Aid&Credit Asisa Baden GANT Gest Now Players NBN23 Ribe Salat Spalding Sport Pulse Marco Aldany

De dónde venimos...

De James Naismith y aquel instituto de Springfield a los recientes éxitos de las selecciones españolas (masculinas y femeninas). Raúl Barrera trazó un repaso por la historia del baloncesto en la XXX edición de las Charlas Magistrales, organizada por la Escuela de Entrenadores de la FBM en colaboración con el club Valcude y el Ayuntamiento de Alcobendas. Barrera recordó a los entrenadores asistentes a la Ciudad Deportiva Valdelasfuentes que "todo lo que hacéis ya se hizo antes. Sois herencia de vuestros clubs y colegios. En vuestras salas de trofeos, todos parecen iguales, los que se ganaron en los años ochenta y los de la temporada pasada, pero no. Cada uno cuenta una historia, y hay que saber lo que esconde cada objeto".

Y los objetos, traídos desde el Museo de la FEB, ilustraron las explicaciones de Barrera. Una cesta de melocotones y un balón (de fútbol) le sirvió para trasladarse a 1891, cuando James Naismith inventó el baloncesto para que sus alumnos pudieron hacer deporte en los duros inviernos de Springfield (Massachusets). Y también para que, apenas dos años después, Senda Berenson abriera el camino al baloncesto femenino (el próximo 22 de marzo, se conmemorará el 125 aniversario del primer partido). Barrera añadió a su charla documentos históricos, como el audio de una entrevista radiofónica a Naismith, o anécdotas. ¿Cuántos sabían que el profesor de Springfield se inspiró en un juego llamado 'El pato en la roca', que los primeros partidos era de 9 contra 9, o que el tablero se añadió para que los aficionados de un equipo no desviaran la pelota en el vuelo hacia su aro?

CharlaMagistral30 Foto2Raúl Barerra muestra cómo era las antiguas zapatillas
junto a una cesta y balón como los que utilizaba James Naismith.

Desde su nacimiento, el baloncesto ha variado sus reglas "en función de la práctica", aunque hay una que no ha cambiado: el aro sigue a 3,05 metros del suelo. El repaso continuó por la expansión del nuevo deporte por el mundo gracias a los alumnos de Naismith: Francia, México, Japón, Argentina... Y también por la evolución de la técnica y táctica, con vídeos de los años veinte y treinta del siglo pasado. "La primera referencia a la defensa en zona data de 1914", señaló Barrera antes de hablar de la llegada del baloncesto a España: "El primer club, el Layetano, es de 1921, y hasta 1927 no se jugaba cinco contra cinco, hasta que vino un equipo argentino a enseñarnos". En 1932 se fundó la FIBA y, solo tres años después, España se proclamó subcampeona de Europa, pese a que "nuestros jugadores pasaron la noche anterior a la final en el calabozo por montar jaleo tras conseguir la clasificación".

 

 

La Guerra Civil impidió que España acudiera a los Juegos Olímpico de Berlín, los primeros con baloncesto como deporte oficial. Ese año, la FIBA eliminó el salto entre dos después de cada canasta dotando de más rapidez al juego, pero el baloncesto todavía era muy diferente al actual... De hecho, en España había tres puestos: defensas, medio y delanteros (o palomeros), como recordó un vídeo grabado en 2014 con tres históricos, Jaume Bassó, Ángel González Adrio y Eduardo Kucharski (fallecido poco después). Los tres estuvieron en el Mundial de 1950, aquel en el que el seleccionador Michael Rutzgis preparaba a sus jugadores naranjada... con ginebra. Por la charla pasaron otros nombres históricos como Fernando Font, primer director de una escuela de entrenadores en España, y Antonio Díaz Miguel, seleccionador durante 27 años y el hombre que modernizó el baloncesto español trayendo vídeos desde EEUU para enseñarlos a todo el que quisiera. "¿Habláis de baloncesto? ¿Dedicáis tiempo a hacerlo? La comunicación entre entrenadores es fundamental", apuntó Barrera.

CharlaMagistral30 Foto3

El minibasket, del que España fue pionero, tuvo un capítulo especial en la charla. Y también, sobre todo, el baloncesto femenino. De los primeros partidos en la República, cuando aparecía en los periódicos como  "un juego exótico y femenista", al paso atrás en la dictadura. Hasta que la apertura de los años sesenta alcanzó también al deporte femenino (la selección jugó su primer partido en 1963) y en 1993 llegó un oro europeo que empezó a cambiarlo todo. Como lazo de unión entre todas las épocas está Encarnación Hernández, la niña del gancho, que, a sus 101 años, sigue mostrando la misma pasión por el baloncesto. "Conozcamos mejor nuestra historia. La historia del deporte es la historia de nuestra sociedad", concluyó Raúl Barrera.

 

 


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2
  • 3

Publicaciones

  • 1
  • 2
  • 3

Protagonistas

  • 1
  • 2
  • 3