Publicidad:
Publicidad

CLUBS - Nuestros clubs

Arcángel Rafael, entre el entusiasmo y la realidad



El mismo día que Pau Gasol conseguía su segundo anillo con Los Ángeles Lakers, Jesús López Llorente, Randy, confirmaba a los componentes  del primer equipo masculino del Arcángel Rafael que, a pesar ...

Arcángel RafaelEl mismo día que Pau Gasol conseguía su segundo anillo con Los Ángeles Lakers, Jesús López Llorente, Randy, confirmaba a los componentes  del primer equipo masculino del Arcángel Rafael que, a pesar de los apuros económicos, la próxima temporada mantendrán su plaza en Primera Nacional. Los Lakers y el Arcángel Rafael, un club colegial en el barrio de Aluche, son dos mundos distintos, pero el entusiasmo, la pasión por el baloncesto de Randy -apodado así por su parecido con el ex jugador y técnico Randy Knowles- no tiene nada que envidiar al de los campeones de la  NBA.



 

Jesús López Llorente tiene 51 años y vive desde hace 37 por y para el baloncesto. En los años setenta, jugaba en el Olímpico 64 y enfrentaba sus 190 centímetros a mitos del basket español, como Epi, Chicho Sibilio, José Luis Llorente, Fernando Romay o Juanma López Iturriaga. En los ochenta, distribuía vídeos VHS con partidos de la NBA que conseguía a través de amigos pilotos. La aparición en 1988 del programa de televisión ‘Cerca de las estrellas’ acabó con esa ‘importación’ de buen baloncesto casi al mismo tiempo que las lesiones terminaban con su carrera como jugador, pero Randy, siempre inquieto, fundó un club, el Longa 2’07, que se convertiría, años más tarde, en el germen del actual Arcángel Rafael.


El pabellón del colegio, situado bajo el patio, supuso el nacimiento de la escuela de baloncesto

La unión entre el colegio, fundado en 1978, y el club se produjo en 1993, cuando el centro comenzó la construcción de un pabellón polideportivo y una piscina climatizada bajo el patio. Entonces, Alberto Rubio -actual entrenador del Covibarges Rivas-, puso en contacto a la dirección con el club de Randy. El acuerdo era beneficioso para todos. El colegio ponía las instalaciones y la cantera; el club, el primer equipo y el cuerpo técnico. ‘Fue algo así comotú tienes el teatro y yo los actores’. Es una simbiosis perfecta, que se ha mantenido hasta ahora sin ningún problema’, resume Jesús. A partir de ese momento, el prestigio educativo del Arcángel Rafael se vio aumentado por una escuela de baloncesto que creció hasta convertirse en una referencia dentro de la Comunidad de Madrid.


El club al completo en una imagen de la temporada 2002-03

Bajo la coordinación técnica de Alberto Rubio y con Jesús López Llorente en la presidencia, el Arcángel Rafael comenzó a cosechar éxitos. 'En la temporada 96-97 el primer equipo masculino logró cuatro títulos' En 1994 se impuso en la Liga Municipal de Aluche y en la temporada 1996-97 llegó a la cima con cuatro títulos: ‘Ganamos la Liga de 2ª División Masculina de Madrid, fuimos campeones Sub’21, ganamos el campeonato de España en Denia y la Adidas Street Ball, contra 600 equipos’, recuerda el presidente. El título conseguido en Denia daba derecho a competir en Liga EBA, pero llegó el primer encontronazo con la realidad y el equipo tuvo que renunciar a la plaza por falta de fondos. ‘Ni siquiera pudimos conseguir dinero. Se intentó vender la plaza y hubo algún equipo interesado pero al final no salió nada…


Un grupo de jugadores en las canchas
situadas en la terraza del centro

Y es que la trayectoria del Arcángel Rafael parece una lucha constante entre el entusiasmo del presidente, los técnicos y los jugadores, y la dura realidad, muchas veces traducida en obstáculos económicos. Sin embargo, durante la ‘etapa dorada’, como la denomina Jesús, hubo tiempo para que de Aluche salieran dos jugadoras hacia la élite del baloncesto femenino: Irene Castrejón (Asefa Estudiantes) y Paula Palomares (Mann Filter). El presidente recuerda orgulloso ‘cuando Paula estuvo en la Puerta de Brandenburgo con los mejores jugadores jóvenes del mundo. Con ellos estaban tres ‘monstruos’, Kareem Abdul Jabbar, Detlef Schrempf y Kobe Bryant. Kobe se dirigió a los niños y les dijo que les iba a hacer un regalo. Ellos pensaban que sería unas camisetas o algo parecido, pero era jugar un uno contra uno, y eligió a Paula. Imagínate: Paula, con trece años y ante toda la prensa mundial, jugando un uno contra uno con Kobe Bryant. ¡Increíble!

El Arcángel Rafael llegó a tener 22 equipos, 247 jugadores, casi una veintena de técnicos e incluso una revista interna, ‘Baloncesto Arcángel’. Sin embargo, cuando Alberto Rubio salió del colegio, en el año 2006, ‘se produjo un punto de inflexión; podemos decir que hemos tenido dos etapas, un antes y un después’. El cambio en el organigrama técnico fue un golpe que el club tardó en asimilar. Incluso supuso la momentánea desaparición de los equipos senior. Sin embargo, la pasión de Randy, el apoyo del centro, la base ya existente en la escuela, y el trabajo de nuevos técnicos como Iván Martín -actual coordinador- volvieron a levantar al club.


Jesús López Llorente, primero de pie por la derecha,
e Iván Martín, tercero, junto a algunos jugadores y técnicos

En la actualidad, el Arcángel Rafael cuenta con 150 jugadores distribuidos en quince equipos, once de ellos federados, incluidos tres senior. ‘Este año nos ha servido para volver a competir, casi para volver a empezar. Y todos los equipos han hecho lo que se esperaba de ellos. Hemos tenido buenos resultados en algunas categorías, como en Preinfantil o Infantil Femenino, pero sobre todo se ha creado un grupo, una estructura… Estamos muy contentos con esos objetivos’, asegura Iván Martín.

Eso sí, también ha tocado sufrir. El primer equipo consiguió la permanencia en Primera Nacional en la última jornada. ‘Queremos que nuestros jugadores se conviertan en técnicos’ Debía derrotar por más de cuarenta puntos al Olímpico 64-al que Jesús todavía considera como ‘mi equipo’- y lo hizo por 43 (118-75) gracias, en gran medida, a la aportación de ‘Martín Alejandro Monte, un jugador uruguayo fantástico, que ha promediado treinta puntos de media en diez partidos y 46 en el último partido. Seguramente es el mejor que hemos tenido nunca…’

Aunque en el colegio también se practican otros deportes, como el fútbol y la natación, las instalaciones, con un total de tres canchas grandes y cuatro de mini, reflejan la tradición por el baloncesto. En el Arcángel Rafael se puede jugar a tres ‘niveles’: bajo el suelo, en el pabellón; a ras de suelo, en el patio, y en lo más alto, en una terraza literalmente alfombrada con pistas de baloncesto. 


El Arcángel Rafael ha recibido la visita
de grandes jugadores como Sergi Llull

Los jugadores se entrenan tres días a la semana, siempre tratando de integrar educación y competición como explica Iván Martín: ‘Desde los pequeñitos de la escuela hasta junior la idea es formar personas, formar chavales, porque esto es un colegio, no un club de baloncesto. A partir de senior se pasa a la idea de competir. De la formación técnica se encargan nueve entrenadores, cinco de ellos alumnos del colegio y/o jugadores de los equipos senior o junior: ‘Uno de nuestros objetivos es que los mismos jugadores de la casa se conviertan en entrenadores. Incluso me he encontrado con alguno que arbitra

Jesús López Llorente reconoce que ‘el dinero marca el destino de un club’, pero enseguida sigue hablando con entusiasmo de baloncesto; de Magic Johnson, a quien ha visto en todas sus visitas a Madrid; de Julius Erving; de Pau Gasol; de películas como ‘Una tribu en la cancha’ -‘lo que cuenta es real; en África está el futuro’-  y, sobre todo, del Arcángel Rafael: ‘Me encantaría que alguien nos apoyara comercialmente, que llegara un sponsor, porque al colegio no le importaría compartir su nombre y esa sería la solución para llegar lo más alto posible’.


La escuela es la base del club; en la imagen, el equipo benjamín

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad: