+14+12+19): Paloma Gomzález, Mariana González, Irene San Román, Paula Justel, Brianna Butler -cinco inicial- Lucía Gutiérrez, Laura Prats, Amaya Gastaminza, Aitana Cuevas, Cristina Mato, Nina Bogicevic y Andrea Alcántara.

Árbitros: Vázquez y Chacón.

La firme defensa del Olímpico 64 frenó los primeros ataques del Movistar Estudiantes, que empezó por detrás en el marcador (1-0) y, sobre todo, con muchos problemas para anotar. A favor de las colegiales estaba el rebote y gracias a él dispusieron de muchas más opciones que su rival. Pero la bola no quería entrar y a los tres minutos se mantenía ese 1-0 ante la desesperación del técnico visitante, Alberto Ortego. La que sí acertó fue Esther Molinero para ampliar la ventaja local. Con un pobre 3-0 a a los cinco minutos de juego, Ortego buscó soluciones con Nina Bogicevic... Tanto insistió el Estu que una falta sobre Mariana González supuso los primeros puntos desde los tiros libres. Sin embargo, el Olímpico 64 mantuvo la misma línea y con 6-2 a 3:15, Ortego tuvo que pedir el primer tiempo muerto. Su equipo mejoró, con un juego más alegre e incisivo, pero el primer cuarto terminó con 12-6 a favor del conjunto local.

20181014 PJ2Nina Bogicevic busca el pase defendida por Bea Parada.

Un robo+canasta de Irene San Andrés nada más empezar el segundo periodo confirmó que la defensa del Olímpico 64 seguía igual de pegajosa. Al Estudiantes no le valía solo la altura o la fuerza, tenía que buscar la velocidad, sorprender a la contra... Así, pillando a la defensa descolocada, Butler forzó la falta y cobró dos puntos más desde los tiros libres: 14-8 a 7:45. Y una contra fulminante de Laura Prats acercó aún más a las colegiales. Poco a poco, el Estudiantes comenzaba a leer el partido; un encuentro con más ritmo que al principio, con el mismo dominio visitante en el rebote, pero que mantenía una ligera ventaja local tras el 16-10 de Molinero. Una distancia que se fue acortando hasta que el triple de Irene San Román culminó la remontada: 16-16 a 3:20 para el descanso. La inercia colegial se prolongó hasta el 16-18 (parcial de 0-8), aunque el partido llegó al descanso en tablas: 20-20.

20181014 PJ3Irene San Andrés intenta colarse entre Brianna Butler y Paula Justel.

El Estudiantes intentó sacar más partido de su físico al comienzo del tercer periodo y el triple de Paloma González supuso tres puntos de ventaja, la máxima hasta ese momento. Las locales seguían arremetiendo contra la defensa colegial, pero esta vez era como chocar contra un muro, y la brecha no tardó en abrirse: 20-25. Ahora sí, el Estudiantes sacaba partido de su superioridad física. ¿Todo encarrilado? Aún no... Dos puntos de Susana Bacete confirmaron que el Olímpico 64 seguía resistiendo y, poco después, Sara Ginés y Bacete encontraron un  hueco entre la defensa colegial. El 26-32 con que se llegó al último cuarto confirmaba la superioridad del Estudiantes en el tercer cuarto, y su evidente mejoría, pero también mantenía el partido vivo. Todavía más con el parcial de 4-0 al comienzo del último, y la cuarta falta de Mariana González, Por eso el triple de Andrea Alcántara (30-35) hizo saltar al banquillo colegial y, poco después, una contra conducida por Prats lanzó al Estu hasta 30-38 con seis minutos y medio por delante. El partido ya se puso muy cuesta arriba para el Olímpico 64, que, fiel a su estilo, lanzó un último intento: 32-38 a 4:15. El Estudiantes, más fuerte y (ahora sí) con más acierto, aguantó y se llevó el partido por 37-51. Segunda victoria para las colegiales en un recinto siempre complicado y con otra nota positiva: el debut con el primer equipo de Cristina Mato (2002).

20181014 PJ4Natalia Orejón entra a canasta en uno de los últimos intentos del Olímpico 64.

 

 


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2
  • 3

Publicaciones

  • 1
  • 2
  • 3

Protagonistas

  • 1
  • 2
  • 3