Aid&Credit Asisa Baden GANT Gest Now Players NBN23 Ribe Salat Spalding Sport Pulse Marco Aldany

Escuela Fernando Martín de la FBM

Escuelas FBM. Fenando MartínFunciona desde hace casi veinte años en el mismo escenario, el CDM Fernando Martín (Avda. Santo Ángel de la Guarda, 6, Madrid), donde cerca de 150 chavales entre 7 y 17 años aprenden a jugar al baloncesto bajo el sello de la Federación de Baloncesto de Madrid. Sin exigencias ni la presión del resultado, cada uno a su ritmo, pero también con el aliciente de la competición. Los equipos de la escuela juegan en la liga municipal con éxito, más de 70 trofeos en los últimos diez años.

 

La Escuela Fernando Martín de la FBM es eso, una escuela, un centro de formación que da cabida a todos, con la única limitación del espacio y las horas de entrenamiento. Hay niños más altos y más bajos, más dotados para el baloncesto o menos… pero el trato y la exigencia es la misma para todos.

La escuela se abrió en el temporada 1994-95 gracias al convenio entre el Ayuntamiento de Madrid y la Federación de Baloncesto de Madrid. El primer director técnico fue Ricardo González Dávila. Después pasaron como responsables José Fernández Mariñas y Arturo Vera. Desde el año 2000 está al frente José María Fernández Villazón. Eso sí, en dos décadas, la filosofía no ha cambiado: la promoción del baloncesto y la formación integral por encima de la competición.


El objetivo es que los chavales se sientan a gusto.

El director de la escuela resume esa idea en una frase: “Primero las personas y después el baloncesto”. Y la desarrolla: “El primer objetivo es formar personas y después, formar jugadores para que otros [los clubs] se los lleven, porque esto no tiene nada que ver con un club. Es otra historia. Aquí no eliges a los catorce mejores ni existe el ánimo de llegar a la Serie A o a la Serie B…”, explica José María. Lo primero, porque en la escuela hay de todo: “Con la misma edad, un niño puede medir 1,70 y otro 1,40, pero aceptamos a todos y la exigencia es la misma para todos. Puedes encontrarte a uno con un nivel aceptable y a otro que sobresale. En este último caso se habla con la Federación y se le busca un equipo donde pueda rendir a tope”. Así, del Fernando Martín han salido en los últimos años jugadores como José Ángel García de la Cruz, ahora en el Alcobendas de Liga EBA; Nuria Jansana, en el junior del Real Canoe, o los infantiles Enrique Gil (Pozuelo) y Julio Artes (Estudiantes). “De vez en cuando sacamos pequeñas perlas”, apunta Borja Castejón.


No solo se trata de jugar; se aprende a hacer de todo.

El baloncesto se aprende en el día a día, en los entrenamientos, pero también en los partidos. Por eso, todos los equipos de la escuela, del benjamín a los tres juveniles, compiten en la liga municipal, donde su cuidada formación se traduce en excelente resultados. Desde la temporada 2001-02 se han conseguido 27 ligas de distrito, 25 copas de Primavera, 11 campeonatos de Madrid, 14 subcampeonatos, 5 campeonatos de la Comunidad de Madrid y dos subcampeonatos. Pero hay algo más importante que ganar, detalles que reflejan la filosofía de la escuela. “Antes el premio era un viaje a Navacerrada o a Valencia… Ahora es una copa. El año pasado les pedí que en lugar de copa fueran medallas, porque yo no puedo partir un trofeo en doce partes, y una medalla es un recuerdo que los chicos tendrán toda su vida”.“¿Nuestra filosofía? Primero las personas; después, el baloncesto” Participar en competición federada no se plantea porque –como insiste Borja Castejón- “no es el objetivo. La idiosincrasia de la escuela es jugar en municipal y si alguien destaca, se le ofrece una salida”.

En la temporada 2012-13, la Escuela Fernando Martín de la FBM tiene 142 jugadores, de entre 7 y 17 años, “aunque ya hay alguno con 6 años dando vueltas por aquí para jugar el año que viene”. La mayoría proceden del mismo distrito, Moncloa-Aravaca, aunque otros vienen de otros barrios de Madrid, como San Blas o Virgen del Puerto. El reparto chicos-chicas está equilibrado (60-40 por ciento). El número de jugadores se ha mantenido en los últimos años pese a factores como la crisis económica. Es más, ha aumentado ligeramente hasta el punto de ampliar horas de entrenamiento. Además del horario de lunes a jueves de 17:30 h. a 19:30 h., esta temporada se ha añadido una hora más los miércoles, hasta las 20:30 h., y otra el viernes, de 17:30 a 18:30 h. Además, se trata de un horario flexible, adaptado a otros aspectos de la vida del chaval, como los exámenes.


Una entrada a canasta en el
entrenamiento del cadete femenino.

Como explica Fernández Villazón, “el número de niños se mantiene o aumenta, y eso para nosotros es una gran alegría. Demuestra que aquí están cómodos, y funciona el boca a boca, hablan en el colegio y unos se traen a otros…” En los meses de abril y mayo comienza el proceso de preinscripción para la temporada siguiente. Los padres interesados se ponen en contacto con el director de la escuela y las nuevas incorporaciones están en función de las plazas libres, que normalmente son para los equipos de benjamín y alevín, aunque también aparece algún hueco en los más mayores. En cualquier caso, el límite está en la capacidad de la instalación.

Otro síntoma del carácter familiar de la escuela es que los entrenadores suelen ser antiguos alumnos. Como dice Borja Castejón, “es gente que ha estado aquí cinco o seis años y siente la escuela como suya. Intentamos crear un molde de entrenador joven, que juega con nosotros hasta juvenil, hace el curso de entrenador en la Federación y empieza a entrenar aquí”. José María Fernández Villazón también considera fundamental el trato con los padres: “Tenemos una relación muy buena con todos ellos. Saben que su hijo está cuidado, que si un día falta o noto que pasa algo les vamos a llamar. Esa tranquilidad es muy importante. Jamás ha habido un problema porque llegamos antes de que ese problema puede aparecer”.

Por último, Borja Castejón cita el apoyo del director de la instalación, Javier de la Vieja, y de coordinadores como Antonio Antolinos. Porque al final la Escuela Fernando Martín de la FBM es fruto del trabajo en equipo: Ayuntamiento de Madrid, Federación, entrenadores… Y un resultado: “Que aquí se está muy a gusto, tanto los niños como nosotros. No tienes ninguna presión y si preguntas en cualquier parte de Madrid, tenemos fama de trabajar bien”.


La foto de familia, realizada en dos días, con todos los jugadores y entrenadores de la escuela.

 

TODOS LOS EQUIPOS

 


Juvenil A


Juvenil C


Juvenil Femenino


Cadete B


Cadete C


Cadete D


Cadete Femenino


Infantil


Infantil Femenino


Alevín A


Alevín B


Benjamín


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2
  • 3

Publicaciones

  • 1
  • 2
  • 3

Protagonistas

  • 1
  • 2
  • 3