Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - FBM - Senior

Veritas sale reforzado del derbi de Pozuelo



Ya lo insinuó al final del curso pasado y lo confirmó en un duro Partido VIPS. Veritas Pozuelo demostró su enorme solidez superando al Pozuelo Cementerio de Elefantes (52-66) y se confirma como un equipo a tener muy en cuenta esta temporada. Los locales, con bajas importantes, empezaron mejor, pero el Veritas se hizo con el mando del encuentro en el segundo cuarto y ya no lo soltó.


PARTIDO VIPS



Pozuelo Cementerio de Elefantes 52 (16+5+14+17): Pablo Mora, Rafael Castro, Santiago Estrada (11), Jorge González (7), Tomás González (8) -cinco inicial- Miguel Ángel Castro, Javier Vicente (12), Víctor Arnáiz (7), Javier Lorca (2) y Gerson González (5).

Veritas Pozuelo 66 (17+15+11+23): Daniel Ardila (4), José Antonio Alvarado (8), Antonio Biurrun (4), Javier Moreno (3), Pablo Ardila (23) -cinco inicial- Rafael de la Morena (9), Ángel Carmona (4), Gabriel Comachio (2), Jorge Aitor Prol, Lucas Álvaro (9) y Miguel Avilés.

Árbitros: Latina y Godoy.

MVP del partido: Javier Vicente (CB Pozuelo Cementerio de Elefantes). 12 puntos, 9 rebotes y 18 de valoración.

Estadísticas en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV



DAVID GONZÁLEZ / DPTO. DE COMUNICACIÓN FBM
Fotos: Rocío Benítez

El duelo vecinal arrancó con máxima igualdad (2-2, 4-4...) y con mucha experiencia sobre la pista. Pese a ello, el ritmo era rápido, con mucho movimiento del balón, y los locales aprovecharon ese juego vertical, directo al aro, para abrir una ligera brecha (8-4). El Veritas también tenía sus armas, con la fuerza bajo los aros de José Antonio Alvarado, que sacó un 2+1 en el momento más oportuno, pero el Cementerio seguía a lo suyo, a robar y salir. Como la combinación entre Pablo Mora y Santiago Estrada. Y si eso no bastaba, ahí estaba el triple de Javier Vicente, el 13-9. Durante casi todo el primer cuarto, el conjunto local caminó un paso, solo un paso, por delante, apoyado en el oficio de unos jugadores que llevan toda la vida juntos y se conocen de memoria. Hasta que llegaron los triples de Rafael de la Morena, otro viejo rockero. El primero apretó el marcador y el segundo supuso el 16-17 con que se cerró el primer cuarto.

Veritas Pozuelo se había puesto por delante y arrancó el segundo cuarto dispuesto a aumentar su ventaja. A los tres minutos, con 16-23, llegó el tiempo muerto en el banquillo local. El Veritas demostraba su solidez y alargó un poco más la renta por medio de Pablo Ardila. Si casi todo el primer cuarto había sido de los locales, en el segundo mandaban los visitantes. Jorge Aitor Prol no solo aportaba solidez a la pintura, también la asistencia a Pablo Ardila, que poco después firmó el 18-30 con un triple. El Veritas funcionaba en ataque y también lo hacía en defensa con cada jugador pegado a su par. Al menos Javier Vicente sacó la falta, pero el partido llegó al descanso con +11 para los visitantes.

La distancia creció al comienzo del segundo, aunque el Pozuelo Cementerio de Elefantes estaba dispuesto a combatir. Los locales rompieron la barrera de los diez (25-34) y un triple de Tomás González dejó a su equipo a siete (28-35). Pero el Veritas resistía con la fuerza de Alvarado y la verticalidad de Pablo Ardila (ya en 13 puntos) entre sus armas. Por eso a 2:30 casi nada había cambiado (31-40)... incluso poco después Lucas Álvaro devolvió el +11. Con mil batallas a sus espaldas, los locales no daban nada por perdido y llegaron al último cuarto solo ocho abajo (35-43). Esa remontada continuó al comienzo del último hasta ponerse a cinco (38-43). Era el momento de la verdad y los veteranos jugadores locales lo sabían, pero pagaron la falta de efectivos y que enfrente tenían un rival durísimo. Javier Moreno lanzó al Veritas Pozuelo con un triple, el 38-50 y la brecha se mantuvo abierta hasta el final del partido.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad