Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - FBM - Preferente

Canoe y Estu, a la final con mucho trabajo



Los dos mejores equipos de la liga regular, La Pepita de la Huerta Real Canoe y Movistar Estudiantes, disputarán este sábado (20:00 h.) la gran final de Cadete Especial femenino. Las canoístas pudieron con un Distrito Olímpico que aguantó el ritmo de juego, aunque no pudo seguir el anotador, en especial en el último cuarto. El choque entre Movistar Estudiantes siguió un argumento similar: intenso, vertiginoso y con más acierto de las colegiales. Canoe y Estudiantes ya tienen plaza para el Campeonato de España de la categoría. La tercera se decidirá en el duelo por el bronce (17:30 h.)


Horarios y resultados de la fase final de Cadete Especial femenino


SEMIFINALES


La Pepita de la Huerta Real Canoe 65 (14+18+17+16): Osadebamwen Igbinedion (5), Mar Nagore (9), Carla Osma (18), Erika Fernández (3), Sara Muñoz (1) -cinco inicial- Olga Velarde (2), Irene García (12), Gabriela Fernández (3), Carlota Bordei (2), Paula Fernández (2), Patricia Cuscó (4) y Rachel Airen (4).


Distrito Olímpico A 46 (10+16+13+7): Míriam Martínez (9), Alicia Moreno (1), Cristina Sánchez (13), Carmen Pérez, Claudia Marina (4) -cinco inicial- Emma García, Dolores Collado, Tania Ayuso (6), Inés Alonso (7), Inés Argüeso (3), Julia Masip (3) y Alejandra López.

Árbitros: Motril y Vital.

Estadísticas en SWISH (NBN23)

Partido completo (YouTube FBM).

El Real Canoe partía como teórico favorito en la primera semifinal por su mejor trayectoria en la liga regular, pero enfrente tenía a un Distrito siempre intenso, como demostró en los primeros ataques, que abrió el marcador por medio de Míriam Martínez. Aunque Erika Fernández devolvió las tablas, el Distrito confirmó que aceptaba el órdago e iba a por todas. Así, los primeros minutos fueron un toma y daca constante, con ataques rápidos y directos. En defensa los dos equipos buscaban el robo, como el de Cristina Sánchez que valió el 4-6. Las de San Blas incluso alargaron la diferencia dos puntos más ante un Canoe con problemas para anotar. Por eso en el 2+1 de Irene García saltó todo el banquillo. Con máxima intensidad en defensa y en ataque, el Distrito exigía mucho al mejor equipo de la fase de grupos y de ahí el 9-10 a 2:05, aunque un 5-0 final, incluido el triple de Irene García, dejó el marcador del primer cuarto en 14-10.

El Canoe había conseguido abrir algo de hueco, pero el Distrito seguía a lo suyo, a robar y correr... Así, a base de insistir, las de San Blas igualaron el marcador (14-14 a 7:52) antes de que Rachel Airen y Carla Osma devolvieran la ventaja a su equipo. Las amarillas mantenían el mando, aunque con mucho esfuerzo. El físico jugaba a su favor y Osma lo aprovechó para alargar la distancia. Poco después fue Mar Nagore quien capturó su propio rebote para firmar el 22-14 y provocar el tiempo muerto de Álex Pajares. La reacción fue inmediata en forma de triple (Tania Ayuso) y dio paso a un intercambio de golpes que encendió al público y estrechó el marcador (26-23 a 3:11). El Distrito seguía ahí, dispuesto a aprovechar sus opciones... aún más con el triple de Míriam Martínez. Igual que en el primer cuarto los últimos minutos fueron del Canoe, aunque el 32-26 del descanso no decidía nada.

Nagore alargó la racha nada más empezar la segunda mitad y Osma hizo el +11 (37-26) desde lejos. Con un juego tan directo como efectivo, el Canoe se escapaba ante un Distrito que se estrellaba contra el muro amarillo. Aun así las de San Blas no se rendían y oponían orgullo a la presión defensiva de su rival. Cristina Sánchez se sacó de la manga el 37-31 y, poco después, Julia Masip confirmó la resistencia con el 40-33. El Canoe tenía que emplearse a fondo para romper el partido. Nagore primero y Osma después abrieron la brecha hasta 47-35... y la distancia creció hasta +14, aunque un 0-4, incluido el triple de Tania Ayuso, fijó el 49-39 del tercer cuarto. Un rebote capturado por Inés Argüeso confirmó que el Distrito no lo iba a poner fácil, pero era muy difícil remontarle diez puntos a un Canoe sólido por dentro (determinante Osade Igbinedion) y acertado en ataque. Cuando Rachel Airen hizo el +12 (53-41), Álex Pajares paró el crono. A su equipo le quedaba un último intento, pero los tiros (casi todos lejanos) no entraron. Sí lo hicieron los de un Canoe que aumentó su ventaja para meterse en la final y el Campeonato de España. Al Distrito le queda la bala del bronce.


Movistar Estudiantes A 55 (8+17+10+20): Natalia Moya (8), Candela García-Escribano (5), Valeria Montero (16), Ana María Conde (2), Paula Domínguez (4) -cinco inicial- Irene Rey (3), Gabriela Escorial (9), Iria Briones (2), Iria Yebra, Irene Fernández-Montes (6), Laura de Sopeña y Lucía Rodríguez.

BT A 42 (13+5+13+11): Mireya Sanz, Adriana Blázquez (5), Raquele Ben-Soltan (5), Marta de la Fuente (2), Paula González (2) -cinco inicial- Julia Moya (8), Beatriz Pérez (10), Julia Marchena (7), Macarena Garrido (3), Ana Huguet, Alejandra Núñez y Lucía Álvarez.

Árbitros: Ontescos y Celaya.

Estadísticas en SWISH (NBN23)

Partido completo (YouTube FBM).

Igual que en la primera semifinal, los dos equipos salieron a por todas. Las anfitrionas abrieron el marcador en una gran acción individual de Raquele Ben-Soltan, pero la réplica del Estu llegó enseguida, un triple de Natalia Moya. Los primeros minutos mantuvieron un ritmo tan acelerado que la precipitación jugaba malas pasadas. Valeria Montero movía al Estudiantes frente a un BT que  buscaba el factor sorpresa en cada ataque con balones largos. Pero mediado el primer cuarto, el marcador apenas se había movido (5-4) porque los nervios pesaban demasiado. Una penetración de Adriana Blázquez lo volteó y una perfecta contra culminada por Paula Domínguez devolvió la ventaja al Estu. Era un partido de chispazos, como el de Beatriz Pérez, el 7-9, o el de Julia Moya que llevó al 8-13 y el tiempo muerto del Estudiantes. Las colegiales mejoraron la defensa, pero no pudieron evitar que el primer cuarto terminara así.

El Estu renía que reaccionar y lo hizo de la mejor forma, con un triple de Candela García-Escribano. El partido, ya destinado a un marcador corto, seguía en un pañuelo. El BT seguía buscando la velocidad en ataque, y tenía la misma ligereza para construir su defensa. A los dos equipos les costaba un mundo anotar, pero las anfitrionas al menos se mantenían por delante (11-13 a 6:50 para el descanso)... hasta que Candela García-Escribano se encontró un balón suelto y firmó las tablas. Y, poco después, fue Valeria Montero quien sacó la falta para adelantar al Estu desde los tiros libres. En un encuentro tan ajustado cada punto valía oro. La entrada de Ana María Conde reforzó el juego interior de las colegiales. Aprovechando esa superioridad en la pintura, el Estu encadenó un 7-0, que, junto a su defensa, le valió para llegar al descanso por delante: 25-18.

El comienzo de la segunda mitad mantuvo las mismas dificultades para anotar en los dos equipos, y también la ventaja del Estudiantes. Valeria Montero la amplió nada más empezar y, poco después, Gabriela Escorial respondió al acierto del BT.  Las torresanas buscaban el aro de todas las formas posibles, pero ahí estaba Montero para colarse hasta la cocina, Escorial para arañar un rebote ofensivo o Iria Briones para anotar el 35-23. Aunque la diferencia no era ni mucho menos determinante, el Estudiantes no daba síntomas de debilidad. El BT decidió meter una marcha más, no le quedaba otra, y así recortó ocho puntos del tirón: ¡35-31 y partido abierto! Sin embargo, el Estu estrenó el último cuarto con un 3-0, en apenas unos segundos, que se amplió con la contra de Natalia Moya. La base colegial repitió jugada poco después para hacer el 42-34. La defensa hacía el resto, obligando a las torresanas a tiros muy forzados. Así, la brecha se mantuvo en torno a los diez puntos (46-34 a 6:30, 48-38 a 4:37...) hasta los últimos dos minutos, cuando el BT se acercó hasta 49-42. Una pequeña ventana que la solidez defensiva del Estudiantes se encargó de cerrar.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: