Publicidad:
Publicidad

ACTUALIDAD - Protagonistas

"Quien viene a vernos se engancha"



Ha ganado tres Copas de la Reina, dos con el Rivas Ecópolis y una con el Perfumerías Avenida, y dentro de un  mes buscará un nuevo título copero en Torrejón de Ardoz. Clara Bermejo (Madrid, 13-02-1981) es la capitana del Rivas Ecópolis, club en ...

EntrevistaClara-Bermejo1pqHa ganado tres Copas de la Reina, dos con el Rivas Ecópolis y una con el Perfumerías Avenida, y dentro de un  mes buscará un nuevo título copero en Torrejón de Ardoz. Clara Bermejo (Madrid, 13-02-1981) es la capitana del Rivas Ecópolis, club en el que lleva seis temporadas consecutivas, el penúltimo capítulo de una relación con el baloncesto que comenzó hace casi 25 años en el patio del Ramiro de Maeztu. Desde su experiencia anima a ver baloncesto femenino "porque el que lo hace repite". (Fotos: Rivas Ecópolis/FBM/FEB).



 

 

Empezaste a jugar con 8 años en el Estudiantes,  ¿por qué?       

M hermano y mis primos iban al Ramiro y jugaban al baloncesto. Allí prácticamente es obligatorio hacerlo (risas). O juegas en el patio o en el Estudiantes después de clase.

Recorriste todas las categorías del Estudiantes, desde mini hasta el senior..., ¿tienes algún recuerdo especial de esos años?

Sí, soy del Ramiro de pura cepa. Allí estuve todos los años no profesionales. Ser profesional es muy bonito, pero hasta dar el salto hay recuerdos preciosos. Jugar por jugar es lo más divertido que hay y disfruté muchísimo. Era feliz con un balón. Al hacerte profesional te vienen más obligaciones y más presiones, y hay que aprender a convivir con ellas.

¿Qué les dirías a las niñas o niños que empiezan?

Que disfruten y, sobre todo, que consigan disfrutar trabajando duro. Si trabajas y a la vez te lo pasas bien tienes la mejor combinación.

¿A veces los niños tienen demasiada presión?

Igual esto ha cambiado un poco desde que yo era pequeña. A lo mejor ahora hay quien entrena a un chaval y piensa que va a ser Michael Jordan. Hay que enseñar a los chavales a ser competitivos y ganadores, pero lo primordial es que disfruten del baloncesto y reciban todos los valores que te da el baloncesto como deporte de equipo.

En la temporada 2000-01 dejaste el Estudiantes para irte al Cortegada. De ahí al Mann Filter de Zaragoza y al Perfumerías Avenida. Todo el mundo dice que en el Salamanca el baloncesto femenino se vive de manera especial.

No hay lugar en España donde el baloncesto femenino se viva como en Salamanca. Los días de partido, cualquier entrenamiento, tu día a día allí... Es otra historia. En la ciudad el deporte que manda es el baloncesto femenino.

EntrevistaClara-Bermejo2Sube el balón en un entrenamiento en el Cerro del Telégrafo.

¿Es un caso aparte?

Sí, porque en la mayoría de ciudades, sobre todo en las grandes, ni saben que hay un equipo de baloncesto femenino. Lo de Salamanca es otra historia. Es impresionante.

Allí coincidiste con tu entrenador actual, José Ignacio Hernández.

El año que me fui ya estaba él entrenando y los tres años que estuve ahí fueron con él. Este año en Rivas ha sido un reencuentro bonito. Baloncestísticamente hablando, José me cogió siendo una cría y reencontrarnos ahora, después de tanto tiempo y tantas experiencias, ha sido muy divertido.

En 2008 te incorporaste a un Rivas Ecópolis (entonces Rivas Futura) que ya empezaba a codearse con  la élite.

Sí, se había consolidado en la categoría y había conseguido meterse en la Copa de la Reina. Tenían un proyecto a corto-medio plazo muy sólido, muy interesante, más allá de que a mí me pemitía seguir jugando al máximo nivel en casa, que también se agradece.

Llevas seis temporadas seguidas en Rivas, ¿qué ha cambiado?

El club se ha hecho un hueco en la parte de arriba de la Liga española. A nivel nacional es un club muy respetado y en la Euroliga hemos puesto Rivas en el mapa, que también es muy importante. Eso en el primer equipo. Con la estructura de cantera se ha convertido en un club más grande, pero paso a paso, lo que es un acierto. Tienes que ir a la velocidad que toca, porque si te pasas, a veces te descalabras.

EntrevistaClara-Bermejo3
El trabajo defensivo es una de sus cualidades.

A pesar de todos los cambios que ha habido en la plantilla en los últimos años, aquí sigues...

Sí. Me siento parte de este club más allá de lo que pueda venir en el futuro, entendiendo que soy profesional de esto y yo tendré que mirar mis ofertas y el club tendrá que ver sus opciones, pero me siento muy identificada con el club y parte de él.

En el aspecto individual, llegaste a jugar un All Star de la Euroliga en 2010.

Cuando había, porque ya no se organiza. Fue una experiencia muy bonita. Primero el simple hecho de estar elegida, junto con C. J. [Cathy Joens], la ilusión de que alguien ha decidido votarte para estar ahí. Y luego la experiencia en sí del All Star. Es muy divertido vivirlo desde dentro.

¿Cómo ves el momento del baloncesto femenino en España?

A nivel deportivo, muy bien, con resultados inmejorables. A nivel de competiciones, si hay crisis en el país imagínate en el baloncesto femenino. En las ligas profesionales se nota mucho. Hay menos dinero, las jugadoras más importantes y con más caché se van fuera, y las americanas o extranjeras que los clubs pueden traer no son del nivel que había antes, lo cual a su vez provoca una liga más abierta. Cuando estaba Ros [Casares], estaba Ros, un par de equipos y el resto. Ahora la liga está algo más competida, más abierta, pero la calidad ha bajado.

¿Qué le falta al baloncesto femenino?

En primer lugar, tener más repercusión mediática. He estado con amigos que no habían visto nunca un partido de baloncesto femenino y se sorprendían por el ritmo al que jugamos, decían que no se lo imaginaban así. Es un deporte desconocido. No solo es baloncesto jugado por chicas. Igual no podemos competir a nivel físico con un ACB, pero hay otras cosas y la gente que viene a vernos casi siempre repite. Hay que abrirlo un poco más, darlo a conocer. El problema es que la gente no entra al pabellón, pero la experiencia me dice que el que entra, se engancha. Solo hay que darle esa primera oportunidad.

Los días 22 y 23 de febrero disputaréis la Copa de la Reina en Torrejón de Ardoz, ¿cómo se presenta?

La Copa siempre es bonita. Por los resultados que se han dado hasta ahora, veo un claro favorito que es Perfumerías Avenida. Es así y así hay que tomarlo. Pero jugamos en Madrid, en casa, y contra Salamanca siempre hay una motivación especial. Sabiendo que son favoritas, vamos a salir con toda la intención del mundo, primero de hacer una buena semifinal y que eso nos abra la puerta de disputar la final, y después de ganarla.

La rivalidad con Avenida ya viene de largo...

Sí. Tras la desaparación del Ros, llevamos unos años compitiendo con ellas las ligas, las copas... y últimamente caen hacia su lado, así que les tenemos ganas (risas).

EntrevistaClara-Bermejo4
Las dos Copas de la Reina conquistadas por el
Rivas Ecópolis. En Torrejón buscarán la tercera

¿Cómo ves a los demás rivales en la Copa?

Gran Canarias y Burgos, igual que Girona aunque no está en la Copa, demuestran que ahora la liga está más abierta. Cualquiera puede ganar a cualquiera. Hay muchos equipos que tienen menos estrellas, pero son más equipo. Otra cosa es lo profunda o larga que sea la plantilla, lo que duren las fuerzas, o lo que dure el patrocinador... Pero son equipos que hacen mucho daño y será complicado ganarles.

¿Jugar la Copa en la Comunidad de Madrid es una ventaja para vosotras?

Sí, aunque solo sea por la comodidad de estar en casa, por saber que toda la gente que quiera venir a apoyarnos puede hacerlo. Eso sí, todos sabemos cómo es la afición de Salamanca. Vendrán todos los que puedan y probablemente la mitad de pabellón será gente de Salamanca. Pero jugar en casa siempre es una motivación extra.

¿Que dirías a la gente? ¿Que aproveche para ver baloncesto femenino?

Exacto. Que vengan a la Copa, nos animen mucho y ya verán como repiten... (risas). En serio, va a ser muy bonito. En Arganda, hace dos años, no pude jugar por lesión y tengo esa espina clavada. Son bastante años jugando la Copa de la Reina, la he ganado tres veces, y este año será la primera vez que pueda disfrutarla en casa. Para mí va a ser muy especial.

Estás a punto de cumplir 33 años, ¿hasta cuándo jugarás a este nivel?

No he tomado ninguna decisión sobre si quiero seguir o dejarlo, pero sí es verdad que cuando acabe la temporada, me sentaré en mi sillón y lo pensaré. Ya no es como antes cuando por tu cabeza no pasaba en ningún momento dejar de jugar. No estoy pensando en retirarme ni mucho menos, pero sí estoy más abierta a valorar todas las sensaciones y tomar una decisión.

¿Y después?

Me gustaría seguir ligada al baloncesto. Quizá entrenar pero, de entrada, más a niños, a gente pequeña. Estoy estudiando Magisterio y el hecho de combinar niños y baloncesto me gusta, pero, al menos al principio, más enfocado a formar que a competir.

Aunque lleves media vida en la máxima categoría, ¿siempre hay que tener algo aparte del baloncesto?

Bastante afortunadas somos que, para ser un deporte femenino, nos da para vivir, pero al día, mientras juegas... Una vez que dejas de jugar tienes que tener un plan B porque esto te da para hoy pero no para mañana.

 

Galería
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: