logo 10 Radio logo Aid&Credit logo Asisa  logo Baden  logo Gant  logo GestNow Players logo Osiberia logo Puleva  logo Ribé Salat   logo Spalding

El Pozuelo ya camina solo

El Pozuelo UFV ya es el único invicto de Primera Nacional femenina, aunque, como refleja la imagen, en medio de una carrera de obstáculos. Las jugadoras dirigidas por José Fornos lo pasaron mal en Leganés y el colegio Alameda de Osuna, pero, sobre todo, este domingo en el Circular de San Blas ante un Distrito Olímpico que solo cayó por tres puntos (59-62) y a falta de cuatro minutos mandaba por seis (54-48). El gran trabajo bajo los aros de Beatriz Alonso (19 puntos y 10 rebotes) y el acierto de su hermana Marta (10 puntos, 2 de 2 en triples) empujaron al Pozuelo, aunque el partido solo se decidió en el último minuto desde los tiros libres.

 

DISTRITO OLÍMPICO 59 - POZUELO UFV 62

Estadísticas (NBN23)

20171112 PJ2Los dos equipos llegaban al Circular con pleno de victorias: seis el Distrito Olímpico y cinco el Pozuelo. El encuentro comenzó con ventaja visitante, pero también con las locales arriesgando. De hecho, Juanma Ruiz puso al mando a la joven Marta Egea, júnior de primer año. Una valiente apuesta por la cantera, que se repitió más tarde con buenos resultados. Sin embargo, al principio, con 0-6, el técnico local echó mano enseguida del oficio. Triple de Andrea Aguilera, penetración de Pilar Pardo... y  fuerzas igualadas. Las locales eran mucho más verticales que al principio y un 2+1 de Blanca Arranz volteó el marcador cuando aún no se habían cumplido los cuatro primeros minutos. Era un partido para arriesgar, para desatar el talento, como hizo Paula Santolaya, rápido y desde lejos. Sin ataduras, el primer cuarto se convirtió un pulso igualado, cargado de acciones rápidas (a veces demasiado arriesgadas) y de calidad. Ese primer periodo terminó con 14-19 gracias a la ligera superioridad visitante en el rebote con la pareja formada por Beatriz Alonso y Rocío Trigueros.

Al Distrito le hacía falta un punto más de atrevimiento para romper la solidez de su rival. ¿Se lanzó al ataque pasara lo que pasara? No. Lo que hizo fue cerrar filas atrás para buscar la remontada desde la defensa. A 7:30 ya estaba a un paso (18-19) tras la asistencia de Carla Díaz a Marta Vargas. La mayor baza del Pozuelo seguía estando bajo los tableros; en el rebote defensivo para salir a la contra e intentar sorprender a la (siempre bien ordenada) defensa local; y en el ofensivo para disponer de una opción más. Eso sí, la excepción la puso Carla Díaz, que capturó un balón en ataque para firmar el 20-21. El resto del segundo cuarto fue una sucesión de intentos de las locales para intentar alcanzar a su rival. Los lanzamientos lejanos de Paula Agudín, Marina Ruiz o Carla Díaz no entraron, aunque sí lo hizo el 26-28 de Blanca Arranz sobre la bocina.

Pilar Pardo empató el partido nada más empezar la segunda mitad. A su disciplina en defensa, las locales unían atrevimiento en ataque, como en el triple de Carla Díaz (31-28) y esa mezcla generaba dudas en sus rivales, obligadas a buscar el tiro en situaciones muy forzadas. Así, en el tercer periodo crecieron la intensidad, los nervios y el contacto. La única forma de romper las defensas era intentarlo dede lejos, y  de esa forma anotó Marta Alonso seis puntos seguidos. Marta, por fuera, y su hermana Beatriz, por dentro, eran las principales armas del Pozuelo en un encuentro marcado por un equilibrio casi absoluto. Un triple de Alicia Lapuente inclinó ligeramente la balanza, pero otro de Marta Egea sobre la bocina puso el 39-41 al final del tercer cuarto.

20171112 PJ3Beatriz Alonso (máxima anotadora del partido con 19 puntos) culmina un contrataque visitante.

Las visitantes se mantuvieron por delante al comienzo del último periodo, aunque siempre con mínimas ventajas (43-46 a 7:47, 47-48 a 5:33...) que invitaban a un final apretado. El triple de Blanca Arranz y la contra culminada por Carla Díaz cambiaron el rumbo (52-48 a 4:27) y provocaron el inmediato tiempo muerto de José Fornos. Pilar Pardo prolongó el estirón local cuando quedaban poco más de tres minutos, pero al último se llegó con otro empate, a 56, y Pardo sentada con cinco faltas. En ese último minuto, decidieron los tiros libres. Gracias a ellos, el Pozuelo se puso con 58-60 a falta de 15 segundos. La penúltima posesión local terminó con solo un tiro libre anotado (59-60), Mónica Herranz transformó los suyos y el último, y desesperado, intento de Arranz solo tocó el tablero.

20171112 PJ4La joven Marta Egea (2001) intenta frenar a Paula Santolaya.

 

 


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2

Publicaciones

  • 1
  • 2

Protagonistas

  • 1
  • 2