Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - Torneos - Liga EBA

Espectáculo y emoción en la primera jornada



La primera jornada del XI Torneo de Liga EBA Memorial Juan Martín Caño, que se celebra en el Complejo Deportivo Espartales de Alcalá de Henares, tuvo dos mitades muy diferentes. En los dos primeros encuentros, el Zentro Basket Madrid y el Real Madrid lograron amplias victorias sobre el Movistar Estudiantes y el CB Pozuelo Arrabe Asesores. En los siguientes, en cambio, dominó la emoción, con finales apretados. El Estudio pudo con el Uros de Rivas por 86-84 y el NCS Alcobendas con el Baloncesto Alcalá por 72-67.

 

XI Torneo de Liga EBA Memorial Juan Martín Caño

 

1ª JORNADA. Sábado 7 de septiembre

Grupo A

REAL MADRID 111 - CB POZUELO ARRABE ASESORES 75

Real Madrid 111 (28+29+28+26)
: Eli John Ndiaye, Javier Ramos-Yzquierdo, Urban Klavzar, Tristan Vukcevic, Konstantin Kostadinov -cinco inicial- Maximiliano Solé, Jan Vide, Owen Aquino, Stefan Vukcevic, Javier Salsón, Felipe dos Anjos y Ab Sediq Garuba.

CB Pozuelo Arrabe Asesores 75 (9+26+16+22):
Adrián Escribano, Alberto de la Torre, José Luis Galocha, Marcos Estébanez, Borja López -cinco inicial- Álvaro Jiménez, Jorge Cáceres, Alejandro Cue, Alberto Cañal, Alberto Arias, José Luis García y Daniel Manzanero.

Árbitros: Carrillo y Cardós.

Estadísticas

El joven Real Madrid sacó músculo desde el segundo uno con la canasta de Tristan Vukcevic que hizo temblar el aro. Poco después, un palmeo de Eli John Ndiaye llevó el marcador hasta 5-2. Con menos potencial por dentro, el Pozuelo intentaba competir desde fuera, pero los tiros no entraban. En cambio, Kostas Kostadinov anotó cuatro puntos seguidos para lanzar a su equipo hasta 10-2. La brecha se abría pese a los esfuerzos de un Pozuelo que mejoró tras el primer tiempo muerto de Mariano Arasa. Sin embargo, con la experiencia de Maxi Solé y Javier Salsón como aval, el Madrid no ofrecía ningún resquicio. A 2:06 mandaba por 23-7 y llegó al final del primer cuarto con un claro 28-9.



Solé y Kostadinov lideraban el apartado anotador de un Madrid coral, que ganó (aún más) poder bajo los aros con la incorporación del brasileño Felipe dos Anjos. Al Pozuelo le quedaba el efecto sorpresa y buscar los huecos, como el que encontró Alberto Cañal (34-14). Incluso Adrián Escribano pudo ganarle la posición a Dos Anjos para anotar, pero esa jugada fue la excepción a la regla del dominio blanco, con la diferencia siempre estabilizada en torno a los veinte puntos: 40-18 a 5:30. Dentro del buen nivel general, en el Madrid destacaba Kostadinov, con 15 puntos en los primeros veinte minutos, y Urban Klavzar, asumiendo la responsabilidad del timón. Al descanso, 57-37.

La segunda mitad comenzó con intercambio de aciertos en los dos equipos. El Pozuelo mostraba su mejor cara, con movilidad de jugadores y balón, para combatir a un Madrid que no mostraba el ritmo arrollador del principio pero tenía el encuentro controlado: 64-40 a 6:32. La calidad técnica de los blancos aparecía en numerosas acciones. Con +25 (69-44) era la ocasión para que Mariano de Pablos repartiera más los minutos y para el lucimiento de jugadores como Jan Vide. La brecha creció (85-53 al final del tercer cuarto) a favor de un Madrid en el que, a esas alturas del partido, todos habían anotado. El Pozuelo tuvo sus momentos, como el engaño de José Luis García a la defensa blanca, pero por cada acierto llegaban dos o tres de su rival, algunos tan espectaculares como el mate de Stefan Vukcevic (95-57) o el triplazo de Kostadinov (108-69).


CD ESTUDIO 86 - UROS DE RIVAS 84

CD Estudio 86 (24+20+18+24)
: Jorge Garzón, Eduardo Vicente, Santiago Silva, Michael Drame, Daniel Muñoz -cinco inicial- Juan Llorente, Marcos Hermoso, Lorenzo Díaz, Armando Choque, Sergio Larragueta y Nicolás Miret.

Uros de Rivas 84 (19+21+26+18): Alejandro García,  Eduardo Gómez, Pablo Giménez, Álvaro Frutos, Ángel Gómez -cinco inicial- Alejando Zamora, Guillermo Ordás, Héctor Figueroa, Víctor Fernández, Javier de Pinto, Alejandro Relaño y Julien Sargent.

Árbitros: Adán y Carretero.

Estadísticas

El choque entre Estudio y Uros de Rivas era, sobre el papel, uno de los más igualados de la primera jornada y así se confirmó desde los empates iniciales (2-2, 6-6, 10-10...). Ninguno de los dos equipos lograba romper el equilibrio pese a la rapidez del juego y el acierto reinante en ambos aros. Las rotaciones no tardaron en llegar, sin resultado. Tampoco el tiempo muerto de Borja González de Mendoza cambió nada y a los siete minutos de juego seguían las tablas: 14-14. Solo en los últimos instantes, el Estudio aprovechó su habitual velocidad a la contra para cobrar una ligera ventaja (22-17) que le valió para cerrar el primer cuarto cinco arriba: 24-19.
 
Aunque Julien Sargent acortó distancias nada más empezar el segundo periodo, el Estudio mantuvo el mismo ritmo y llegó a conseguir diez puntos de ventaja (33-23), que conservaba a cinco minutos para el descanso: 37-27. Con Sargent muy firme bajo el aro y acciones como la penetración de Víctor Fernández, el Uros apretó y recortó hasta 42-40, aunque Sergio Larragueta dejó el marcador del descanso en 44-40.

Al acierto de Larragueta siguió otro de Armando Choque, desde la línea de tres, que abrió una nueva escapada del Estudio: 55-45 a 6:48. Los de Aravaca llegaron hasta +14 (59-45), aunque dos despistes defensivos impidieron abrir más la brecha y, mediado el tercer periodo, Sargent firmó el 59-51... La remontada ripense se prolongó hasta el triple de Héctor Figueroa, el 60-60, que supuso un cambio de rumbo en el encuentro. El Uros de Rivas cerró el tercer periodo por delante (62-66) y aumentó su ventaja al comienzo del último, pero por poco tiempo... A 6:40 para el final, el partido seguía en un pañuelo (72-73) con emoción y acciones de calidad de ambos bandos. Tras la contra de Alejandro Zamora (74-77), Borja González de Mendoza paró el crono. El triple de Eduardo Vicente (83-83 a 1:50) dio paso a un emocionante sprint final que culminó con otro triple, de Armando Choque, para dar la victoria al Estudio.



Grupo B

MOVISTAR ESTUDIANTES 63 - ZENTRO BASKET MADRID 94

Movistar Estudiantes 63 (14+17+7+25): Nacho Condés, Jaime Govantes, Rubén Domínguez, Pablo González y Gilad Levy -cinco inicial- Hugo López, Pablo Rico, Alejandro Villalobos, Eduardo Manzano, Marco Echeverría, Daniel García-Casarrubios y Mikhail Mikhailov.

Zentro Basket Madrid 94 (27+22+20+25):
Pedro García, Ailton Lopes, Vincent Gielen, Ismael Herrero, Erik Persson -cinco inicial- Imru Duke-Toussaint, Pablo Pérez, Adrián Sánchez, Michal Pluta, Juanjo Santana, Cristóbal Gana y Javier López.

Árbitros: Iglesias y Salardón.

Estadísticas

El primer duelo bajo el aro entre Ailton Lopes y Gilad Levy, ganado por el israelí, adelantó la intensidad de un partido que, pese a esa primera acción, empezó con ventaja del Zentro Basket (0-5). Levy se encargó de acortar distancias poco después en un choque muy vivo y físico. Rapidez por fuera y contundencia por dentro. El triple de Pedro García llevó el marcador hasta 4-10. Con ausencias importantes, el Estu tenía problemas para frenar a un Zentro Basket que robaba y miraba al aro directamente. Como en el mate de Pedro García que elevó aún más la renta. Un triple de Rubén Domínguez animó al Estudiantes y Hugo López aportó más solidez en la pintura, pero el Zentro Basket desplegó su banquillo (a destacar el trabajo de Juanjo Santana) y se apuntó el primer cuarto por 14-27.



El Estudiantes prolongó su lgera mejoría en el segundo acto, aunque siempre frente a un Zentro Basket muy fuerte, ahora con Imru Duke y Cristóbal Gana por dentro... sin olvidar a Santana. Al poco de empezar, el marcador ya estaba en 16-31. Como bajo el aro era imposible (sobre todo cuando no estaba Levy), el Estudiantes contraatacó por fuera, pero no fue suficiente para evitar que la brecha se abriera aún más: 18-35. Además, la tercera falta del israelí, mediado ese segundo cuarto, frenó el intento de reacción colegial. Rubén Domínguez se echó el equipo a la espalda, pero el encuentro llegó al descanso con un claro 31-49.

La segunda mitad comenzó con un fulminante triple de Erik Persson. El Zentro Basket no solo acertaba en defensa, también ponía las cosas muy difíciles atrás. Un mate de Vincent Gielen alargó el parcial de salida hasta 0-7 antes de que Eduardo Manzano acertara desde los tiros libres. Al Estudiantes no le quedaba otra que apretar el ritmo. Así, presionando en defensa, llegaron los robos y así, saltando a por todo, Hugo López provocó la falta. Pese a la distancia en el marcador, la mejoría en el juego era un buen síntoma para los colegiales. Faltaba que entraran los tiros. En cambio, sí lo hizo el triple de Michal Pluta, el 36-63. A falta del último cuarto, el marcador estaba en 38-69, ya con todo decidido. En el último, con muchos puntos, el Estu por fin se soltó. Los colegiales mostraron detalles, en especial Rubén Dominguez, y el Zentro Basket mantuvo una contundencia y una madurez en el juego que le convierte en uno de los favoritos del torneo.


NCS ALCOBENDAS 72 - BALONCESTO ALCALÁ 67


NCS Alcobendas (17+11+18+26): Eduardo Martínez, Nicolás Bermúdez, Jorge Parra, Alejandro Fortes, Pablo Rodrigo - David Marina, Miguel Young, Iago Ibáñez, Carlos Alvar Valle, Sebastián Mbansogo y Alejandro Hernández.

Baloncesto Alcalá (15+19+17+14): Óscar Méndez, Carlos Gómez, Ignacio González, Sergio Rodríguez, Juan López -cinco inicial- Mario de la Sen, Jorge Barra, Carlos Abentín, Álex Punzón, Juan Gabriel Martínez, Adama Lo y Fidel Gómez.

Árbitros: Cañaveras y Tejo.

Estadísticas

Tras conseguir un brillante ascenso a Liga EBA como campeón de Primera Nacional, el Baloncesto Alcalá se ponía a prueba ante un clásico de la categoría, el NCS Alcobendas. El encuentro comenzó con los dos equipos volcados e igualdad en el marcador (5-5). Aunque el Alcobendas intento sacar partido de su superioridad interior, Óscar Méndez encontró el hueco para colarse y forzar el 2+1 (9-8 a 5:45). En cualquier caso, hacía falta más músculo y el técnico complutense, Ángel Díaz, reforzó la pintura con Juan Gabriel Martínez y Adama Lo. Los primeros puntos del senegalés levantaron al numeroso público local que acudió a Espartales. El choque volvió al equilibrio del principio (13-12 a 3:20) y así se mantuvo durante un primer cuarto que terminó con 17-15.
 
 
Los anfitriones se pusieron por delante al comienzo del segundo (21-22), pero siempre con mínimas diferencias. Otro de sus refuerzos, Sergio Rodríguez, acompañaba ahora a Juan Gabriel Martínez en la pintura. El Alcobendas también tiene piezas nuevas y Alvar Valle hizo el 23-22 ganando la posición. El partido se jugaba más por dentro que por fuera, con una nube de brazos en busca del balón, y siempre dentro de una igualdad casi absoluta: 26-26 a 4:50. Eso sí, el Baloncesto Alcalá contaba con el aliento de su público. Espoleado por su afición y con un gladiador como Sergio Rodríguez bajo el aro, los complutenses se escaparon ligeramente hasta el 28-34 del descanso.

Las fuerzas volvieron a igualarse  al comienzo de la segunda mitad (36-36) con el Alcobendas apoyado en la experiencia de Alejandro Fortes y Pablo Rodrigo (ya por encima de los 10 rebotes). Sin embargo, Juan Gabriel Martínez rompió las tablas con dos triples consecutivos (38-42 a 4:10), al que siguió otro del capitán Juan López. Con 40-45, José Antonio Ramírez tuvo que pedir tiempo, pero pronto llegó otro triple, el 41-50 de Juan Gabriel Martínez. Aunque el Alcobendas también sumaba en sus ataques, lo hacía de dos en dos, no de tres en tres... El noveno triple, de Ignacio González, supuso el 44-53. La reacción del Alcobendas tenía que llegar... A poco más de cinco minutos para el final, volvieron las tablas (59-59) en un duelo cien por cien intenso. El Baloncesto Alcalá volvió a recurrir a los triples. El quinto de Juan Gabriel Martínez (con tiro adicional) frenó el primer intento de escapada del Alcobendas, y aún hubo tiempo para otro, pero no fueron suficientes frente a un Alcobendas muy sólido y con más oficio, que se impuso por 72-67.

 

Galería
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad