Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - FBM - Preferente

Estudiantes y Real Madrid se jugarán el título cadete



Cadete Especial masculino terminará con todo un clásico. Real Madrid y Movistar Estudiantes se enfrentarán este domingo (12:15 h.) por el título de campeón tras imponerse en las semifinales. Primero lo hicieron los colegiales, que superaron a la Spanish Basketball Academy por un punto (68-69) en un encuentro extraordinariamente igualado y emocionante. La segunda semifinal, entre Real Madrid y Zentro Basket, también mantuvo el equilibrio hasta el descanso (34-34), pero después los blancos demostraron su poder ofensivo, en especial Hugo González (26 puntos y 31 de valoración). Fotos: Rocío Benítez.


Horarios y resultados de la fase final de Cadete Especial masculino


SEMIFINALES


Spanish Basketball Academy 68 (18+15+18+17): Urban Kroflic (19), Ethan Alexander Lin (2), Prince Lumena (9), Pedro Lázaro (17), Kyryl Streltsov (7) -cinco inicial- Matteo da Silva (2), Noah Norgaard (7), Jesús Blanco-Argibay, Niko Boch y Mahamadou Landoure (5).


Movistar Estudiantes A 69 (10+23+15+21): Pedro Robles (8), Felipe Díaz (19), Daniel de la Fuente, Miguel Sola (8), Lucas Bermejo (7) -cinco inicial- Aygün Tuna Ismet (1), Gabriel Pérez, Miguel Casado, Daniel Caraballo, Diego Maseda (8), Máximo García-Plata (18) y Sergio Corrales.

Árbitros: Becerril y Balandro.

Estadísticas en SWISH (NBN23)

Partido completo (YouTube FBM).

La Spanish Basketball Academy empezó mejor, con un 4-0 de salida, recortado por el 2+1 de Felipe Díaz. La primera semifinal respondía a lo previsto, con intensidad desde el minuto uno y detalles de calidad en los dos equipos. Eso sí, la SBA llegaba mejor... Por eso, con 11-3 el técnico colegial, Carlos Arjonilla, tuvo que parar el crono. La reacción fue inmediata: el Estudiantes aumentó el ritmo en ataque y el partido se convirtió en un pulso apasionante (14-10 a 2:11) con los dos equipos volcados. Con Urban Kroflic y Pedro Lázaro impulsado al resto, la SBA aguantó la ofensiva y volvió a abrir brecha. En el aro contrario, Diego Maseda trabajaba a destajo, pero no era suficiente ante un rival que cerró el primer cuarto con 18-10.

El intercambio de golpes continuó en el segundo: dos puntos de Mahamadou Landoure, tres de Maseda... El segundo triple del Estu, de Máximo García-Plata, provocó el tiempo muerto en el banquillo de la SBA. A base de atrevimiento, el Estudiantes había evitado la escapada de su rival. Pero no solo eso. Apenas tardó unos segundos en situarse a un paso (20-19) y, a 7:25 para el descanso, el partido estaba en tablas. Un rápido contraataque culminado por el danés Noah Norgaard permitió a la SBA mantenerse por delante, aunque en un duelo muy igualado, de ida y vuelta, con mínimas ventajas (24-22 a 5:23, 26-25 a 3:32...). Sobre la mesa estaba el pase a la final y los dos equipos eran conscientes de ello. De ahí el grito de rabia de Felipe Díaz al sacar al 2+1 que puso por delante al Estu. De forma momentánea, porque el pulso se mantuvo durante el resto del segundo cuarto como reflejó el 33-33 del descanso.

En la segunda mitad, los dos equipos empezaban de cero. Una acción individual de Pedro Robles adelantó al Estudiantes y él mismo se encargó de alarga la brecha con un triple. Pero la mejor arma del Estu estaba detrás, en la defensa, impidiendo maniobrar a su rival. Eso sí, la SBA contaba con el músculo  Mahamadou Landoure... y con Urban Kroflic, que se guisó él solo los cinco puntos siguientes. A 6:14, otro empate, a 38. Los dos equipos miraban directamente a canasta. Landoure arañó un rebote para hacer el 42-41 y Miguel Sola respondió enseguida. El tercer cuarto terminó con un ajustado 51-48 para la SBA, que amplió ligeramente su renta al comienzo del último. Cuando Prince Lumena hizo el 54-48 tras llevarse varios rebotes ofensivos, Arjonilla paró el crono. Diego Maseda reforzó la pintura y su equipo lo agradeció. A 6:41, el Estu estaba a cuatro (56-52) y, poco después, a dos (58-56)... La SBA resistía, con Pedro Lázaro metiendo el turbo en las transiciones, y el partido se encaminaba sin remedio a un final apretadísimo. Como prueba, cuando el triple de Matteo de Silva alargó la ventaja de la SBA, Felipe Díaz devolvió la moneda con otro triple y Miguel Sola firmó el empate a 63. La semifinal entró en el último minuto con 67-66. El Estu se puso por delante (de nuevo Sola), la SBA empató con un tiro libre (Norgaard), el Estu anotó otro (Robles) y, con cinco segundos por delante, supo defender el último ataque. ¡Estudiantes a la final!


Real Madrid A 76 (18+17+24+23): Amadou Traoré (6), Egor Demin (5), Hugo González (26), Asier Miguel (13), Mitar Bosnjakovic (12) -cinco inicial- Kyllian Michee (3), Jesús Santano (2), Declan Duru (5), Ignacio Campoy, Enrique Pascual, El Hadji Sidi Makhtar (6) y Aksel Laso (3).


Zentro Basket Madrid 62 (18+17+17+14): Amadeo Vera (9), Marc Estapé (2), Jorge Vaquero (3), Agoston Meszaros (8), Marcos Paulo Bala (9) -cinco inicial- Jorge Chacón, Miguel Abellán (4), Pelayo González (3), Alfonso Vélez (13), Jorge Serrano (2), Keita Karamoko y Eetu Heinonen (12).

Árbitros: Salardón y Uría.

Estadísticas en SWISH (NBN23)

Partido completo (YouTube FBM).

El invicto Real Madrid partía como favorito en la segunda semifinal y salió dispuesto a demostrarlo desde el principio. Hugo González abrió el marcador con un triple, aunque su segundo intento no entró. El Zentro Basket no se dejó impresionar y también miró al aro, pero el potencial ofensivo del Madrid se reflejó enseguida en el marcador (6-1 a 7:00). También su dominio del rebote, que apenas concedía segundas opciones de tiro al ataque del Zentro Basket. Había que hacerlo de otra forma... Por ejemplo, a la carrera, y así, con un contragolpe lanzado por Jorge Vaquero, acortó distancias Marcos Bala. O desde lejos. Amadeo Vera lo demostró con un triple desde la esquina, el 8-6, y Agoston Meszaros con otro, el 10-9. En el otro extremo de la pista, el Madrid ya se encontraba con una defensa bien formada. De hecho, Jesús Santano tuvo que sortear un mar de brazos para alargar la ventaja de su equipo. El 12-13 de Eetu Heinonen en velocidad o el triple de Alfonso Vélez (15-16) confirmaron que el vigente campeón no lo iba a tener nada fácil. De hecho, cuando Heinonen aprovechó un robo para llevar a su equipo hasta 15-18, el técnico blanco, Miguel Ángel López-Palacios, paró el crono. El primer cuarto se cerró igual que se abrió, con triple de Hugo González (18-18).

En el segundo se mantuvo el pulso (20-20 a 8:55) con el Zentro Basket exprimiendo al máximo sus opciones, como el balón capturado por Vélez bajo el aro, el triple de Heinonen (25-25) o la contra lanzada por Heinonen y culminada por Meszaros (27-27). Si el Madrid daba un paso adelante, el Zentro Basket le seguía para ponerse a su altura. Así durante casi todo el segundo periodo... o al menos hasta el mate de Marcos Bala que adelantó a los anfitriones. El Madrid se dio por aludido y estrechó el cerco, pero el triple de Jorge Vaquero supuso el 30-34. La aparición de Kyllian Michee dio un plus de movilidad a su equipo y, de hecho, el galo hizo el 34-34 con que se llegó al descanso.

El partido se había reducido de cuarenta minutos a veinte. El Madrid continuó apretando las tuercas con Hugo González como eje del ataque. El escolta se inventó el 38-34 y, poco después, el ruso Egor Demin voló para alargar la ventaja blanca. El Madrid intentaba tomar distancia y el palmeo de Hugo González (42-36) fue toda una declaración de intenciones. Pero al Zentro Basket todavía le quedaba aire. Mediado el tercer cuarto, los anfitriones estaban a cuatro (44-40) y así seguían poco después (46-42), pero era complicado llegar más lejos ante un Madrid con muchos, muchísimos recursos. El triple de Santano supuso el 51-42 y el Madrid llegó al último cuarto con 58-51. El estirón continuó en el último con dos triples seguidos de Asier Miguel. El Zentro Basket lo intentaba, pero la distancia era cada vez mayor. Y cuando Heinonen aprovechó unos minutos del ritmo enloquecido para romper la barrera de los diez con un triple (66-57), Hugo González la recuperó también desde lejos. Ya no bajó de ahí: 72-60 a 2:40, 76-62 (tras el punto 23 de Hugo González) y el definitivo 81-65 tras un nuevo triple del escolta, MVP del partido con 31 de valoración.


Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad: