Cursos On Line

Acceso plataforma Cursos OnLine

Inscripción en los cursos

Inscripción en los cursos de entrenador

Como ser Entrenador

Preguntas mas frecuentes

Cursos de Entrenador

Clinics

Del 1 contra 1 al juego colectivo

el .

ClinicNavidad2015 Foto1En el VI Clinic de Navidad, organizado por la Escuela de Entrenadores de la FBM con la colaboración del Ayuntamiento del Arganda del Rey y el CB Arganda, Cristino Menor (en la imagen), Jota Cuspinera y José Luis Pichel hablaron de táctica individual, de la distribución del espacio y de fundamentos individuales ante cerca de 250 entrenadores en proceso de formación. Fueron más de seis horas de clinic con algunas ideas clave como fomentar la creatividad de los jugadores y la integración de la técnica individual dentro del trabajo colectivo. "No olvidemos que el 1x1 está dentro de un 5x5", dijo Jota Cuspinera.

 

 

Cristino Menor, director deportivo del club Estudiantes de Lugo, centró la primera charla en el trabajo de la táctica individual desde el 1x1; un ejercicio básico en la iniciación para trabajar la toma de decisiones, aunque también con carencias como la falta de pase, algo que el técnico evitó iniciando siempre ese 1x1 con un pase a cargo de un tercer jugador. En los primeros ejercicios (con la colaboración de jugadores cadetes y sub'21 del CB Arganda), Menor puso el foco en la canasta como elemento para estimular la defensa: "Quién mete, ataca. A todo el mundo le gusta atacar, pero la única forma de hacerlo es tras una buena defensa".

El 1x1 exige que el jugador tome muchas decisiones, y la clave está en "saber si la que se ha tomado es buena o mala". El trabajo del entrenador se centra en distinguir si los posibles errores son técnicos o tácticos, en solucionarlos y en simular las situaciones reales de un partido. Así, Cristino Menor trabajó la fuerza, con un defensor empujando, antes de pasar al trabajo específico por puestos. Primero los bases, con el acento en la recepción y la verticalidad, y después, el alero, donde trabajó la recepción a una mano y la entrada a canasta.

ClinicNavidad2015 Foto2Jota Cuspinera y Cristino Menor protagonizaron la primera jornada del clinic.

Gran parte de la charla estuvo marcada por tres conceptos clave en el 1x1: la distancia, las puertas y la orientación. Desde la posición de triple amenaza, la creatividad del jugador acutúa como detonante. "El objetivo es crear, ver las puertas por donde puede entrar y castigar", sentenció. Y siempre manteniendo la iniciativa: "¿Qué hago si me dan distancia? Puedo tirar, pero solo si quiero. Que el jugador sea vertical, sí, pero sobre todo creativo". El tercer aspecto, la orientación, quedó claro con un símil deportivo: "Esto es como el rugby, un cuerpo a cuerpo en el que lucho por cada yarda". Esa comparación es aún más visible en el juego del poste, donde mantuvo la misma idea de puertas y distancias, mostrando formas de ganar la posición y castigar al rival con una canasta o sacando una falta.

Del 1x1 se pasó al 2x2 con el que el entrenador del Montakit Fuenlabrada, Jota Cuspinera, comenzó la segunda charla. Eso sí, antes insistió en la importancia de situar correctamente a los jugadores en el campo, en el spacing, y en el tiempo de ejecución, el timing. "A veces parece que un problema es muy complicado cuando solo está en la base del juego", señaló, ilustrando la explicación con ejemplos de sus últimas experiencias en los banquillos. A partir de ahí, se dedicó a desmontar tópicos y apostó por introducir la táctica colectiva desde las edades más tempranas: ¿Qué va antes, la técnica o la táctica colectiva? Van de la mano, que crezcan a la vez, porque la decisión individual está basada en un juego colectivo, el 1x1 siempre está dentro de un 5x5, y los malos hábitos luego son muy difíciles de quitar".

ClinicNavidad2015 Foto3Cuspinera da instrucciones a las jugadoras del CB Arganda que le ayudaron en su charla

Cuspinera salpicó su charla con referentes del baloncesto pasado y  actual, como Wayne Brabender, Stephen Curry y Gustavo Ayón, desechó los dogmas y las fases lapidarias y, sobre todo, rechazó las prohibiciones: "No podemos dar más talento a un jugador, solo podemos mejorar el que ya tiene, pero desgraciadamente sí podemos acabar con su talento y su creatividad prohibiendo". El trabajo en pista, con la ayuda de jugadoras de la cantera del CB Arganda, estuvo basado en la correcta colocación de los jugadores mediante la norma del círculo (con las jugadoras unidas por una cuerda imaginaria) como herramienta. Los ejercicios pasaron del 2x2 al 3x3 y el 4x4 en función del trabajo a desarrollar, y siempre con continuas correcciones por parte del técnico.

ClinicNavidad2015 Foto4El clinic se desarrolló en el pabellón Virgen del Carmen ante cerca de 250 asistentes.

Para mejorar la eficacia de los ejercicios, Cuspinera aconsejó poner limitaciones, de espacio, de tiempo o, incluso ante grandes diferencias técnicas entre los jugadores, físicas, como defender con las manos en el bolsillo, porque "no hay ningún grupo homogéneo. En formación, debemos poner a los jugadores en un nivel en el que tengan que esforzarse, pero a la vez tengan alguna posibilidad de éxito". Y para acabar, el actual entrenador del Montakit Fuenlabrada, volvió al principio, a la importancia del espacio: "Si los jugadores no están correctamente situados sobre la pista, se apelotonan, se juntan y tenemos un problema".

El baloncesto como deportivo colectivo fue también el pilar de la primera charla del martes, en la que Cristino Menor desarrolló un trabajo específico de táctica por sociedades para, desde ahí, construir el juego colectivo y el individual. La primera fue la sociedad bases-postes, en la que se trabajaron, entre otros aspectos, las líneas de pase, las salidas y el contraataque, y los bloqueos, siempre con la intención de ayudar al jugador a leer las ventajas, a pensar y decidir: "Que ellos resuelvan el problema, que busquen soluciones", señaló el técnico gallego.

ClinicNavidad2015 Foto5Igual que Jota Cuspinera, Cristino Menor insistió en huir de las normas prefijadas, porque "cada jugador es un mundo y en algunos casos incluso puede ser conveniente definir pronto los roles". En la sociedad aleros-postes, habló de la introducción del bloque indirecto y, en lugar del sistema flex, optó por aíslar el trabajo en grupos pequeños, de tres o incluso dos jugadores, para ver mejor las posibles carencias o errores.

Por último, restó importancia a la división por puestos con una sociedad en función del espacio, en la que instó  a la agresividad ("el que tenga el balón debe amenazar y crear") e invitó a los pequeños a ir de fuera a dentro de la pintura. El objetivo es que todos "vayan cogiendo el lenguaje y lo interpreten, que conozcan el baloncesto". Su conferencia se cerró con ejercicios específicos de tiro y, al contrario de lo que podría parecer, aconsejó practicar los puntos fuertes incluso más que las carencias: "Hacer mucho volumen de tiro desde donde meta para hacerlo aún mejor. Repetir algo que me sale bien, mejora mucho; por ejemplo, la exigencia y la velocidad de ejecución".

La última charla del clinic corrió a cargo de José Luis Pichel (foto de la derecha), entrenador de la cantera del Real Madrid, y fue la más enfocada a edades de iniciación. Pichel repasó varios conceptos clave para el trabajo de los fundamentos individuales, coincidiendo con sus compañeros en que "todos los fundamentos deben estar fijados en una propuesta colectiva" y en la creatividad del jugador como factor determinante.

Bajo esas premisas, el entrenador madrileño mostró sobre la pista fundamentos como el tiro bajo el aro y las entradas a canasta, con la mirada puesta en los detalles, en los gestos técnicos, con variaciones y complicaciones para hacer el ejercicio cada vez  más completo y conseguir que el jugador abarque un amplio abanico de posibilidades. Como explicó, "se trata de romper la estructura mental de los jugadores, que tengan la mayor libertad técnica posible y que cuando afronten cualquier situación en un partido ya la hayan vivido antes".

De las entradas a canasta se pasó al tiro, el manejo del balón y los cambios de mano. En este último aspecto, Pichel resaltó la importancia de la carga del cuerpo y apostó por la agresividad en los gestos. La charla se cerró con el pase, "el fundamento que permite jugar a mejor nivel", y con una reflexión sobre el baloncesto de formación: "No conozco atajos. No nos debe preocupar que un equipo no juegue bien en categorías inferiores, sino no ser capaces de enseñar lo suficiente".

Entidades Colaboradoras

LogoFEB pq LogoCAM2016 pq Dirección General de Deportes. Ayuntamiento de Madrid Fundación FEB

Baden, proveedor oficial de la FBM