Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - 3x3

Un 3x3 solidario... ¡y con sorpresas!



El polideportivo Juan de la Cierva de Getafe acogió el sábado 11 de septiembre la segunda parada del Circuito 3x3 organizado por la Federación de Baloncesto de Madrid, la Comunidad de Madrid y la Federación Española de Baloncesto. Una cita especial por su componente solidario, ya que se enmarcó en el torneo de apoyo a Holystic ProÁfrica y su labor en la región de Tigray, Etiopía. Más de 220 niños y niñas de 56 equipos llegados desde toda la Comunidad de Madrid disfrutaron del baloncesto en una mañana con sorpresa: ¡la aparición de Felipe Reyes y otros exjugadores ACB!

Galería de fotos Circuito 3x3 Madrid


Felipe Reyes, que anunció su retirada el pasado mes de junio después de toda una vida en las canchas, volvió a jugar en el Circuito #3x3Madrid: "Llevo cuatro meses sin baloncesto. Venir aquí es una buena forma de divertirse y pasar un buen rato", aunque aseguró que "estoy disfrutando de mi familia y no echo de menos el baloncesto". También opinó sobre el auge del 3x3: "Ha crecido muchísimo y va a crecer mucho más porque la gente se está aficionando". En su equipo estaban otros exjugadores como Pedro Robles y un clásico de las categorías nacionales, como Javier Pérez, que formaron un auténtico Dream Team en el torneo Over40.

También acudieron a Getafe el presidente de la Federación de Baloncesto de Madrid, Santos Moraga, y otro exACB, Nacho Rodríguez, para "disfrutar del baloncesto y apoyar en esta jornada solidaria. El 3x3 cada vez tiene más auge por el apoyo de las federaciones. Ha venido equipos de toda la Comunidad de Madrid".

Iñaki de Miguel, exjugador internacional y director deportivo del CB Getafe, estaba muy orgulloso del torneo con 56 equipos (a los que hay que unir los que participaron en la sede del colegio Virgen de Atocha): "Es una gran satisfacción ver este volumen de niños desde benjamines hasta  sénior". Y destacó el crecimiento del 3x3 en nuestro país: "Es un deporte olímpico, es atractivo, rápido y los chicos participan más en el juego". Además, en este caso, el baloncesto era una herramienta para la solidaridad. "La gente viene a pasar un buen rato, pero también a colaborar", concluyó.

Precisamente, Marisa Arranz, portavoz de Holystic ProÁfrica, describió la cruda realidad de este proyecto: "Tenemos una escuela de baloncesto en Wukro, en la región de Tigray. Ahora mismo en Etiopía están en guerra. Han bombardeado nuestra cancha  y han muerto algunos de nuestros jugadores. El dinero es para comida, agua, sanidad y para mantener a las mujeres embarazadas que han sido violadas". Aseguró estar emocionada por la respuesta de participantes y asistentes: "Es muy emotivo ver que la gente responde".

Baloncesto 3x3 y solidaridad se unieron en la mañana del sábado para regalar una mañana llena de valores, diversión... y estrellas.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: