Federación de Baloncesto de Madrid

Publicidad:
Publicidad

PORTADA - NOTICIAS

Orgullo vallecano para empatar la serie



El apasionante fin de semana en la Liga VIPS no podía tener mejor desenlace. CDV y Estudio brindaron un encuentro apasionante, jugado desde las tripas. Un pulso de puro nervio, con más corazón que cabeza, con los nervios siempre a flor de piel... Al CDV no le quedaba otra que ganar, y lo hizo (80-70) a base de orgullo, resistiendo todos los intentos de un Estudio que siempre estuvo cerca. La semana que viene habrá desempate en Aravaca, igual que en Pozuelo y Torrejón.


PARTIDO VIPS



CDV 80 (21+22+17+20): Adrián González (10), Luca Schiaffino (3), Francisco Mao (5), Alberto del Hierro (12), Arturo Darwin Vásquez (14) -cinco inicial- Pablo Vos (4), Enrique Martínez, David de Teresa (4), Andrés Martínez (12), Jorge Jiménez (4), Emilio Tomé y Elías Lombardi (12).

Estudio 70 (20+18+20+12): Óscar Jiménez (10), Nicolás Hernando, Nicolás Gutiérrez (13), Pablo Soriano (9), Gonzalo Pérez -cinco inicial- Pedro de Orte (6), Guillermo Núñez, Francisco Santamaría (7), Joaquín Martínez (12), Javier González, Enrique Miret (3) y Jorge Soriano (10).

Árbitros: Iván y Fermín.

MVP VIPS del partido: Andrés Martínez (CDV). 12 puntos, 8 rebotes y 24 de valoración.


Estadísticas en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV

 


DAVID GONZÁLEZ / DPTO. DE COMUNICACIÓN FBM
Fotos: Rocío Benítez

CDV y Estudio disputaban el segundo asalto de una eliminatoria marcada por el equilibrio. Así se vio en el encuentro de ida (68-67 para el Estudio tras una espectacular remontada) y también al comienzo del segundo, con las defensas frenando casi todos los ataques (2-4 a 6:42). Los dos equipos encontraron pronto la forma de romperlas. Primero llegó el triple de Adrián González para el CDV, después la fulminante contra de Óscar Jiménez para el Estudio y el marcador comenzó a tomar velocidad...

Otro triple, de Luca Schiaffino, permitió al CDV ponerse por delante aunque siempre dentro de un choque vibrante, de ida y vuelta, con ataques cortos y mínimas diferencias (14-11 a 4:03). El CDV aprovechó su mayor acierto exterior (triple de David de Teresa para 19-13) y su juego colectivo, con ayudas constantes, para apuntarse el primer cuarto, aunque por un mínimo 21-20.

El segundo período comenzó con otro triple local, este a cargo de Francisco Mao. El CDV insistía e insistía ante un Estudio que aguantaba cada golpe y se mantenía solo un paso por detrás (27-24 a 7:23). Cada balón valía oro y la lucha era constante en todas las zonas de la cancha, especialmente bajo los aros. Dos tiros ibres trasformados por Mao dieron un poco más de aire al CDV, aunque la mayor fuerza de los vallecanos estaba atrás, en la defensa. Así, a base de trabajo y conteniendo los ataques del incansable Estudio (sin olvidar la aportación en ataque de Arturo Vásquez), el CDV amplió ligeramente su ventaja: 43-38 al descanso.

Podía suceder de todo... sobre todo porque el Estudio estrechó el cerco con un 0-4 nada más empezar la segunda mitad y, poco después, Nicolás Gutiérrez sacó un 2+1 para empatar (45-45). Alberto del Hierro (triple) y Arturo Vásquez lograron contener la ofensiva amarilla y devolvieron la ventaja al CDV cuando más falta hacía, pero por poco tiempo porque un triple de Pablo Soriano supuso el 53-55. Las oleadas del primer cuarto se repitieron en el tercero, y también las mínimas ventajas (56-57, 58-57...) para llegar al último con un mínimo 60-58 a favor de CDV.

Los locales ampliaron ligeramente su renta nada más salir del banquillo, aunque el triple de Jorge Soriano volvió a apretar el marcador: 64-61 a 7:51. Si el encuentro siempre se había movido a un ritmo trepidante, ahora empezaba a volverse loco, sin tiempo para pensar. Muchos robos por la intensidad defensiva y también muchas pérdidas por el exceso de nervio. Los dos equipos se dejaban la piel en la cancha. Para el Estudio ganar significaba meterse en la fase final; para el CDV seguir vivo... A cinco minutos para el final, el marcador seguía en un pañuelo (66-64). El triple de Elías Lombardi y la penetración de Jorge Jiménez alimentaron las esperanzas de un CDV al que no le quedaba otra que ganar. Otro triple, de Enrique Miret, puso el suspense (73-70), pero el CDV tiró de orgullo, resistió e igualó la serie. ¡Habrá desempate!

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad