Publicidad:
Publicidad

ACTUALIDAD - Protagonistas

"Las derrotas te enseñan mucho"



Guillermo Hernangómez (Madrid, 27-05-1994) iba para futbolista, pero los genes (es hijo del exjugador del mismo nombre y de Wonny Geuer) y el estirón, que le mandó por encima de los dos metros, pudieron más. A los 13 años empezó a jugar en el CB Las ...

Hernangomez1Guillermo Hernangómez (Madrid, 27-05-1994) iba para futbolista, pero los genes (es hijo del exjugador del mismo nombre y de Wonny Geuer) y el estirón, que le mandó por encima de los dos metros, pudieron más. A los 13 años empezó a jugar en el CB Las Rozas. A los 18 es una pieza clave en el Real Madrid de Liga EBA, ha conquistado la Supercopa Endesa con el ACB y es campeón de Europa U18. Pero también hay hueco para momentos amargos, quizá de los que más ha aprendido.



 

Guillermo Hernangómez hijo es más conocido por Willy Hernangómez, pronunciado con B porque no viene de William sino de Wilhelm, el nombre de su abuelo materno. Con 2,10 "y medio", todavía tiene margen para crecer en el aspecto físico y, según reconoce él mismo, también en el técnico.

Empezaste con el fútbol, ¿cómo fue el paso al baloncesto?

De pequeño el fútbol me gustaba mucho, pero con el paso del tiempo empecé a crecer y con 12 o 13 años vi que a lo mejor estaba más hecho para el baloncesto.

¿Entonces comenzaste tarde?

Sí, empecé a jugar en infantil de segundo año, en el CB Las Rozas, que es el club de mi ciudad.

Tus padres estarían contentos por el cambio de deporte...

Siempre decían que sus hijos hicieran lo que les gustara, pero para ellos fue una alegría ver que me empezaba a gustar el baloncesto.

Al final los tres hermanos jugáis al baloncesto (Juancho, el mediano, milita en el junior del Asefa Estudiantes, y Andrea, la pequeña, en el infantil de Las Rozas)...

Mi hermano también empezó con fútbol, pero después cambió, y mi hermana siempre ha hecho baloncesto.

Hernangomez2Con el Real Madrid cadete (temporada 2009-10) tras un partido en el Magariños.

¿El baloncesto te enganchó rápido?

Sí, probé un par de entrenamientos y enseguida dije que me gustaba mucho más esto.

¿Por qué?

El baloncesto es mucho más divertido y atractivo que el fútbol. Además, me gustan los deportes de contacto, y este es más físico.

Del CB Las Rozas pasaste casi inmediatamente al Real Madrid.

Sí, empecé a jugar en infantil, pero mi primera temporada entera en Las Rozas fue en cadete de primer año. Enseguida comencé a intercalar entrenamientos con el Real Madrid. El cambio me costó, porque en el Madrid estaban los mejores jugadores de mi edad y la exigencia es mayor, pero fue un cambio muy positivo.

¿Tienes algún recuerdo especial de esa época?

Cuando entré en el Real Madrid además de los entrenamientos normales hacia uno o dos específicos a la semana, solo con [José Luis] Pichel para hacer técnica del poste. Jugaba uno contra uno contra él, nos pegábamos siempre y un día, aunque él llevaba un escudo, en un giro le rompí la ceja. Tengo buenos recuerdos de todos los entrenadores que he tenido, todos me han ayudado, pero si me tengo que quedar con alguno es con Pichel. Empecé con él y sigue estando pendiente de mí. Junto con mis padres, me ha enseñado casi todo lo que sé.

¿Y algún momento especialmente duro?

Sobre todo alguna derrota, que son muy duras porque eres muy pequeño. Ves que podías haber ganado y cuando pierdes te das cuenta de todo lo que podías haber hecho. Es lo más duro, pero también es lo mejor porque aprendes de las derrotas y de los fallos. Te enseñan mucho. Aprender de los errores es difícil pero también lo más importante.

Hernangomez3Un mate durante un entrenamiento del Real Madrid EBA, su actual equipo.

Por ejemplo, el año de cadete solo perdisteis dos partidos en todo el año...

Sí, el primero y el último, los dos contra el Fuenlabrada... El último día de la final four fue una gran decepción. Hicimos un buen partido, íbamos ganando y se nos fue de las manos. Aprendimos de esa derrota y los siguientes años, en junior, conseguimos el título. De los partidos que pierdes y todos los errores que cometes siempre tienes que sacar lo mejor.

¿Cómo recuerdas el paso por la selección autonómica madrileña?

Estuve en cadete y quedamos subcampeones de España. Fue una experiencia muy positiva porque compartes amistades y empiezas a ver lo que es un nivel alto de competición

En junior diste un salto importante en el aspecto físico.

Cuando llegas a esa edad, el físico es una de las cosas más importantes. Tienes que trabajar cada día y esforzarte al máximo porque si quieres llegar a lo más alto es muy importante ponerte fuerte.

¿Cuánto tiempo dedicas al trabajo físico?

Intento hacer todo lo que puedo, hasta cuatro sesiones semanales.

Gullermo Hernangomez
Foto oficial de la temporada 2012-13.

Más los entrenamientos...

Sí, cuatro días a la semana.

A la selección llegaste en la U16, has sido campeón de Europa U18 y campeón en el Torneo de Mannheim, ¿cuál es el momento que más recuerdas?

Uno de los más especiales fue la primera vez que me llamaron porque era todo nuevo para mí. Vas como mucha alegría e ilusión. Fue muy importante. Otro gran recuerdo es el Europeo que ganamos con la U18, y Mannheim también fue un torneo muy bonito. Pero lo importante no es llegar sino mantenerse, hacerse un sitio... Eso es muy difícil y hay que trabajar día a día para demostrar que puedes seguir ahí.

¿Cuál es el punto fuerte de tu juego?

Posiblemente el juego de espaldas. Gracias a mis padres, tengo una genética que me ayuda, y lo he entrenado mucho

¿Y qué necesitas mejorar?

¡Todo! Me falta mucho por mejorar y quiero hacerlo. Sobre todo el tiro y la defensa, que son dos aspectos muy importantes del juego.

Empezaste la temporada con el Real Madrid de ACB, ¿cómo fue el salto?

Pensaba que iba a ser más complicado. Los entrenamientos en la pretemporada eran muy duros, pero los compañeros del primer equipo me apoyaban cada día y eso hizo todo mucho más fácil.

Es muy difícil mantenerse en dinámica ACB...

Sí, es muy complicado mantenerse ahí, pero la única forma de solucionarlo es trabajar, trabajar y trabajar...

¿Fue una decepción 'bajar' al EBA?

No. Estar en el ACB era un premio. Cuando las cosas no te salen como te gustaría, es bueno volver a tu equipo, que, en mi caso, es el EBA, para volver a coger confianza.

¿Cuál es el objetivo esta temporada del Real Madrid de EBA?

El mío mejorar y ayudar al equipo para entrar en los playoff y conseguir el ascenso, porque todos mis compañeros y yo queremos ascender a LEB. A largo plazo no me gusta marcarme metas. Prefiero ir día a día, pensar en hoy, trabajar lo que pueda hacer ahora... y a ver qué me depara el destino.

 

Fotos: Real Madrid.com/FBM

Galería
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: