logo 10 Radio logo Aid&Credit logo Asisa  logo Baden  logo Gant  logo GestNow Players logo Osiberia logo Puleva  logo Ribé Salat   logo Spalding

25 años de baloncesto en Algete

Reportajes Clubs. Agrupación Depotiva Villa de AlgeteLa Agrupación Deportiva Villa de Algete cumplirá en 2016 un cuarto de siglo. Ahora es un club dedicado en exclusiva al baloncesto, pero en sus inicios era una entidad multidisciplinar (fútbol-sala, voleibol....) enfocada a disponer de alternativas al fútbol. Desde entonces, ha tenido un recorrido con altibajos, con éxitos como disputar tres fases finales consecutivas en Sub'21 (en la imagen, el equipo que lo logró), problemas como la marcha de sus mayores talentos y vocación integradora (intentó extenderse a otras localidades de su entorno), pero que mantiene el mismo objetivo: ofrecer la práctica del baloncesto a los jóvenes de Algete y los municipios cercanos.

 

Tras unos intentos de popularizar el baloncesto en Algete en los años ochenta, con un equipo impulsado por el político Nicolás Piñeiro, la AD Villa de Algete nació en 1991. Lo hizo bajo el manto de otro político, el popular Carlos Torquemada, entonces alcalde del municipio, como un club multidisciplinar (baloncesto, fútbol-sala, voleibol...), destinado a completar la oferta deportiva de un municipio que, a principios de los años noventa, tenía alrededor de 10.000 habitantes (la mitad que ahora) y ya contaba con dos clubs de fútbol: el Algete Club de Fútbol y Los Olivos.

Reportajes Clubs. Agrupación Depotiva Villa de Algete - Foto 2
Uno de los primeros equipos de baloncesto
de Algete, a finales de los ochenta.

En los dos años siguientes, nuevos clubs absorbieron los demás deportes y en la temporada 1993/94, el Villa de Algete ya estaba dedicado en exclusiva al baloncesto. Ese mismo año, el club echó raíces con el nacimiento de la escuela. El Ayuntamiento concedió la gestión al AMPA del colegio Padre Jerónimo. Con el paso del tiempo, la sede de la escuela se ha mantenido en la misma ubicación, pero el club diseña el programa técnico y aporta los entrenadores. La estrecha relación entre el baloncesto de Algete y el consistorio se mantuvo durante varios años más, tanto que durante gran parte de la década de los noventa la presidenta del Villa de Algete fue Juana Llorente, concejal de Deportes del Ayuntamiento, entonces socialista.

En cualquier caso, la escuela es la principal cantera del Villa de Algete y donde aprenden baloncesto más de 50 niños y niñas, "que para un pueblo como este está muy bien -apunta el actual presidente, Pablo Caneda-. En total, entre el club y la escuela tenemos 114 jugadores". Una cifras que convierten al Villa de Algete, según el presidente, en el "club de referencia de la zona".

Caneda explica que "durante los primeros años jugábamos solo liga local y a partir de 1995 empezamos con las competiciones federadas". Pero lo más llamativo de esos inicios era el número de equipos: ocho; de ellos, cuatro femeninos. Un récord que no se ha repetido desde entonces. "En aquella época, era una barbaridad, sobre todo en femenino", apunta Pablo Caneda. El club empezó fuerte, impulsado por la concejal Juana Llorente, y continuó igual en la segunda mitad de la década de la mano de Julián Elvira, "un enamorado del baloncesto, que se movía mucho por Alcobendas y trajo jugadores muy buenos. En esos años se empezaron a hacer cosas grandes e incluso llegamos a Nacional".

Reportajes Clubs. Agrupación Depotiva Villa de Algete - Foto 3
El primer equipo sénior de la ADVA, en 1992, aún en la liga local.

En 1996 se inauguró el polideportivo municipal Duque de Algete y los equipos se repartieron. Los más pequeños se quedaron en el pabellón del Pedro Jerónimo, sede de la escuela, y los mayores se mudaron a las nuevas instalaciones, compartidas con el (cada vez) más abundante deporte de Algete. Eso sí, el presidente recuerda que "los primeros partidos del club se jugaban en la calle, en un par de canchas que había en la zona de Pryconsa... Cuando se podía jugar a la intemperie, porque aquí en invierno no hay quien juegue en la calle".

El número de jugadores se han movido a bandazos. Pablo Caneda asegura que los éxitos de las selecciones nacionales en los últimos años han ayudado, pero, en contra, está el progresivo aumento de la oferta deportiva que ha acompañado el crecimiento de Algete, en especial el empuje de la gimnasia rítmica (con cerca de 500 niñas), que provocó durante muchos años la desaparición de equipos femeninos. Por eso, el Villa de Algete se nutre no solo de sus vecinos sino también de los pueblos cercanos: "En Algete nunca ha habido cantera suficiente. Ahora la estamos generando. A finales de agosto o principios de septiembre hacemos una campaña de buzoneo intensiva, con 10.000 pasquines, y la gente acude. El tirón de España ganando Europeos y Mundiales también nos ha ayudado mucho. Son argumentos a nuestro favor, pero siempre es complicado porque en los pueblos de la Comunidad de Madrid se juega sobre todo al fútbol. Los fines de semana las colas del fútbol dan la vuelta al pabellón".

Reportajes Clubs. Agrupación Depotiva Villa de Algete - Foto 4
El baloncesto femenino tiene que competir con
otros deportes, como la gimnasia rítmica.

La buena etapa de finales de los noventa comenzó a declinar a partir de 2002, debido a dificultades económicas y también deportivas, como la falta de entrenadores, motivada por la sensación de lejanía de un municipio situado a solo 25 kilómetros de la Plaza de Castilla pero con comunicaciones mejorables. "Julián era el presidente y el entrenador de tres o cuatro equipos, pero trabajaba hasta las nueve de la noche, ya estaba casado, tenía hijos... y llegó un momento en que no podía más", recuerda Caneda, que se hizo cargo del club en 2004: "Conseguí que dos o tres padres me ayudaran en la parte de administración y nos pusimos en marcha. Entonces solo nos quedaban cuatro equipos, todos masculinos".

Ante la disminución de recursos procedentes de las arcas municipales, el nuevo presidente buscó patrocinadores privados (Repsol, Cepsa, alguna juguetera...) para solventar los problemas financieros, y combatió la falta de técnicos incitando a los jugadores a hacer los cursos de formación: "Teníamos gente que ya tenía el título, como Héctor Ayllón; el mismo Julián continuó echando una mano....Y empezamos a formar entrenadores. Por ejemplo, mis hijos, que jugaban, hicieron el curso". El relevo en la presidencia coincidió, además, con la irrupción de "la generación de oro del club, que subió el júnior a Preferente, pasó a Sub'21 y jugó la final, ascendió a Primera Autonómica... Una generación espectacular que luego se fue diluyendo, aunque algunos han vuelto ahora. De hecho, tenemos tres en nuestro actual primer equipo".

Caneda fue más lejos y, en 2007, intentó extender la escuela de baloncesto de Algete a los municipios vecinos, donde, con las excepciones del colegio Árula (en Alapardo) o El Casar, no había baloncesto organizado. "Reuní a los concejales de Deportes de Alapardo, Cobeña, Fuente el Saz, Valdetorres... Me escucharon y al cabo de una semana me contestaron todos que no les interesaban, que querían tener su propio club. Y, de hecho, lo intentaron, pero a día de hoy Fuente el Saz, Cobeña o Valdetorres siguen sin tenerlo". Por un lado, esa sequía de sus alrededores le viene bien al club, ya que el Villa de Algete es una de pocas opciones para practicar el baloncesto en la zona, pero, por otro lado, "llegan pocos chavales y los que lo vienen lo hacen sin fundamentos. Con 13 o 14 años hay que empezar a formarlos".

Reportajes Clubs. Agrupación Depotiva Villa de Algete - Foto 5
Este grupo de jugadores, conocido como la generación de oro, protagonizó varios ascensos.

El intento de resurgimiento del Villa de Algete chocó con otro problema, habitual en los clubs más modestos: "En cuanto nos salía un jugador que valía algo se marchaba a Alcobendas, a Torrejón, a Daganzo... hasta el Real Madrid nos perseguía porque teníamos chicos muy buenos. El problema no era subir de categoría sino incluso mantener los equipos". Precisamente, después de llegar a tres fases finales consecutivas en Sub'21 (2011, 2012 y 2013) y de un buen recorrido en Primera Autonómica A,  la marcha de varios jugadores provocó el descenso del primer equipo a Primera B y "una travesía del desierto de la que ahora intentamos salir".

Vaivenes deportivos aparte, una de las apuestas de Pablo Caneda  desde que asumió la presidente es la implicación de todos: "Es una filosofía que he mantenido los once años que llevo aquí, que este es un club de padres, y aquí se tiene que implicar todo el mundo. Poco a poco voy consiguiendo que tengamos padres anotadores, delegados de campo, que se ocupen de llevar a los niños... Intento que el índice de implicación sea el mayor posible". Un ejemplo fue el conocido dibujante Sir Cámara, que durante la etapa de su hijo en el club, "nos hizo muchísimos dibujos y carteles". El punto culminante sería crear "un club de socios bien organizado, que moviera a la gente".

Reportajes Clubs. Agrupación Depotiva Villa de Algete - Foto 6
Un partido de Sub'21 contra el Majadahonda,
en la temporada 2012/13

La estrecha vinculación inicial con el Ayuntamiento de los inicios ha dado paso a un club "absolutamente independiente", unido al consistorio mediante un convenio que incluye el uso de las instalaciones y una subvención anual. En la temporada 2015/16, el Villa de Algete cuenta con 14 entrenadores con titulación o en proceso de formación, que se encargan de siete equipos federados  (dos sénior, un júnior, dos cadetes, un infantil femenino y otro masculino) y de los cuatro de la escuela, todos ellos mixtos (dos alevines, un benjamín y un prebenjamín). Precisamente, otro de los objetivos del presidente es que los equipos de la escuela salten desde la Liga DEUCO a las competiciones federadas para aumentar el grado de competición y de implicación. En el mismo sentido, "estamos ultimando el manual técnico de la escuela para que los chavales salgan de ahí con todos los fundamentos, que no digan que se lo han pasado muy bien durante cuatro años pero luego no saben ni cambiar la bola de mano".

Pero de lo que se sienta más orgulloso su presidente es de la situación económica del club. "Somos el más saneado de toda la Comunidad de Madrid -presume quizá con exageración-. Pagamos religiosamente a todos nuestros entrenadores antes del día 5 de cada mesa y no le debemos dinero a nadie". Y, músico de profesión, Caneda resalta también que "somos el único club que tiene himno. Está grabado y la gente lo canta en las competiciones".

25 años después de su nacimiento, los mayores problemas del club son la falta de instalaciones para seguir creciendo y la marcha de talentos. El primero tiene difícil solución, porque "en Algete hay muchos deportes y el pabellón está lleno. Estamos nosotros, el fútbol-sala, el voleibol, la gimnasia rítmica... Hace años había un proyecto para un pabellón nuevo, pero con la deuda que tiene el Ayuntamiento, ahora mismo es impensable. Nuestro límite está en 10 equipos y si eso llega, tendríamos muchos problemas. Lo mismo sucede en la escuela, donde tenemos un tope de 55 niños". El éxodo de jugadores sí se puede evitar o, al menos atenuar, con charlas a los padres: "Todos los que se van en infantil o cadete acaban volviendo en sub'21. Eso es lo que les explico a los padres: que muchos son los llamados, pero pocos los elegidos... por no decir ninguno".

Reportajes Clubs. Agrupación Depotiva Villa de Algete - Foto 7
Los siete equipos del club y los niños de la escuela en la temporada 2015/16.

Así las cosas, el  objetivo del Villa de Algete es "crecer en calidad, que la gente se forme mejor, con una metodología establecida y que los chavales se desarrollen como jugadores hasta el límite de sus posibilidades". Siempre sin confundir formar con ganar. "No se trata de ganar sí o sí. Ese no es nuestro objetivo. Sobre todo en la parte de cantera, hasta júnior, queremos que los chavales tengan la sensación de que están haciendo algo positivo, que se formen y desarrollen todos los valores del deporte".

El futuro de Villa de Algete pasa por seguir vendiendo el baloncesto en la zona: "Hacemos clinics en colegios con la colaboración de los profesores de Educación Física. No solo aquí, también fuera, en Fuente el Saz o Cobeña. Les contamos a los chavales las bondades de este deporte, que es un deporte de caballeros: con contacto sí, pero también con deportividad y control por parte de los árbitros. También organizamos un 3x3 en septiembre, al que vienen casi 300 jugadores".  Un trabajo para fomentar el baloncesto, que muchas veces tiene su recompensa, como en el origen y la evolución del actual equipo infantil femenino: "Surgió de la nada. El año pasado teníamos dos niñas de la escuela, hicimos una campaña de buzoneo y aparecieron 16 más. Al final formamos un preinfantil con 15. No habían jugado nunca al baloncesto y durante la temporada solo ganaron un partido, pero este año ahí siguen, entusiasmadas, y ya van 3-1..."


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2

Publicaciones

  • 1
  • 2

Protagonistas

  • 1
  • 2