logo 10 Radio logo Aid&Credit logo Asisa  logo Baden  logo Gant  logo GestNow Players logo Osiberia logo Puleva  logo Ribé Salat   logo Spalding

Defensa y ataque en el IV Clinic Las Rozas

El IV Clinic de Baloncesto Las Rozas, organizado por la Escuela de Entrenadores de la FBM y el CB Las Rozas, con la colaboración del Ayuntamiento de Las Rozas, mostró las dos caras del baloncesto, la ida y la vuelta: el ataque y la defensa. Primero, Soledad Merino mostró su book defensivo; después, José Luis Pichel dejó algunas herramientas para atacar una defensa en zona. Todo ello en la Ciudad Deportiva Dehesa Navalcarbón de Las Rozas, con la ayuda de jugadores y jugadoras del club local y ante numerosos entrenadores en proceso de formación.

Rafael de Asís, presidente del CB Las Rozas, abrió el clinic resaltando su importancia para la formación de los técnicos y la colaboración con la Escuela de Entrenadores de la FBM. El presidente dio paso a Soledad Merino, que, con la ayuda de jugadoras infantiles y cadetes del CB Las Rozas, puso el acento en la defensa, posiblemente el aspecto menos agradecido del juego. "A veces me han dicho que no saben defender, pero sí tirar", recordó la entrenadora. "Para defender, como para todas las facetas del juego, se exige sacrificio y actitud. Todo lleva mucho trabajo y horas de entrenamiento", añadió antes de recordar que "también se puede disfrutar con la defensa".

IVClinicLasRozas Foto2Rafael de Asís, presidente del CB Las Rozas, junto a Soledad Merino.

Con Sito Alonso como principal referente, Soledad Merino dio sus claves y latiguillos: "En defensa nunca se descansa. Los pies siempre tienen que estar activos ¡Haceros grandes!. En defensa nunca doy el centro, siempre el lateral"... También hubo consejos más generales para los entrenadores que empiezan: "Hay que creer en lo que enseñas, Nunca se puede enseñar algo si dudas".

Los ejercicios comenzaron desde el 1x1. Soledad Merino puntualizó que en categorías de base hay que ceder la iniciativa a los jugadores: "Que inventen. No se puede estar corrigiendo constantemente". En cualquier caso, siempre hay que competir, en cada ejercicio. La entrenadora resaltó la importancia del refuerzo positivo y de la intensidad, tanto dentro como fuera de la pista ("Desde el banquillo también se puede ayudar"), y dejó mensajes específicos para el trabajo con edades más tempranas: "En canasta pequeña, todo el mundo debe jugar de todo".

IVClinicLasRozas Foto3Soledad Merino dirige un ejercicio de defensa.

La defensa del poste bajo, la del lado sin balón (o lado débil), los bloqueos y el rebote defensivo centraron los últimos aspectos de la charla, ya en 2x2 y 3x3. Antes de terminar, Sole Merino dejó tres mensajes a los entrenadores presentes en Navalcarbón, sobre la obsesión por resultado ("El marcador nos engaña y nos hace daño, no ayuda a la formación del jugador"), la relación con los árbitros ("Recordad que sin árbitros no hay baloncesto, son muy importantes") y el trabajo defensivo ("La defensa también puede ser muy bonita y divertida").

La segunda parte del clinic corrió a cargo de José Luis Pichel, que, en hora y media de charla, dio algunas claves y herramientas para atacar una defensa en zona. Lo hizo a partir de conceptos generales, con movimientos básicos y hábitos preestablecidos. El primero de ellos, aprender a mirar la pista para tener una percepción correcta del juego.

IVClinicLasRozas Foto4La segunda charla estuvo dedicada al ataque contra zona.

Al contrario que Merino, Pichel arrancó directamente desde el 5x5. "Que todos los que no tienen el balón vean la pista y tomen decisiones respecto a lo que ven. ¿Cómo están situados los demás jugadores? ¿Qué puedo hacer? ¡Que aprendan a pensar!". Y después de pensar, toca actuar. Pichel aconsejó buscar los espacios libres y ocuparlos inmediatamente como forma de atacar la zona y de crear dudas en los defensores. "La defensa se mueve porque los atacantes se pasan el balón y se mueven constantemente", señaló.

En su manual para atacar la zona, el técnico resaltó la figura del poste alto como eje del ataque y la agresividad desde el primer momento, "atacar la zona directamente". También la necesidad de meter referentes dentro y abrir la cancha con los exteriores para crear más espacios. Uno de los objetivos es arrastrar a los defensores, crearles dilemas mediante motivimientos de distracción o sobrecargas. Junto a recursos puntuales, como los balones colgados por encima de las cabezas, Pichel optó por tirar de scouting y castigar las rotaciones preestablecidas, "lo que sé que va a ocurrir".

IVClinicLasRozas Foto5bJosé Luis Pichel, en un momento del clinic.


 
 

Conoce Nuestros Clubs

  • 1
  • 2

Publicaciones

documentos

Protagonistas

  • 1
  • 2