Publicidad:
Publicidad

ACTUALIDAD - Protagonistas

"¿Estudiáis medicina o jugáis al baloncesto?"



La pregunta es de un profesor cuando Marta y Susana Bacete le pidieron aplazar un examen y refleja la (a veces, complicada) convivencia entre el deporte y los estudios. También el día a día de dos jugadoras, gemelas, que llevan en el baloncesto desde...

EntrevistaMartaySusanaBacete1pqLa pregunta es de un profesor cuando Marta y Susana Bacete le pidieron aplazar un examen y refleja la (a veces, complicada) convivencia entre el deporte y los estudios. También el día a día de dos jugadoras, gemelas, que llevan en el baloncesto desde los 5 años. Durante gran parte de su trayectoria en un histórico, el Real Canoe, que este fin de semana puede romper récords y proclamarse campeón invicto de Primera Nacional femenina. El siguiente reto es volver a LF2. Pero ellas no se marcan metas. Ni llegar algún día a LF ni a la selección absoluta (Susana es oro europeo con la U20). Solo seguir disfrutando de su "momento especial".



 

 

¿Cómo empezásteis con el baloncesto?

Marta: Con 5 años en el colegio Montserrat, y por envidia. Nuestra hermana mayor jugaba. La veíamos y queríamos hacer lo mismo.

¿Ella sigue jugando?

M: No, lo dejó pronto, y nunca se dedicó en serio, solo en el colegio con las amigas.

Desde el principio estuvisteis ligadas al Real Canoe.

M: El colegio Montserrat está aquí al lado y estaba vinculado con el Canoe. Realmente el equipo era Montserrat Canoe.

En 2006 os marchásteis primero al Canal de Isabel II y después al CREF ¡Hola!, ¿a qué se debió ese cambio?

Susana: Fue por un dar un paso más en la competición. El colegio competía en Federado y queríamos más. Tuvimos la suerte de que el entrenador del Canal, Chete, nos llamó para que fuéramos a su equipo en Preferente. El cambio a CREF estuvo motivado porque Canal se unió al CREF y allí nos quedamos para seguir compitiendo al máximo nivel.

EntrevistaMartaySusanaBacete2Campeonas de Madrid junior con el CREF en 2010. En la foto, una a cada extremo.

En 2010, llegó el regreso a casa, al Canoe.

M: Canoe nos llamó, nuestro entrenador [Mario Cataluña] se venía aquí...

S: ...otra vez al lado de casa, con aspiraciones de tener un buen equipo, y el referente del senior en Liga Femenina 2... ¡Lo tuvimos clarísimo!

En el baloncesto hay hermanos que juegan en el mismo equipo, pero que sean gemelos es menos habitual, ¿tenéis alguna anécdota?

S: Que quede claro que no hemos hecho nada raro (risas)... lo único que alguna vez han hecho una falta a una, había fallado muchos tiros libres y la otra se ponía a tirar... pero más por confusión que por otra cosa. O que las jugadoras del equipo rival se confundan al marcarnos y una se quede sola.

A veces se equivoca hasta vuestro entrenador...

S: Sí, alguno solo nos distinguía por el color de las zapatillas.

Una es base [Marta] y otra escolta [Susana], pero, aparte de eso, ¿qué más diferencia tenéis en el juego?

M: Susana es muy agresiva, es una killer. Va a meter canasta como sea... A mí me gusta más dividir y a ella tirar.

S: Como casi siempre hemos jugado juntas, nos hemos acosumbrado a que Marta hacía el papel de subir la pelota, superar la presión y pasármela a mí para que yo tirara. Al final nos ha quedado ese rol a cada una. Yo soy más directa, de meter muchos puntos, y Marta de buscar la calidad en cada acción, dividir a la defensa, meter un pase o defender. De hecho, defiende mucho mejor que yo.

En tu caso, Marta, en 2011 te fuiste al Baloncesto Leganés, ¿por qué?

M: En Canoe no iba a jugar y el Leganés, que estaba en Primera Nacional, me pidió que fuera. Era un equipo con aspiraciones de quedar campeón y ascender a Liga Femenina 2, y así fue. Me ofrecía jugar a un buen nivel y, aunque me pillaba muy lejos, era el momento de dar el paso. Este año ha sucedido algo parecido pero al revés. En Leganés no tenía muchos minutos, y preferí volver aquí, al lado de casa...

EntrevistaMartaySusanaBacete3Marta, durante su etapa en el Grupo EM Leganés.

¿El objetivo siempre es jugar?

M: Sí, porque esto no deja de ser un juego. Está muy bien mirar, pero lo mejor es participar.

Susana: aparte de tu trayectoria en los clubs, tienes un bronce europeo con la selección española U18 y un oro el pasado verano con la U20, ¿Cómo fue la experiencia en los campeones?

S: ¡Increíble! Es otro mundo. Es un mes de concentración en el que estás compitiendo a muerte primero para que te cojan y después en la experiencia del Campeonato. Además, se aprende muchísimo porque estás con las mejores de España, gente que juega en Estados Unidos o en Liga Femenina, a la que admirábamos cuando éramos cadetes o junior y ellas ya estaban en LF2. Y, de repente, compartes vestuario con ellas. Como Astou [Ndour], que ahora es la mejor de Europa, o Inma Zanoguera, que está triunfando en Estados Unidos. Gente que dentro de unos años vamos a ver en la selección absoluta.

¿Los éxitos de las selecciones femeninas el pasado verano, con oros en todos los Europeos, confirman el gran momento del baloncesto femenino español?

S: Desde luego, y que las cosas se están haciendo bien. Hay una continuidad del trabajo. Lo que se hace en U16 sirve para U18 y luego para U20. Todas las selecciones femeninas jugamos a lo mismo, se buscan las mismas cosas.

M: Además, se valora mucho el trabajo en los clubs. A cualquier jugadora que hace una buena temporada con su equipo y se mete en un Campeonato de España la tienen en cuenta, y eso motiva a la jugadora para seguir trabajando. Hay gente que no está en la selección, pero también tiene un nivel muy alto. En el Europeo había selecciones que en un Campeonato de España de su generación no conseguiría medalla. Aquí tenemos un nivel espectacular.

EntrevistaMartaySusanaBacete4Susana recibe un recuerdo de la Federación de Baloncesto de Madrid por su oro europeo con la selección U20.
Con ella, Juan Martín Caño, presidente de la FBM, y Richardo Camacho, presidente del Real Canoe.

Ese gran momento deportivo ha coincidido con un mal momento económico.

M: Pero eso también fomenta que las jugadoras que juegan a esto porque les gusta competir, entrenar, y trabajar son las que salen. Les da igual si van a ganar más o menos dinero. Ahora si juegas es porque te gusta de verdad.

De hecho, las motivaciones económicas hicieron que el Canoe dejara LF2 para jugar en Primera Nacional, pero aquí seguís las dos. ¿En vuestro caso la categoría no es tan importante?

M: Canoe es una filosofía. Una temporada puede haber más o menos dinero, pero la filosofía de trabajo es la misma. No noto la diferencia de estar en el Liga Femenina 2 de Canoe a estar en el Primera Nacional del Canoe. La forma de trabajar y el trato son iguales. Lo único que cambia es que no hay una americana.

A falta de una jornada, estáis a punto de batir un récord con pleno de victorias. ¿Cómo habéis visto esta temporada? ¿Os ha sorprendido algún equipo?

S: Me ha gustado competir en Nacional y encontrarme con compañeras con las que había coincidido en junior o cadete. Es conocer otra categoría. Evidentemente, me hubiera gustado tener partidos más competidos, más equipos enfrente como Majadahonda Olímpico o Rivas. Me ha sorprendido especialmente Rivas. Pensaba que como era un equipo de juniors no iba a llegar ni a mitad de la tabla, y verlas arriba es una alegría, saber que tiene gente con mucho talento que nos han competido hasta el final.

M: Comparando con la Nacional que jugué yo, creo que ha perdido algo de nivel pero ha ganado mucha gente joven. Pero es que este año el equipo de Canoe es un equipazo. Con ese nivel superior al resto, la competición pierde un poco, pero los partidos contra Rivas, Olímpico o Getafe han sido muy bonitos y competidos.

EntrevistaMartaySusanaBacete7Ahora el objetivo es ascender a Liga Femenina 2, ¿y después?

S: Ojalá que subamos y se pueda mantener el bloque del equipo. Y luego seguir mejorando, creciendo y disfrutando del baloncesto como hemos hecho este año.

¿Hay algún objetivo personal, como llegar a Liga Femenina, o no es prioritario?

M: Lo principal es seguir jugando. Sería bonito estar un año en Liga Femenina para vivir lo que es aquello, pero al final si te metes en una liga profesional solo te dedicas a eso, y como no te vaya bien, puedes perder mucho. Las dos estudiamos medicina, y todo está enfocado hacia los estudios. El baloncesto es un estímulo para desconectar. No puede tener una exigencia máxima como sucedería en Liga Femenina.

S: Si un día nos vemos compitiendo en la Liga Femenina, bienvenido sea. A nosotras lo que nos gusta es competir y jugar. Si puede ser en Liga Femenina, mejor, pero si es en Liga Femenina 2 o Nacional seguiremos igual. La parte económica es relativa porque son muy pocas las que tienen la suerte de vivir de esto e incluso en ese caso solo dura unos años. Nosotras hacemos otras cosas y si nos va mal en el baloncesto, podemos volcarnos en otras cosas.

No os planteáis descuidar los estudios...

S: Siempre lo hemos compaginado bien. Si una semana hay que entrenar cinco días, lo arreglamos y quitamos horas de donde sea, pero no aspiramos a llamar a la puerta de un equipo de Liga Femenina. Si seguimos aquí, Canoe llega a Liga Femenina y nos hace un hueco, bienvenido sea mientras podamos hacer más cosas que el baloncesto y que esto siga siendo nuestro momento de relajación, nuestro hobby y no un trabajo.

¿Tampoco es una obsesión llegar a la selección absoluta?

S: Para nada. Sería un premio. Igual que no fue una obsesión llegar a la U18 y la U20. De repente, Juan [Díniz] me llamó y me dijo que me iba a llevar con la selección. Es eso, un premio, que tienes que vivir y disfrutar.

¿Qué os da el baloncesto?

M: De pequeña el baloncesto era todo y luego estudiabas. Ahora ha pasado a ser un poco al revés, pero incluso los estudios sin baloncesto no serían lo mismo.

S: Es como una forma de desfogarse, de liberar energías... Es nuestro momento. El baloncesto nunca tiene que dejar de ser un juego.

Muchas jugadoras jóvenes se están marchando a Estados Unidos cuando acaban la etapa junior, ¿qué opináis?

S: Nosotras tuvimos la oportunidad de hacerlo. Me parece una opción muy buena porque van a aprender inglés y a estudiar, y pueden compaginarlo con el baloncesto. Además, cuando acaben tienen la ocasión de quedarse allí y ponerse a trabajar o volver aquí y competir al máximo nivel, pero ya con su formación, su carrera y su idioma.

M: Aquí a veces no es fácil estudiar y jugar al baloncesto. Por ejemplo, esta mañana le hemos pedido a un profesor si nos podía cambiar un examen porque nos coincidía con la fase de ascenso y su respuesta ha sido: "¿Vosotras qué hacéis, estudiáis medicina o jugáis al baloncesto?" Le hemos dicho que las dos cosas. Aquí no se entiende igual que en Estados Unidos, donde sí tienen la filosofía de hacer las dos cosas.

EntrevistaMartaySusanaBacete5En el histórico pabellón de la calle Pez Volador.

¿Si os dan la oportunidad de jugar en Liga Femenina, pero eso supone dejar los estudios?

M: Eso sería un error.

S: Yo no lo haría. Me tendrían que dar millones, de todo para dejar los estudios... Además, en el Canoe estoy muy bien, y la exigencia es casi la mismal que tendría en Liga Femenina.

¿Qué falta al baloncesto femenino?

M: Repercusión mediática. Por ejemplo, Madrid no tiene una televisión local que hable de baloncesto femenino, como pasa en otras localidades. En Cáceres todo el mundo sabe que el equipo de Al-Qázeres va a jugar la fase de ascenso. Aquí no saben ni que existe un equipo. Los títulos han llegado pero aun así no se avanza. No basta con hacer entrevistas a las campeonas el día después. Falta algo más.

Galería
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: