Publicidad:
Publicidad

ACTUALIDAD - Protagonistas

"Me voy para seguir creciendo"



A Elena de Alfredo (Madrid, 02-01-1994) le espera un intenso verano. Primero el Europeo U20 en Turquía. Después, el Mundial U19 en Lituania. Pero ella ya está acostumbrada a doblar con las selecciones. El cambio drástico llegará después con su marcha...

EntrevistaElenadeAlfredo1A Elena de Alfredo (Madrid, 02-01-1994) le espera un intenso verano. Primero el Europeo U20 en Turquía. Después, el Mundial U19 en Lituania. Pero ella ya está acostumbrada a doblar con las selecciones. El cambio drástico llegará después con su marcha a la Universidad de Toledo, Ohio, con la que jugará en la NCAA. La joven base del Asefa Estudiantes abandona el baloncesto español para "aprender lo máximo posible y seguir creciendo como jugadora y como persona".



 

 

Después de semanas de rumores, ya se ha confirmado tu marcha a Estados Unidos...

Sí. Ahora tengo el Europeo y el Mundial con las selecciones y después me iré a la Universidad de Toledo, en Ohio.

¿Por qué te marchas? ¿Cuál es la motivación?

Todo lo que tienen en Estados Unidos: instalaciones para poder compaginar el baloncesto con los estudios, las facilidades que te dan... Por ejemplo, el baloncesto allí es mucho más físico y yo quiero mejorar ese aspecto, que es lo que siempre he tenido como hándicap. Se trata de una experiencia nueva, cambiar un poco de aires... y a ver cómo sale todo.

EntrevistaElenadeAlfredo2
Con 11 años, aún en el Menesiano
y ya en la selección mini de Madrid.

¿Seguirás estudiando Periodismo?

Sí, hay que ver si se puede convalidar, pero mi idea es continuar con Periodismo, que es lo que me gusta.

Con 19 años parece que ya tienes muy claro tu futuro...

Sin unos estudios la vida es muy complicada. Hay que intentar aprender lo máximo posible, y esa una de las principales razones para irme: ver un baloncesto diferente, cambiar de aires, entrenar fuerte, como entrenan allí, e intentar ser una jugadora lo más completa posible. Mi idea es ir día a día, poco a poco... Ahora centrarme en la selección y el año que viene, aprender cosas nuevas. Tener una carrera pero también dedicarme al baloncesto profesional. El objetivo es seguir creciendo, ser una jugadora más polivalente, con más recursos, no solo técnicamente sino también físicamente y sobre el conocimiento del juego. Cuanto más completa seas, mucho mejor.

El verano pasado ya sonó tu marcha del Estudiantes. ¿Ahora tocaba abandonar el nido?

El año pasado tuve una muy buena oferta de un muy buen club. Para toda jugadora es un honor que un club como Rivas te quiera, pero yo venía de una lesión de ocho meses, de una temporada bastante dura y complicada, y mi club de toda la vida me dio facilidades y  me ha ayudado en todo momento esta temporada. Estoy muy agradecida al Estudiantes por todo lo que ha hecho por mí. Es mi club, mi casa y ellos han puesto la base para lo que yo pueda ser en un futuro.

Ahora el cambio es drástico.

Más que nada es el hecho de tener una experiencia nueva. Y también están los estudios; por ejemplo, para mi carrera me viene muy bien el inglés... Allí, el ámbito universitario es totalmente diferente al de aquí. Barajando un poco las posibilidades que había y viendo como están las cosas, que ya sabemos que no están muy bien, es una oportunidad increíble, de esas que hay que coger sí o sí porque te enriquecen como persona.

EntrevistaElenadeAlfredo3
Un partido con el Estudiantes cadete.

Empezando por el principio, ¿cómo comenzaste con el baloncesto?

¡Ufff! (risas)... Hace muchísimo tiempo. Podría decir que nací con una pelota pegada a la mano. Empecé a los cuatro añitos en la escuela de mi colegio, el Menesiano. Luego me cambié al Ramiro y llegué al Estudiantes. Era infantil de primer año y jugaba con las de segundo año.

¿Qué te aporta el baloncesto?

Es como un hermano... como alguien muy cercano. Cuando tienes algún problema, es como una droga buena. Los que nos gusta de verdad el baloncesto lo utilizamos como método para ser felices y evadirnos de los problemas. Como decía Michael Jordan, a veces es tu mayor enemigo pero la mayoría de las veces es tu más fiel compañero. Con el baloncesto no solo aprendes como botar una pelota, o como pasar, o juegas partidos de infarto... también te ayuda a aprender lo que es la vida real y te da muchísimas más cosas. Tengo muchos amigos y la mayoría de ellos gracias al baloncesto. Además, están las viajes, convivir con las demás jugadoras y los técnicos, la sensación de trabajar durísimo y luego recibir el premio de una medalla... Todo eso no te lo puede dar otra cosa.

Con la Federación de Baloncesto de Madrid estuviste en seis Campeonatos de España de selecciones autonómicas...

Sí, tengo cuatro medallas, una de oro que ganamos el último año, dos de plata y una de bronce.

EntrevistaElenadeAlfredo8La selección cadete campeona de España, con Elena en el centro sujetando el trofeo.

¿El mejor recuerdo de los Campeonatos es ese oro?

Es complicado elegir un momento porque en todos me he sentido muy bien y de todos te llevas una experiencia. Por ejemplo, con las chicas de un año más ganamos el bronce contra Andalucía con dos tiros libres míos. Íbamos perdiendo todo el partido y al final ganamos. También es una experiencia llevarte un bronce así, peleando todo el partido... Con mi generación, el primer año perdimos la final contra Cataluña y nos quedamos con la plata, el siguiente volvimos a perder contra Cataluña. El último fue de las mejores cosas que he vivido. Nos volvió a tocar Cataluña, ahora en semifinales, y... ¡esta vez era nuestro año! Nunca se me va a olvidar cuando ganamos a Cataluña, que era un equipazo, y en la final, a Canarias. Todos los años se nos había escapado al final y casi con el mismo grupo de jugadoras lo conseguimos. ¡Ya era hora!

En tu trayectoria, ¿hay algún entrenador que te haya marcado especialmente?

Varios. Uno de ellos es Javier Portela, que ha sido mi entrenador durante cuatro años en el Estudiantes, y también Ángel Goñi, que hace entrenamientos más especializados en el club. Es uno de los pilares de mi formación y, aparte de como entrenador, es una de las mejores personas que he conocido. Pero tampoco se me van a olvidar nunca José Luis Torres, que fue el que me llevó por primera vez a las selecciones de Madrid, ni José Luis Alderete, con el que ganamos el oro el último año jugando como se debe jugar cuando eres joven, presionando en toda pista, sin sistemas, dejando a las jugadoras que exploten su imaginación. De las selecciones nacionales, tengo mucho aprecio, entre otros, a Josep Alemany, José Ignacio Hernández, Miguel Méndez...

EntrevistaElenadeAlfredo4Con su compañera Sarah Rodríguez, en una fase final junior de Madrid.

¿Y si te pregunto alguna jugadora de referencia?

Sí, sí... De mi club Marta Zurro, que es otra de las personas que me llevo para siempre porque me ha enseñado muchísimas cosas. No solo del juego, también de la vida cotidiana. Si es buena como jugadora, os invito a la que la conozcáis como persona. También siempre me ha gustado muchísimo Sandra Ygueravide. La iba a ver de pequeña, cuando yo jugaba en la cantera, y siempre la he tenido como referente.

¿El peor momento de tu carrera ha sido la lesión que te mantuvo parada en la temporada 2010-11?

Sí, porque puede haber derrotas, pero las lesiones son la parte más amarga del baloncesto.

¿Y el mejor?

Es difícil. Me llevo momentos con mi club, con selecciones madrileñas... Pero recuerdo con especial cariño el oro europeo de la U16, porque fue un Europeo magnífico, y también tengo bronces que me han sabido a oro, como el de la U18. Incluso cuando no quedas tan bien aprendes cosas. Vives lo mejor y lo peor y eso te hace estar preparada para todo.

EntrevistaElenadeAlfredo6En su primera temporada en el LF2, defendida por la canoísta Irene Herradas.

Después de todo eso, ¿en España ya te quedan pocos retos?

No. El motivo de la marcha no es que aquí haya peor nivel, ni nada parecido. La Liga Femenina y la LF2 tienen un gran nivel. Se trata de vivir una experiencia nueva que con esta edad enriquece mucho también en el ámbito personal, no solo en el baloncesto que al final se acabará. Es un tren que no puedes dejar escapar. Además, cualquier jugadora que se vaya fuera puede volver a España en cualquier momento.

Has estado en todas las selecciones de formación, pero ahora mismo llegar a la absoluta parece muy caro...

España es un país con un nivel baloncestístico tremendo y lo estamos viendo con la selección que está en el Europeo. Cada jugadora tiene cualidades de sobra para estar ahí mucho tiempo. Yo de momento no quiero mirar al futuro, quiero ir paso a paso y centrarme con mi selección, aunque también es verdad que siempre hay que pelear por tus sueños, y... ¿a quién no le gustaría compartir vestuario alguna vez con esas jugadoras?

Si algún día te llama la absoluta, te vienes de Estados Unidos volando...

¡Claro que sí! Sería un sueño hecho realidad.

EntrevistaElenadeAlfredo7El Asefa Estudiantes de Liga Femenina 2 de la temporada 2012-13

 

Fotos: FBM/FEB/Asefa Estudiantes

Galería
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: