Publicidad:
Publicidad

ACTUALIDAD - Protagonistas

El "hasta pronto" de Miguel Ángel Aranzábal



Miguel Ángel Aranzábal (Las Palmas de Gran Canaria, 01-03-1953) lleva 53 años en Madrid, más de 30 en el Real Canoe como entrenador y director técnico. Ahora, a los 68, deja la capital en busca de una vida más tranquila, cerca del mar. Detrás quedan décadas de historia del baloncesto madrileño, en especial de un Canoe al que llevó hasta LEB Oro, y, sobre todo, muchos recuerdos y amigos.


"Ya tengo una edad y llevaba dos o tres años pensando que me iba a jubilar. Por circunstancias personales ya lo puedo hacer. Además, creo que ha acabado un ciclo con el descenso de LEB Oro a Plata. Es un buen momento para que entre gente nueva con nuevas ideas. Soy canario y después de más de 50 años en Madrid echaba de menos el mar..." explica Aranzábal, que dice adiós al Real Canoe: "Ha sido mi casa y siempre estará en mi corazón. Siempre lo echaré de menos, pero ahora empiezo una nueva experiencia y siempre hay que mirar hacia adelante".

En más de tres decadas en Pez Volador, Aranzábal ha vivido muchos momentos. Una trayectoria que ha culminado con tres temporadas en LEB Oro, la segunda categoria del baloncesto nacional: "Han sido muchos ciclos, como en la vida. Un año subimos a Plata pero no pudimos culminar el ascenso, incluso pasamos un bache que nos llevó a estar en Primera Nacional. Y luego, en cinco años, pasamos de Nacional a LEB Oro. Estos tres años en Oro han sido una experiencia alucinante".
 
Junto a los éxitos deportivos (campeonatos de España, ascensos...) el técnico canario se queda con otros momentos. "Tengo un grupo de whatsapp con el primer equipo que entrené, el de la generación 71 y 72. Entonces eran cadetes y ahora son señores de 50 años. Seguimos siendo amigos y nos seguimos viendo de vez en cuando. Eso es lo que llevo del baloncesto: los buenos momentos, las anécdotas, las vivencias y la cantidad de amigos que he hecho, las personas..." Por eso promete volver frecuentemente desde Murcia, donde seguirá disfrutando del baloncesto: "Al final no te dejan -sonríe- y en el Real Murcia Baloncesto me han enamorado. Llevaré un proyecto para seguir en este mundo".
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad: