Publicidad:
Publicidad

PORTADA - NOTICIAS

La capacidad de pensar rápido



Como parte de su labor formativa, la Escuela de Entrenadores de la FBM celebró el domingo 22 de noviembre la XXXIX Charla Magistral, una conferencia online destinada a los alumnos de los cursos en la que Guillermo Hernández habló de lectura de juego y toma de decisiones. ¿Cómo formar a un jugador para que aprenda a leer el juego y pensar rápido? ¿Cómo conseguir que aproveche las ventajas? Hernández apostó por trabajar el conocimiento del juego desde edades tempranas, empezando por el dominio de los fundamentos individuales.

Percepción, decisión y ejecución. Son los tres pasos de un proceso necesario en el crecimiento del jugador, que tiene como objetivo final leer el juego, aprender a pensar rápido para aprovechar las posibles ventajas que surgen durante el partido y anular las desventajas.

Guillermo Hernández comenzó por el origen de todo el proceso. "Si no tenemos una buena percepción, no se puede tomar la decisión. Para tomar buenas decisiones hay que percibir antes lo que pasa en el campo". El jugador puede tener habilidades innatas, pero también cuentan el  trabajo específico, los entrenamientos (incluidos los sistemas) y el valor de la experiencia, porque "después de ejecutar una acción hay un feedback, una retroalimentación que nos ayuda a corregir nuestros errores". Todo ese trabajo va encaminado a mejorar la lectura del juego. "Los buenos pasadores ven cosas que los demás no ven o que ellos ven antes", apuntó.
 
Esa percepción abarca todos los elementos del juego: espacios, personas, objetos (balón), tiempo, marcador, faltas... En definitiva, el conocimiento del juego, tanto el propio como el del contrario.


Y tras la percepción llega la decisión... "Tomamos decisiones con el fin de generar o aprovechar ventajas. Tanbién para evitar o minimizar desventajas. Por eso lo más importante es saber identificar las situaciones", señaló Guillermo Hernández, que ilustró la conferencia con un vídeo en el que Ettore Messina incidía en la importancia que jugar por conceptos para "entrenar la capacidad de pensar rápido". Siempre teniendo en cuenta que antes hay que dominar los fundamentos individuales. Como dijo Guillermo Hernández, "el dominio del bote es fundamental. El jugador debe ser capaz de botar mirando lo que pasa en el campo".
 
En la segunda parte de la charla, el ponente analizó distintas situaciones con la participación de los alumnos, repasó gestos técnicos y propuso ejercicios que ayuden a mejorar la percepción de los jugadores. "Incluso podemos intentar que hagan muchos ejercicios a la vez. Se aprovecha más el tiempo del entrenamiento, se divierten y ayuda a mejorar la percepción del juego", apuntó.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad