Publicidad:
Publicidad

ACTUALIDAD - Protagonistas

"Para formar hay que competir"



José Luis Pichel (Madrid, 06-05-1980) ha guiado al Real Madrid infantil al título de campeón de España que los blancos no ganaban desde 1999 (justo el año en que nacieron sus jugadores). Pichel comenzó a entrenar en el colegio San Agustín y lleva sie...

EntrevistaPichel1José Luis Pichel (Madrid, 06-05-1980) ha guiado al Real Madrid infantil al título de campeón de España que los blancos no ganaban desde 1999 (justo el año en que nacieron sus jugadores). Pichel comenzó a entrenar en el colegio San Agustín y lleva siete temporadas en las categorías inferiores del Real Madrid, donde ha entrenado a varios equipos, pero siempre con el mismo objetivo: formar jugadores para que lleguen a la élite. Algunos ya lo han hecho.



 

 

Una semana después de ganar el Campeonato de España, ¿qué sabor queda?

Muy dulce. De satisfacción porque es el premio al trabajo. Ese premio no siempre llega y esta vez ha llegado después de un camino muy duro en el Campeonato que nos hizo jugar contra nuestro máximo rival en Madrid, contra el campeón andaluz, el catalán y, en la final, contra el canario. Íbamos por un lado durísimo del cuadro y eso hacer que el sabor sea aún más dulce.

Hacía 14 años que el Real Madrid no ganaba el Campeonato de España infantil...

Efectivamente, desde el año en que nacieron los chicos.

¿Qué tiene este equipo que no tuvieran los anteriores?

Quizá tiene un punto más de talento. Es un equipo más compensado en todos sus puestos. Además, los jugadores tienen un carácter, una forma de competir y una seguridad en sí mismos que les ha llevado al éxito.

EntrevistaPichel2Todos los jugadores escuchan al entrenador en un partido contra el Estudiantes.

Se ha ganado el Campeonato de España, la Minicopa, invictos en la liga... ¿Ha sido un año redondo?

Hemos ganado cinco torneos, la Minicopa, Madrid y el Campeonato de España. Hemos hecho 49-0 en partidos oficiales y creo que la menor diferencia ha sido de nueve puntos. A nivel de resultados no hay nada que decir. Los chicos han estado extraordinarios.

¿Te han sorprendido con respecto a lo que pensabas a principio de temporada?

Nuestro principal riesgo era el aspecto mental. Son chicos muy jóvenes que desde el principio tenían el run-run del favoritismo y podíamos caer en la ansiedad, en el miedo a perder. En ese sentido sí me han sorprendido. Han estado muy serios, muy maduros. Por lo demás, ya los conocía del año pasado y la progresión ha sido la esperada. En dos años no hemos perdido con ningún equipo del 99, y hay muchos jugadores jugando y entrenando con el cadete. Los chicos han crecido mucho y en estas categorías si no mejoras, no ganas.

¿Estamos ante un equipo de presente o de futuro?

De las dos cosas. De presente porque lo han demostrado y de futuro porque tenemos jugadores con bastante proyección, que dominan muchos aspectos del baloncesto y nos hacen tener mucha confianza en ellos.

¿A estas edades se puede predecir quién llegará a la élite?

Cuanto más lejos estás, más riesgo tienes. Siendo tan jóvenes la evolución física les va a marcar mucho, y eso ahora es difícil saberlo. Es junior sí puedes saber más o menos la evolución física que van a tener, y es una variable menos dentro de la ecuación.

EntrevistaPichel3b¿Qué otra variables hay?

La primera, la que más influye, es la suerte. Tienes que estar preparado para llegar y luego tener la suerte de que te abran una puerta, que no te lesiones y estés en el sitio indicado en el momento adecuado. Además está tu talento, tu capacidad de trabajo, de dedicarle horas y, en las últimas etapas, influye mucho tu capacidad mental. A partir de 17 o 18 años es clave cómo te adaptes al juego, a los roles y a la competición.

¿Y las familias? Puede haber padres que piensan que tienen un Gasol con 10 años...

Eso es algo descabellado. Nadie puede valorar a un niño siendo tan pequeño. A mí me gusta hablar bien de las familias. Todo el mundo pone los ejemplos negativos, que los hay, pero yo me encuentro con una mayoría abrumadora de ejemplos positivos. Por ejemplo, en estos dos años con este grupo el papel de las familias ha sido clave. El apoyo a los chavales ha sido total, el esfuerzo de traerlos a entrenar, que entrenamos bastante, es muy grande, la importancia que le han dado a los estudios... Con todo ese respaldo solo puedo decir cosas buenas.

¿Cuántos días de entrenamiento?

Cuatro a la semana, más el partido. Hora y media de pista, y tres horas de físico repartidas en dos días dependiendo del momento de la temporada.

No sabemos qué jugadores llegarán, pero el que parece en primera línea es Luka Doncic, que ha sido el infantil revelación de la temporada en España. ¿Cómo le ves desde dentro?

Es un gran jugador en formación. Es decir, ahora mismo es un gran jugador, pero también está en formación. Tiene 14 años, con las preocupaciones y la normalidad de un chico de 14 años, con los errores de la adolescencia... Con su capacidad de trabajo, esfuerzo y muchos más factores, veremos hasta donde puede llegar, pero hay que ser extremadamente prudente con un jugador tan joven.

Aparte de los éxitos del infantil, el junior y el cadete han sido campeones de Madrid. Parece que la cantera del Real Madrid funciona.

Sí, pero no me gusta medirlo solo en resultados. El hecho de que Alberto Martín debute en ACB siendo junior, que Willy Hernangómez haga prácticamente toda la temporada con el ACB o que jugadores que han pasado por nuestro junior como Dani Díez, Julen Olaizola o Jorge Sanz están haciendo minutos en ACB son muy buenas noticias para nosotros. Y hacer el triplete en Madrid, que hacía muchos años que no conseguíamos, también motiva a los chicos para seguir mejorando, porque no hay ninguna forma de ganar en categorías inferiores que no pase por mejorar a tus jugadores.

¿Cuál es el objetivo del trabajo de cantera en el Real Madrid?

La principal motivación que tenemos es que los jugadores vayan hacia arriba, y esa forma de mejorar está respaldada por una competición, que es donde el jugador se desarrolla. A partir de eso mejora. Además, planteamos una estructura de juego para que ellos se vean en problemas y tengan que resolverlos. Cuanto más rápido aprenden a hacerlo, más rápido dan el siguiente paso... Todo eso nos ayuda a ser competitivos y a mejorar.

Tú saliste del colegio San Agustín. Entonces o después, ¿hay algún  entrenador que influyera especialmente en tu carrera?

Tengo muy buen recuerdo de José Manuel Martínez Benavides Bena, que me entrenó mucho tiempo cuando yo era jugador, y con el que descubrí la pasión de vivir esto. Y luego ha habido mucha gente en mi carrera: Carlos Losada, Ricardo Hernández, Iñaki Refoyo, Lolo Calín...

EntrevistaPichel4¡Campeones de Madrid después de ganar todos los partidos!

Llevas en el Real Madrid siete años, ¿qué diferencia hay de trabajar en un colegio a hacer en un club como este?

Las diferencias son grandes. Hay una estructura deportiva a nivel de medios, de profesionalidad, de entorno... Todo el mundo que te rodea aquí está extremadamente preparado, las conversaciones de baloncesto son de alto nivel, tenemos preparadores físicos, fisioterapeutas, hay un trato sobre descansos y pausas de jugadores... Cosas que en un colegio es difícil porque normalmente no hay medios. Yo soy el mismo entrenador y la misma persona que entrenaba en San Agustín, pero hay una diferencia de medios, de poder jugar torneos fuera... Este año, un jugador con nosotros juega 50 partidos, de los cuales 25 son ante canteras ACB. El impacto para su progresión es altísimo.

¿Hay más presión para jugadores y entrenadores?

Claro. En esta cantera se trata de conseguir jugadores de élite. En infantil o en cadete menos, pero en junior tienes que jugar con relativa presión. Tenemos un junior que ha debutado en ACB este año y eso ya es élite.

¿El entrenador de niños es también un psicólogo?

Psicólogo es una palabra muy grande, y yo no soy psicólogo. Sí es cierto que dentro de los objetivos que nos planteamos durante la temporada está cómo comunicar a un jugador de 14 años. Un jugador que no puede perder la perspectiva, que no puede entrar en un modelo de competición estresante. La comunicación es muy importante Tenemos que estar formados en actitudes y herramientas que pueden utilizar los psicólogos, pero no somos psicólogos.

Hay un eterno debate entre formar o competir. ¿Qué opinas?

Que es un debate de los años 60. Es algo que tenía que estar superado hace mucho tiempo, que nos tenemos que quitar de encima.

¿Se pueden hacer las dos cosas a la vez?

Es básico hacerlas a la vez. Si no compites, no formas, y si no formas, no compites. Sin la competición, los jugadores no pueden formarse, porque esto es un deporte y en el deporte se compite. A mí ese debate me parece insulso, aburrido...

El año que viene entrenarás al cadete A, ¿cuáles son los objetivos?

Los objetivos generales serán los mismos, que los jugadores sigan creciendo a nivel individual y que el equipo sea capaz de desarrollar un buen baloncesto en el que ellos tengan su espacio de crecimiento. Evidentemente, las herramientas serán distintas. Recibimos un grupo de jugadores que han sido muy bien entrenados por Gabriel Álvaro e intentaremos darle continuidad a ese trabajo para que sigan creciendo y desarrollándose.

EntrevistaPichel5Manteado por sus jugadores tras conquistar el Campeonato de España.
Foto: Alberto Nevado/FEB.

Galería
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: