Aid&Credit Asisa Baden GANT Gest Now Players NBN23 Ribe Salat Spalding Sport Pulse Marco Aldany

"El éxito es el sacrificio y cumplir tus objetivos"

Ataque, defensa y, sobre todo, formación. El IX Clinic de Pascua de la FBM Memorial Pepe Domaica, celebrado en el pabellón del colegio San Viator, ofreció un amplio repaso a distintos aspectos del baloncesto de la mano de Jorge Lorenzo, Piti Hurtado y José Luis Pichel. De las variaciones en el contraataque (Lorenzo) al ataque contra zona (Pichel) pasando por la defensa (la primera charla de Pichel y la de Piti Hurtado). Pero todos los ponentes insistieron en la importancia de aspectos ajenos a la táctica como la disciplina, la concentración, la exigencia, la toma de responsabilidades o el sacrificio. "El éxito no es robar y meter, es el sacrificio y cumplir tus objetivos", señaló Piti Hurtado aludiendo al valor educativo del baloncesto que siempre defendía el desaparecido Domaica.

Vídeos de las charlas:

Jorge Lorenzo: Interacciones de marca, limitaciones o variantes...

José Luis Pichel: Variantes defensivas en defensa individual

Piti Hurtado: Construyendo defensas alternativas

José Luis Pichel: Construcción de un ataque contra zona

Jorge Lorenzo abrió el clinic con una conferencia dedicada a las variaciones que se pueden hacer en un ejercicio (en este caso, de contrataque) para trabajar distintos aspectos del juego o de los jugadores. El punto de partida fue un ejercicio de contrataque sencillo, en 2x2. A partir de ahí se trata de "limitar los comportamientos individuales de los jugadores en función de lo que desee. Meter reglas y conceptos de juego para favorecer o no situaciones de 1x1, de bote y pase, etc...". Así, se pueden añadir pasadores o tiradores o jugar con el tiempo y el espacio (a media pista, en un cuarto de pista...). El objetivo final es "favorecer la adaptación de los jugadores a los diferentes modelos de juego, aumentar su número de soluciones tácticas ante una misma situación y, al mismo tiempo, ayudar al entrenador a regular el nivel de intervención en el juego, saber qué jugadores son disciplinados y cuales no..."

Con la ayuda de jugadoras cadetes del San Viator, Lorenzo mostó ejercicios de 2x2 a toda pista, que al principio tuvieron pocas normas pero después se fueron complicando con más obligaciones, la aparición de un pasador o el distinto valor de la canasta según la forma de anotar...  Un aspecto clave fue la limitación de tiempo ("si metes antes la canasta. vale más") para acelerar el juego. Otro fue la ocupación de espacios. Y también tuvo en cuenta la fatiga física, para lo que propuso que los atacantes volviera a atacar si anotaba, reduciendo así el juego a una sola canasta. Antes de terminar, Lorenzo pasó del 2x2 al 3x3, insinuando la aproximación al 5x5, y apostó por la sencillez, sobre todo en categorías de formación: "Con estos ejercicios se pueden trabajar todos los objetivos del baloncesto, diferentes situaciones, sin complicarse demasiado".

ClinicPascua18 Foto2El IX Clinic de Pascua se celebró en el pabellón San Viator Pepe Domaica.

La primera charla de José Luis Pichel, el miércoles, puso el foco en la defensa, en concreto en las variantes de una defensa individual: "Cómo cambiar situaciones defensivas sin tener que cambiar a defensas zonales, solo corrigiendo normas". Unas soluciones que "enriquecen al equipo y a los jugadores, que aumentan la exigencia, porque si la defensa individual no es siempre la misma exigimos un mayor nivel de atención a los jugadores. Pichel abogó por la variedad: "Cuando empecé a entrenar, me preocupaba tener mi filosofía, mi estilo, pero se puede defender bien de mil maneras. Lo más interesante es tener la riqueza de poder cambiar cosas durante un partido".

El técnico pasó a la práctica con la ayuda de jugadoras júnior del San Viator. Sobre una propuesta de defensa individual base, con normas básicas como negar el centro, introdujo variantes. La primera fue cambiar las distancias, aumentar la agresividad; después corregir posiciones en la circulación exterior, y fintar los botes y los pases... También se puede cambiar en función de lo que haga el ataque aunque exige mucha concentración. Así, propuso la presión en toda pista en cuanto se consigue que el atacante dé un bote atrás. "No hace falta un gran talento, solo equipos que jueguen concentrados y con un alto nivel de exigencia. A veces tenemos miedo de pedir a los jugadores un esfuerzo mental que pueden hacer perfectamente", aclaró. La charla se completó con defensas sobre el hombre interior, situaciones de desventaja en poste bajo, ayudas y recuperaciones defensivas (close out); esta última, "la acción más determinante desde el punto de vista defensivo en la actualidad".

ClinicPascua18 Foto3Jorge Lorenzo y José Luis Pichel, con las jugadores del San Viator que les ayudaron el miércoles.

También la defensa fue el tema de la charla de Piti Hurtado, la primera del jueves. El técnico extremeño, con una amplísima experiencia en equipos de todas las categorías, se centró en la construcción de defensas alternativas. Lo primero es "conocer los jugadores o jugadoras que tengo y sus capacidades porque en función de su nivel podré hacer determinadas cosas o no". A partir de ahí, "todas las defensas comparten una serie de conceptos, se aprende a defender el balón, los espacios..." Pero también están los intagibles, lo que no aparece en las estadísticas: "Valoramos mucho que el jugador robe el balón o se lo haga perder al rival, pero hay que ir más allá: premiar al que molesta mucho, aunque no robe, y al que provoca un error del atacante".

Desde su experiencia como entrenador y seguidor del baloncesto internacional, Hurtado señaló que "todos destacan como la mayor cualidad del jugador español la inteligencia, el conocimiento del juego". Y ese conocimiento no se limita solo al ataque: "Conocer el juego en defensa es saber lo que tengo que hacer en cada momento. La defensa son muchas cosas y conocerlas puede ser divertido". En el debate sobre si se deben emplear defensas en zona en categorías de formación, buscó un término medio: "Soy un enamorado de las zonas, pero de las que pueden formar y cuando los jugadores ya tienen una base en el 1x1. No es formativo meterse debajo del aro a que el rival falle los tiros, pero también está la libertad de los entrenadores, poder jugar con tus armas".

 

 

Sobre la pista planteó de salida una defensa 1-2-2, un guiño a uno de los jugadores que mejor sabía leerla, Carlos Jiménez, el histórico capitán de la selección formado en el San Viator. A esa 1-2-2 le puso el apellido "mutante" porque se puede convertir sobre la marcha en 3-2, 1-2-2 y 2-3... Pero por encima de la táctica está el equipo. "He pasado por todas las etapas formativas y en distintos países. Puedes ganar un Campeonato de España,. pero los objetivos básicos del entrenador son de aprendizaje, de empatía, de conexión con tus jugadores. Tenemos que saber dónde estamos y a quién entrenamos", afirmó antes de insistir en el valor del "esfuerzo y el rendimiento, que siempre consiguen pequeños éxitos".

ClinicPascua18 Foto4Piti Hurtado y Pichel contaron la colaboración de jugadores de categorías júnior y cadete.

Ya con los jugadores en sus puestos, mostró detalles de su filosofía de juego como el efecto escénico (todos los jugadores con los brazos levantados) o la presión de todo el equipo  a una señal o tras un momento determinado del partido. El objetivo de la defensa es buscar el miedo, generar incertidumbre y dudas en el rival y, al mismo tiempo, ocultar sus defectos. "Lo más importante es acertar cuándo puedo hacerlo, cuándo está preparado el equipo y cuándo tengo que tomar la decisión", apuntó Hurtado. El catálogo de recursos también incluyó defensas de salto y cambio en ciego. Antes de terminar, el técnico insistió en la importancia de la formación continua: "El éxito no es robar y meter, es el sacriificio y cumplir los objetivos que te pongas. Ganas porque mejoras". Y , como ejemplo, recordó aquel mítico equipo júnior del  San Viator con Carlos Jiménez o FJ Martín.

El clinic se cerró con la segunda ponencia de José Luis Pichel, dedicada a la construcción de un ataque contra zona. Igual que Hurtado, Pichel abrió la puerta a los valores formativos que puede tener una defensa en zona. "En las categorías más bajas hemos prohibido la zona, quizá por miedo a su mal uso, pero eso también supone introducir tarde situaciones espaciales. Los niños de fútbol, en cambio, están más acostumbrados a ver los espacios". A a la hora de atacarla, y como concepto innegociable al margen de la edad, el técnico insistió en la toma de decisiones: "Me gusta tener jugadores que asuman responsabilidades, que ejecuten una acción por algo, no que se quiten el balón de encima. Todas las acciones tiene que tener sentido".

Bajo esas premisas generales, mirar los espacios y asumir responsabilidades, Pichel planteó una serie de ejercicios enfocados a reconocer y atacar los espacios libres. Las formas de hacerlo pueden ser el corte (sin balón), en bote o incluso permaneciendo en ese espacio. Pero también se puede crear el espacio generando dudas y dilemas en los defensores. Para ello propuso varias soluciones, como buscar el poste alto, jugar a la esquina corta, sobrecargar (llevando más gente a un lado) o correr a la espalda del jugador que lleva el balón. Muchas de ellas pasan por el bloqueo flare o por el scouting, ya que muchas rotaciones zonales se repiten.

ClinicPascua18 Foto5José Luis Pichel en la última charla, dedicada al ataque contra zona.

 

 


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2
  • 3

Publicaciones

  • 1
  • 2
  • 3

Protagonistas

  • 1
  • 2
  • 3