Valcude, baloncesto con vocación social

el .

El Valcude Alcobendas celebra este año 2016 su décimo aniversario, una década en la que ha encontrado su sitio en el baloncesto de la Comunidad de Madrid y de la ciudad sin renunciar a sus orígenes sociales e integradores. Desde los tres equipos que jugaban en un parque de Alcobendas hasta los 16 (casi 200 jugadores) que lo hacen ahora a cubierto, el club ha pasado por varias etapas, algunas complicadas, pero ha conservado una vertiente social que se refleja en su equipo de la Liga Femaddi, cuyos logros conviven con los del resto. "Lo nuestro es baloncesto social. Renunciamos a la élite, aunque no a competir", dice su presidente, Fernando Laura.

Los 'piratas' de Soto

el .

Reportajes Clubs. Piratas Soto Basket"Aquí nos comimos al fútbol". Lo dice Alejandro Suárez, presidente del Piratas Soto Basket, un club con 23 equipos y más de 300 jugadores en un municipio de 8.500 habitantes (la décima parte que muchos distritos de Madrid). Y, curiosamente, el Piratas nació cuando, en 1999, un grupo de chavales decidió cambiar el barro del campo de fútbol por el pabellón. Por probar. El nombre del club también surgió de su mentalidad infantil. Desde entonces, el Piratas Soto Basket se ha convertido en un imán para el baloncesto al norte de la Comunidad y ha descubierto talentos como Víctor Serrano (centro de la foto) o Jorge Sanz (a la derecha, agachado).

DOSA, un oasis deportivo en García Noblejas

el .

Reportajes Clubs. DOSA - Foto 1Acaba de cumplir 50 años. Nació oficialmente en 1965 en el colegio Santo Domingo Savio, aunque dos décadas atrás, el salesiano Rómulo Piñol ya animaba a hacer deporte a los jóvenes de la periferia este de Madrid. Ahora, su campo de fútbol de hierba artificial y su nuevo pabellón polideportivo son un oasis deportivo entre bloques de pisos. Aunque en el DOSA el fútbol es mayoría, el baloncesto se mantiene como alternativa desde el principio. En la temporada 2014/15, más de 90 deportistas (de los 650 que tiene el club) han jugado al baloncesto en ocho equipos, uno de ellos subcampeón de su categoría.

CB Moratalaz, esencia de barrio

el .

No tiene sede social ni local propio, y el vicepresidente guarda en su casa las equipaciones, pero desde que el recordado José Luis Fernández Cano puso los cimientos del club en el APA de un colegio, el Club Baloncesto Moratalaz ha crecido hasta los 18 equipos, y, contando las escuelas, mueve casi 400 jugadores y jugadoras. Todo ello manteniendo una filosofía de club de barrio, que no consiste solo en bajar a jugar a la cancha de enfrente sino también en aceptar un compromiso y una disciplina. En disfrutar de un lugar tranquilo donde jugar al baloncesto sin grandes pretensiones pero también sin renunciar a la exigencia y la competición.

25 años de baloncesto en Algete

el .

Reportajes Clubs. Agrupación Depotiva Villa de AlgeteLa Agrupación Deportiva Villa de Algete cumplirá en 2016 un cuarto de siglo. Ahora es un club dedicado en exclusiva al baloncesto, pero en sus inicios era una entidad multidisciplinar (fútbol-sala, voleibol....) enfocada a disponer de alternativas al fútbol. Desde entonces, ha tenido un recorrido con altibajos, con éxitos como disputar tres fases finales consecutivas en Sub'21 (en la imagen, el equipo que lo logró), problemas como la marcha de sus mayores talentos y vocación integradora (intentó extenderse a otras localidades de su entorno), pero que mantiene el mismo objetivo: ofrecer la práctica del baloncesto a los jóvenes de Algete y los municipios cercanos.

CB Isaac Newton, el 'diablo' del barrio

el .

Reportajes Clubs. Isaac NewtonEl Isaac Newton es un club de barrio, nacido en un instituto público de Valdezarza, al oeste de Madrid. Uno de los esos clubs modestos cuyo principal objetivo es prestar servicio a los niños y niñas del barrio. De hecho, 'sacrificó' un equipo en Primera Nacional para no descuidar la base. Su imagen más reconocible es el original  escudo, un diablo, y sus éxitos residen en los números: 14 equipos federados y cerca de 200 jugadores... más las escuelas que funcionan varios colegios de la zona. Es la herencia del primer impulso que dio en 1987 la profesora de Educación Física, Dori Ortolá, cuando creó el primer equipo.