Publicidad:
Publicidad

ENTRENADORES - Otras actividades

El contraataque como elemento formativo



Muchas preguntas, pocas respuestas... La undécima edición de los Cuadernos de Campo, actividad organizada por la Escuela de Entrenadores de la FBM, invitó a pensar, y sacar sus propias conclusiones, a los entrenadores que acudieron a la sede de la fe...

Muchas preguntas, pocas respuestas... La undécima edición de los Cuadernos de Campo, actividad organizada por la Escuela de Entrenadores de la FBM, invitó a pensar, y sacar sus propias conclusiones, a los entrenadores que acudieron a la sede de la federación. Bajo el formato de debate abierto, José Pichel habló del contraataque y sus diversas opciones, y en especial de su impacto en las categorías de formación.



"A mí el baloncesto que me gusta es defender y correr". Esta frase, mil veces utilizada, fue el punto de partida. Un tópico que, en opinión de Pichel, deja de lado un debate mucho más profundo. La charla comenzó por la necesidad de ser rápido, pero ¿por el camino más corto?, ¿de forma organizada? y... ¿se trata de correr o de reaccionar rápido? Junto a las primeras preguntas, sugieron nombres de referentes en el contraataque, desde un clásico como James Worthy hasta Sergio Llull.

A continuación, Pichel mostró diversas estrategias de salidas al contraataque: con un interior adelantádose por el carril central, con todos los exteriores en un lateral... Las posibilidades son muy numerosas, pero hay que tener en cuenta otros condicionantes, entre ellos el formativo. "¿Cómo formas a un buen base si no le haces subir el balón, si no le haces tomar decisiones y no le obligas a solucionar problemas? El trabajo del entrenador también consiste en hacerse estas preguntas y elegir, apostar...", comentó Pichel a los asistentes, antes de mostrar en vídeo distintas salidas al contrataque, con pases, sin pases y (la más arriesgada) con pases outlet, y repasar su impacto formativo en la enseñanza de los fundamentos individuales.

CuadernosdeCampo11 Foto2José Luis Pichel en un momento de la charla celebrada en la sede de la FBM.

El contraataque tiene tres detonantes: tras pérdida, tras rebote y tras canasta. El segundo es el más habitual, pero también el que plantea más preguntas: "Si quieremos jugar al contraataque, ¿debemos tener buenos reboteadores o buenos corredores? ¿priorizamos rebotear o correr?" El debate formativo volvió a ponerse sobre la mesa con el papel de los jugadores grandes (y más lentos) en un equipo que juega a ritmo fuerte. "No podemos dejarle de lado. Hay que seguir contando con él poniéndole objetivos alcanzables", sentenció Pichel.

La charla terminó con el resumen de los aspectos del contraataque más importantes en la formación de los jugadores como el pase en movimiento, la visión de juego, la velocidad del proceso acción/reacción o la toma de decisiones en un corto espacio de tiempo.

{loadmodule mod_custom,Publicidad en Artículos}

Galería
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: