logo 10 Radio logo Aid&Credit logo Asisa  logo Baden  logo Gant  logo GestNow Players logo Osiberia logo Puleva  logo Ribé Salat   logo Spalding

Recursos técnicos, capacidad de sorpresa...

ClinicEstival2016 Foto1Formación en estado puro. El  IX Clinic Estival, organizado por la Escuela de Entrenadores de la FBM con la colaboración del Club Juventud Alcalá y el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, repasó numerosos aspectos del baloncesto formativo. De los pasos previos antes del 1x1, que mostró Davor Matkovic, a la radiografía del jugador interior (José Luis Pichel), pasando por la enseñanza del Salto y Cambio (Jota Cuspinera). Un muestrario destinado a dar a los jugadores los máximos recursos posibles, pero, como dijo Cuspinera, "sin crear marionetas, que los jugadores sea autónomos, que aprendan a pensar y mantengan la capacidad de sorprender".

 

 

Vídeos de las charlas en el AULA DEL ENTRENADOR

 

"¿Os gusta defender?". Esta fue la pregunta inicial de Jota Cuspinera a las jugadoras infantiles del Juventud Alcalá que le ayudaron en su charla, la primera del Clinic Estival. Bajo el título, 'Enseñanza Metodológica del Salto y Cambio', el técnico del Montakit Fuenlabrada resumió en poco más de hora y medio un proceso que puede durar toda una temporada: la implantación de un sistema defensivo en un equipo. Un sistema, Saltar y Cambiar, que tiene tres claves, balón apretado (siempre presionado), la línea de pase y la línea de balón, pero también otras, como enseñar a los jugadores a leer el juego, tomar sus propias decisiones y comunicarlas sobre la pista "pronto, alto y claro".

Antes de mover las piezas sobre el parqué del pabellón Fundación Montemadrid, el técnico recordó a Dean Smith, el creador de Saltar y Cambiar, "que al principio se llamaba Sorprender y Cambiar. Las normas limitan ese efecto sorpresa, pero los jugadores siempre deben mantener la capacidad de arriesgar y de sorprender". El trabajo sobre la pista estuvo salpicado de apuntes y correcciones, como la inutilidad, salvo en determinadas situaciones, de los desplazamientos laterales, o la importancia de la línea de mediocampo para provocar el campo atrás, siempre bajo ese elemento sorpresa. En este sentido, puso como ejemplos a Ricky Rubio o el Gran Canaria de Aíto García Reneses.

ClinicEstival2016 Foto2Jota Cuspinera explicó la metodologó defensiva del 'Saltar y Cortar'

Como sentenció Cuspinera, "defender no es correr paralelo al atacante sino ir por delante de él", y lo puso en práctica con ejercicios de 1x1 por delante y atacando al cruzar el mediocampo. Ese primer ejercicio plantó los cimientos para el trabajo de la línea de pase primero, y de la línea de balón después. La fórmula "saltar a la línea de pase y bajar a la línea de balón" se repitió en numerosas ocasiones hasta que se vieron los primeros resultados.

Después, el técnico insistió en otros conceptos, como la importancia de la comunicación, de los espacios ("El defensor debe invitar al atacante a ir a la banda, nunca al centro"), o, en un nivel más avanzado, de las rotaciones. La creación de un sistema defensivo es la suma de todo ello, el resultado de un proceso que culmina cuando los jugadores asimilan todo y piensan por sí mismos. Para ello, el entrenador del Fuenlabrada aconsejó "empezar a eliminar poco a poco nuestra voz de los entrenamientos, entrenar sin ella para evitar crear marionetas. Que los jugadores sea autónomos sobre el campo, que aprendan a pensar e interpretar el juego..." En ese caso, ante los inevitables errores, el entrenador solo tiene una solución: "Paciencia y seguir trabajando".

ClinicEstival2016 Foto3Numerosos entrenadores en proceso de formación escucharon las explicaciones.

Tras Jota Cuspinera, le tocó el turno a José Luis Pichel, que desgranó el trabajo de los hombres grandes en una doble charla. La del miércoles se centró en la defensa interior, antes de recibir el balón y en el momento de hacerlo, con apuntes sobre la respuesta ofensiva. Para empezar, marcó los objetivos a conseguir en los jugadores grandes. Los ofensivos: "Que sean versátiles, generen juego y no sean previsibles". Y los defensivos: "Versatilidad, Fiabilidad y protagonismo, que hagan cosas..." Con esas metas, Pichel entró en los detalles, como la capacidad de cortar el ángulo de pase, y la defensa por detrás o por delante.

Para todas ellas es necesario ganar la posición interior y, en este aspecto, destacó la importancia del timing. El interior apenas cuenta con uno o dos segundos para recibir el balón y ganar espacio. "El timing en la pintura es la clave", insistió Pichel, aunque también resulta imprescindible un gran nivel físico y disponer de los suficientes recursos técnicos como para moverse rápido en un espacio muy pequeño. Igual que Cuspinera, Pichel rechazó el encorsetamiento e invitó a los jugadores "a desarrollar su inteligencia en el juego".

ClinicEstival2016 Foto4José Luis Pichel corrige movimientos en su primera charla sobre el juego de los interiores.

En los interiores, la dureza es esencial. Por ello, Pichel aconsejó "entrenar a los jugadores en dureza desde edades tempranas", y, sobre todo, "optimizar la fuerza. Hay muy poco tiempo para recibir el balón. Si chocas y chocas... nunca recibes. Hay que chocar y moverse, girar o rodar, para ganar espacio". La versatilidad ante la recuperación defensiva o los desequilibrios centraron los últimos minutos de una charla que tuvo continuidad el jueves, ya centrada en el juego con balón.

ClinicEstival2016 Foto5Pichel comenzó con el juego sin botes, que tiene tres opciones: pasar, tirar o pivotar; en este último caso, para acercarse al aro o para alejarse del defensor. En el juego de espaldas al aro puso el acento en dos movimientos: dar el primer paso atrás antes de recibir para ganar tiempo y evitar los pasos, y fintar con el hombro contrario para fijar al defensor. Ya superado el defensor, llega la hora de las finalizaciones, entre ellas el clásico gancho, del que se mostraron ejercicios para trabajar el tacto o protegerse y superar a defensores más grandes.

La batería de recursos y soluciones continuó con las fintas. "No es lo mismo una finta en una zona de peligro que en otra que no lo tiene", dijo Pichel, que incidió en la importancia del lenguaje corporal: "Hay que saber engañar con el cuerpo". Tras resaltar las peculiaridades de la enseñanza en los jugadores grandes ("a veces, el baloncesto va muy rápido para sus cuerpos"), el técnico pasó al juego con bote. En este caso, con dos tipos de botes: el típico del pívot, que tiene como objetivo dar un paso más en la finalización, y el que sirve para construir juego. La evolución del baloncesto ha llevado a que cada vez se postee más lejos, incluso a 5 metros de la canasta.

La charla tuvo más capítulos, como las salidas por fondo, la defensa exterior o las situaciones ofensivas desde fuera, porque, según Pichel, el trabajo del entrenador es "dar a los jugadores todos los recursos y que ellos encuentren su camino, los que les resulten más cómodos para competir. En definitiva, se trata de generar buenos jugadores".

Un trabajo que comienza desde la base y precisamente a las edades más tempranas estuvo dedicada la charla de Davor Matkovic, enfocada a la técnica individual, al paso del 1x0 al 1x1. Lo primero es aprender a jugar sin sin balón, cómo parar, salir, arrancar... Con la ayuda de jugadores infantiles del Juventud Alcalá, Matkovic puso en práctica una batería de ejercicios para practicar las paradas, en uno y dos tiempos, y las salidas, siempre con la lupa puesta en los detalles, porque "ganar un partido está muy bien, nos gusta a todos, pero debemos tenemos claro lo que tienen que aprender los chicos".

Los ejercicios de 1x0 ganaron en velocidad, con cambios de ritmo, antes de añadir el balón. A partir de ahí, múltiples combinaciones: autoparada, salida con dos botes, parada y tiro... pivotar. Cada vez más complicaciones para trabajar distintos aspectos del juego, con objetivos marcados ("Hay que ganar el mayor espacio posible con menos botes"), y otros menos importantes: "En los entrenamientos no hay que fijarse en si meten canasta o no. Nuestra obligaciones es enseñarles los recursos para que lo consigan", dijo Matkovic. Recursos que hay que repetir, "500 o 1.000 veces" antes de que salgan. "Puede resultar aburrido, sí, pero hay que hacerlo, porque antes de meter canasta deben conocer todo esto".

ClinicEstival2016 Foto6Davor Matkovic se centró en la técnica individual en edades tempranas.

Del 1x0 se pasó al 1x1, primero sin balón, luego con él. Un paso en el que entra en juego otro factor: el defensor. "¿Qué hago cuando recibo el balón?... Depende de lo que haga mi defensor", explicó el técnico croata, que dedicó los últimos minutos de su charla a desmentir posibles diferencias. Primero, con la enseñanza del juego desde el poste bajo: "Debemos enseñárselo a todos. Jugar en el poste bajo es un recurso que todos deben dominar, no solo los grandes. Nuestra obligación es enseñar los recursos técnicos a todo el mundo", insisitió. Y después entre el baloncesto masculino y el femenino: "Somos entrenadores de baloncesto y solo hay una técnica individual, que es la misma para todos".


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2

Publicaciones

  • 1
  • 2

Protagonistas

  • 1
  • 2