Aid&Credit Asisa Baden GANT Gest Now Players NBN23 Ribe Salat Spalding Sport Pulse Marco Aldany

Enseñando a leer el juego...

El XI Clinic Estival de la FBM, organizado por la Escuela de Entrenadores de la Federación de Baloncesto de Madrid en colaboración con la Universidad Europea, apostó por enseñar al jugador a leer el juego, a asumir distintos roles, a tomar responsabilidades... Sasha Stratijev sorprendió concediendo la capacidad de organización a jugadores distintos del base, incluso a interiores. En su construcción de una estructura ofensiva, Gabriel Álvaro invitó a dar al niño herramientas para que sea feliz en la cancha, y Alberto Lorenzo rompió tópicos trabajando la defensa a partir de lo colectivo (3x3, 4x4...). Todo ello para crear jugadores de futuro: inteligentes, polivalentes y comprometidos.

 

Vídeos del Clinic

Sasha Stratijev: Formación del organizador de juego

Alberto Lorenzo. Metodología del trabajo defensivo

 

"El baloncesto cambia cada día. Cada día se buscan cosas nuevas, inventamos cosas nuevas, y el entenador de base debe tener una formación más amplia y preparada". Con esta declaración de intenciones arrancó Sasha Stratijev su primera charla, la que abrió el XI Clinic Estival de la FBM. Una de las principales misiones del entrenador de categorías de base es la búsqueda del talento. Ahí Stratijev distinguió entre las posiciones (base, alero y pívot, y las dos derivadas: escolta y ala-pívot) y los roles. "A veces confundimos las posiciones con el rol, pero es muy importante separarlos. Es un error tremendo decir que un niño de 11 años es un ala-pívot, ¿dónde queda entonces la polivalencia, el desarrollo del jugador...? Lo que hay que descubrir es qué rol tiene en el equipo". A la hora de asignar los roles, el técnico destacó tres claves: la conducta deportiva y personal del jugador, la aceptación dentro del grupo (sus propios compañeros otorgan ese rol) y la opinión del entrenador, del coordinador o incluso de un analista externo.

La primera conferencia se centró en uno de esos roles, el del organizador del juego, que no necesariamente tiene que ser el base. "A veces, el base no tiene visión de juego, solo manejo del balón. No tiene conceptos ni conocimientos de táctica. A veces, hay bases que se estrellan una y otra vez contra la defensa. Puede haber un jugador que suba el balón y otro que organice el juego", señaló Stratijev. También son necesarias características psicológicas, como la confianza, la valentía, la inteligencia o la empatía. Un claro ejemplo de romper tópicos fue el mítico Dejan Bodiroga. "¿Qué buscamos en un base? ¿Velocidad, agilidad, explosividad...? Bodiroga no era ágil, veloz ni explosivo, pero sabía organizar el juego". Y esa capacidad de leer, de construir, es, para Stratijev, "lo más difícil de conseguir".

De la teoría pasó a la práctica con la ayuda de jugadores-alumnos de la Universidad Europea. Lo primero fue colocar al organizador en el centro "para que tenga la mejor visión posible". Los ejercicios estuvieron salpicados de consejos para los jugadores y para los entrenadores asistentes. "Lo más importante es que los chicos progresen y que tengáis claro cómo podéis mejorar como entrenadores". Es decir, mediante entrenamientos divertidos y fluidos, conseguir que los jugadores mecanicen los movimientos y los espacios, que sepan dónde mirar, dónde van a recibir el balón... Todo ello dentro de un juego abierto, sin sistemas, destinado a "formar jugadores que aprendan a leer el juego".

ClinicEstival18 Foto2Sasha Stratijev y Gabriel Álvaro con los alumnos de la Europea que les ayudaron el primer día.

Con esa meta, Stratijev enumeró cuatro conceptos básicos: que los jugadores se comuniquen, que hablen entre ellos; formar líderes; romper la presión defensiva y generar presión al contrario, y fomentar la valentía de los jugadores, de todos ellos. La primera conferencia del clinic terminó con ejercicios de 4x4 a todo campo y con una conclusión: "Hay que tener variedad en el juego, buscar soluciones, sorprender al contrario... Si juegas un baloncesto por conceptos, nadie te puede hacer scouting porque no saben por dónde vas a salir".

La segunda conferencia del miércoles corrió a cargo de Gabriel Álvaro, que trazó la creación de una estructura ofensiva en categorías de formación, desde el 1x1 al 5x5. Lo hizo con el foco más puesto en la táctica, en la carga cognitiva, que en la técnica con el objetivo de mecanizar lo más posible el trabajo táctico colectivo. Ante todo marcó unas pautas sobre los fundamentos colectivos a nivel ofensivo. Una de ellas que el baloncesto es un deporte de ventajas: "Los jugadores deben leer esas ventajas y respetarlas... y, sobre todo, no molestar en la pista". Para aprender a leer el juego, la única herramienta es el ensayo-error, porque "equivocarse es la única forma de aprender".

A partir de ahí llegan las preguntas del entrenador: "¿Cómo enseño este tipo de fundamentos? ¿Cuándo? ¿Para qué y cuál elijo en cada situación?" Depende de las capacidades de cada jugador, de saber hacía donde crece en la pista, pero también las características del oponente o incluso de las limitaciones del reglamento. Por encima de todo, según Gabriel Álvaro, se  trata de "dar al niño herramientas para que sea feliz sobre la cancha y para que sepa dónde es más útil, sin encasillarlo".

ClinicEstival18 Foto3Gabriel Álvaro, en su momento de su conferencia.

El trabajo en la pista comenzó con ejercicios de 2x0 destinados a trabajar el timing. Del 2x0 se pasó al 1x1 para que el atacante tome una decisión en función de lo que haga su rival. Y esas decisiones cada vez tiene que ser más rápidas... Es decir, cada vez mayor carga cognitiva para que el jugador crezca con el ejercicio. Esa dinámica se mantuvo durante toda la sesión. Gabriel Álvaro insistió en buscar situaciones similares a las de un partido, tanto en el espacio (a toda cancha) como en la intensidad ("trabajar sin oposición solo nos sirve para mecanizar movimientos"). También hubo espacio para detalles (como la orientación de los pies), consejos y para ejercicios salidos de la libreta de genios como Bozidar Maljkovic.

Como indicaba su título, la conferencia creció del 1x1 al 2x2, donde, en opinión del técnico, está la base del juego colectivo. Con una amplia trayectoria en todas las categorías, Gabriel Álvaro habló el paso del minibaket a la canasta grande ("cambia el lenguaje pero el concepto es el mismo") e insistió en la intensidad: "Prefiero un entrenamiento más corto pero a máxima intensidad". Dentro del aspecto cognitivo, un elemento clave es el juego sin balón, "que el niño aprenda a moverse durante el partido cuando no tiene el balón, que aprenda a interpretar el baloncesto y a tomar sus propias decisiones".

La conferencia de Gabriel Álvaro terminó con dos ejercicios. El primero, del 1x1 al 5x5 pasando por todas las superioridades (2x1, 3x2...), permitió trabajar la toma de decisiones en situaciones límite o de fatiga. El segundo pasó del 5x0 al 5x5 y demostró que en los momentos aparentemente más sencillos, con superioridad numérica, surgen las dudas. "Muchas veces cuando atacamos queremos buscar soluciones demasiado pronto y hay que saber esperar, atacar los espacios, jugar sin balón..."

ClinicEstival18 Foto4Alberto Lorenzo trabajó los conceptos defensivos partiendo del 3x3 y el 4x4.

Del ataque se pasó a la defensa con la primera charla del jueves. Alberto Lorenzo se alejó de los tópicos al trabajar los conceptos defensivos "de otra manera", desde lo colectivo, con situaciones de 3x3 y 4x4, hasta los detalles en el 1x1. Así, los primeros ejercicios fueron de 3x3 con normas restrictivas para los atacantes, como anotar solo con triples o bandejas. Eso sí, lo primero, lo básico, "es que los jugadores tengan la actitud de defender" Poco a poco, esas normas fueron cambiando con la intención de añadir más agresividad en ataque y ejercitar distintos aspectos defensivos como las ayudas o el aumento de la actividad. Un ejercicio de 3x3, con otros tres jugadores en espera, permitió provocar un inmediato cambio de rol, "que el jugador sea capaz de pasar rápido del ataque a la defensa". Todo ello con máxima exigencia. "En el entrenamiento no se puede permitir que alguien tire solo", sentenció el técnico.

El objetivo de una defensa, según Alberto Lorenzo, no es solo dificultar las maniobras del rival: "Es que no metan canasta, que yo recupere el balón y que yo meta canasta". Mediante un ejercicio de 4x4, trabajó varios conceptos técnicos a la vez, además de analizar la posición espacial de cada uno. Solo cuando se trata de mejorar los detalles, como la defensa de la línea de pase o el close out, Alberto Lorenzo apostó por el 1x1, siempre en situaciones dinámicas tanto para el ataque como para la defensa. 

Los últimos minutos de la charla también tuvieron situaciones de 2x2 (con pasadores y cambios de rol) y de 3x3, y un consejo: generar incertidumbre. "Cuando construimos la defensa, explicamos tanto que los jugadores ya saben lo que va a ocurrir.  Pero ¿cuántas veces ocurre lo mismo en un partido?  Hay que generar incertidumbre, situaciones que pueden ocurrir de maneras distintas, que no sepan por dónde va a venir la ayuda, por donde ocurrirán las cosas..."

ClinicEstival18 Foto5El jueves, Stratijev otorgó los galones a los interiores.

En la cuarta y última conferencia del clinic, Sasha Stratijev volvió al rol de organizador del juego, pero esta vez desde el juego interior. ¿Se puede organizar el juego desde dentro? Para Stratijev, la clave está en la comunicación, además de en los aspectos técnicos: "Hacen falta jugadores que sepan actuar en espacios reducidos, que puedan atraer dos o más defensores y, sobre todo, que lean el juego". Y luego está la visibilidad. Muchas veces el interior organiza el juego a ciegas, a través de un tercero. "Lo que menos espera el defensor es que el interior organice el juego contactando con un tercer jugador. La organizacion del juego implica una comunicación, comunicarse con los demás igual que hace el base". Es más, para Stratijev, "el interior puede ser un reflejo del base". En cualquier caso, todo ello es el resultado de un largo proceso de formación: "Hasta los 16 años no se debe decidir si un jugador es interior o exterior, y empezar a trabajar en ese sentido. Muchos interiores no terminan de crecer y formarse hasta los 22 o 25".

En hora y cuarto de charla, Stratijev mostró algunos aspectos básicos que enseñar a los pívots, como la movilidad o la colaboración con los bases y los aleros. Sobre la pista instó a los interiores a asumir responsabilidades, incluso a compartir el rol de organizador del juego. "Que el interior asuma más protagonismo y así el base no se vuelva loco". Porque al final, "el protagonista de todo esto es el jugador, es el que debe sentirse importante. El entenador ayuda, orienta, pero no puede jugar por ellos". Tras una sucesión de ejercicios (tiro, pase a la puerta atrás...), insistió en la importancia de la comunicación y en su apuesta por el trabajo por conceptos: "El baloncesto se juega por sistemas o por conceptos. Por sistemas se luce el entrenador y por conceptos el jugador..."

Antes de terminar con un 5x5, Stratijevic resumió sus conclusiones con una frase ("ya no manda solo el base") y, como ejemplo de un colectivo, puso al ejemplo de Pedro Martínez: "El del Baskonia no es un juego de sistemas sino de entendimiento del juego. Si entiendes el juego y tienes ambición, avanzas más de lo que marca tu calidad. Estás muy implicado y eso te da un plus extra de motivación".

 

 


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2
  • 3

Publicaciones

  • 1
  • 2
  • 3

Protagonistas

  • 1
  • 2
  • 3