Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - FBM - Minibasket

Minibasket: "Construir, no destruir"



Presente y futuro del mini. El Minibasket (IV), actividad organizada por la Escuela de Entrenadores de la FBM en colaboración con el CB Alcobendas y el Ayuntamiento de Alcobendas, recorrió la evolución, la situación actual y las tendencias de la canasta pequeña de la mano de Diego Blázquez. Una charla ante decenas de entrenadores en proceso de formación con detalles técnicos y propuestas para "construir" jugadores de baloncesto.


El Minibasket (IV) Presente y futuro


De entrada, Diego Blázquez destacó que el reglamento de minibasket abarca un amplio abanico de cuatro años en la evolución de un jugador o jugadora, desde los benjamines de primer año (7-8 años) hasta los alevines de segundo (11-12) con sus diferencias físicas (de una altura media de 1,30 a otra de 1,65), psicológicas y técnicas. Y todo ello una cancha de juego que puede variar desde 28x15 metros (la misma medida que en canasta grande) hasta 20x11.

La máxima de la charla, "construir en vez de destruir", salió enseguida. Blázquez apostó por el minibasket como herramienta para construir jugadores, y, sobre la cancha, por promover el 1x1. "Qué es un buen defensor? El que es capaz de defender a un buen atacante. ¿Y una buena defensa? Un conjunto de buenos defensores. Defender entre tres a un niño que todavía no sabe botar es destruir baloncesto, destruir jugadores... Con el 1x1 estás construyendo, construyes al nuestro, al que defiende, y no destruyes al que ataca".


Tras esa primera reflexión sobre los valores formativos del 1x1, Diego Blázquez se centró la evolución técnica del minibasket en los últimos años. "Ahora son mucho más jugones", sentenció, antes de repasar distintos fundamentos. En su opinión, el tiro "es, sin duda, el fundamento que más ha mejorado. Antes los niños querían ser Shaquille O'Neal y ahora quieren ser Stephen Curry. El baloncesto actual es tiro y los niños ven muchos tiros". También han mejorado el juego de pies (coordinación, fintas, pivotes...) y el bote. No así el pase: "Al aumentar el tiro ha disminuido el pase. Hay que crear más pasadores". Además, Blázquez alentó a trabajar el juego sin balón y concluyó esa evolución técnica con una sucesión de fundamentos defensivos: de los pasos de recuperación a las líneas de pase. Incluso hubo tiempo para la evolución táctica, con acciones como el mano a mano o la puerta atrás.

Y de la evolución en los últimos años al futuro. ¿Hacia dónde va el minibasket? Blázquez criticó algunas tendencias, como mirar a corto plazo buscando el éxito fácil o detalles de forofismo, y mostró con datos la migración cada vez más temprana de los jugadores desde los colegios a los clubs impulsada por diversos factores. La charla terminó con varias propuestas resumidas en una necesidad, la de cuidar el minibasket y todo lo que rodea la formación de los más pequeños (clubs, colegios, árbitros, entrenadores...).
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad