Aid&Credit Asisa Baden GANT Gest Now Players NBN23 Ribe Salat Spalding Sport Pulse Marco Aldany

Un deporte de ida y vuelta

"A veces cuesta convencer al jugador de que el baloncesto es un deporte de ida y vuelta. En cuanto acaba la defensa, empieza el ataque, y al revés". Ese cambio de rol, esa tensión constante, fue el tema del XIV Memorándum de Fundamentos Individuales, celebrado el martes 20 de noviembre en el pabellón Virgen  del Carmen de Arganda del Rey. Bajo el título 'Defensa, Transición, Ataque (1ª parte)', Guillermo Frutos ofreció una serie de ejercicios destinados a trabajar al mismo tiempo tanto la actividad defensiva como la ofensiva, y casi siempre a campo abierto.

 

La actividad, organizada por la Escuela de Escuela de Entrenadores de la FBM en colaboración con el CB Arganda y el Ayuntamiento de Arganda del Rey, comenzó dibujando sobre la pista líneas imaginarias, cinco calles (de fondo a fondo) y dos diagonales, una corta, en campo propio, y otra larga, atravesando hasta la zona contraria. Con la ayuda de estas líneas, el atacante pretende crear desequilibrios en la defensa rival.

El primer ejercicio que propuso Guillermo Frutos, ayudado por jugadoras júnior y cadetes del CB Arganda, fue un 1x1 a campo abierto, con instrucciones para las defensoras y las atacantes. Las primeras debían ponerse delante del balón lo antes posible para cortar su avance; las segundas, ser todo lo verticales que pudieran. Instrucciones sencillas, pero efectivas. "A veces pecamos de buscar la perfección en ejercicios con poca transferencia al juego", señaló Frutos, que pidió pocos cambios de manos, pero buenos, decisivos.

MemorandumFundamentos14 Foto2Guillermo Frutos, con las jugadoras del CB Arganda que realizaron los ejercicios.

Del 1x1 se pasó al 2x2, insistiendo en la necesidad de cambiar el chip cuanto antes: "En cuanto acaba la defensa, empieza el ataque". Aquí se emplearon las diagonales y las calles imaginarias. El primer pase por la diagonal corta, carrera del compañero por la calle y pase por la larga para romper la defensa. En todo momento, Guillermo Frutos se fijo en los detalles y aportó soluciones, como lanzar el balón desde la cadera para conseguir un mayor impulso. También apostó por el tiro en transición, porque "es una buena opción. Muchas veces movemos el balón durante veinte segundos para conseguir algo peor".

Los ejercicios contaron cada vez con más elementos, como atacar la canasta hacia el centro, antes de pasar al un 2x2 continuo, de nuevo con objetivos para el ataque y la defensa. En ese caso, destacó la importancia de la comunicación ("Si no hablamos, no defendemos") y la calidad del pase. Ejercicios de ida y vuelta, trabajando al mismo tiempo defensa y ataque, que tendrán continuidad en la segunda parte.

 

 


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2
  • 3

Publicaciones

  • 1
  • 2
  • 3

Protagonistas

  • 1
  • 2
  • 3