Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - Torneos - Cadete FLL

Torneo FLL J2: ¡Vaya tarde nos espera!



Joventut Badalona y Gran Canaria en un grupo, y Real Madrid y Valencia Basket en el otro se jugarán esta tarde el pase a las finales del X Torneo Fundación Leucemia y Linfoma, que se celebra en el pabellón del Canal. Por la mañana, los cuatro vencieron, aunque los triunfos del Real Madrid (108-42 al Movistar Estudiantes), el Valencia Basket (48-118 a la selección infantil) y el Gran Canaria (49-87 al Fuenlabrada) fueron más amplios que el del Joventut (77-65 al Alcorcón Basket).


JORNADA 2. Sábado 30 de noviembre (jornada de mañana)


JOVENTUT BADALONA 77 - ALCORCÓN BASKET 65

Estadísticas

El Alcorcon Basket salió dispuesto a dar la sorpresa ante un Joventut con ausencias importantes, que había tenido que remar contracorriente el viernes frente al Fuenlabrada. Así, el partido comenzó con un 0-8 en poco más de un minuto que provocó el inmediato parón en el banquillo de la Penya. El equipo reaccionó, pero el Alcorcón Basket no bajó el ritmo, lo que dio lugar a un primer cuarto vibrante, con ataques rapidísimos de lado a lado de la cancha (7-16 a 5:50). Un triple inverosímil de Héctor Muro, con tiro adicional (que no entró), levantó al banquillo alcorconero, pero la reacción del Joventut se plasmó en el ajustado 18-22 con que terminó el primer cuarto.

Esa escalada se proongó en el segundo con Rubén David de Oliveira como principal amenaza bajo los aros. El pívot portugués fue el encargado de firmar el 22-24. El Alcorcón Basket combatía con rápidas transiciones, como la de Víctor Alarcón, pero el Joventut cada vez estaba más cerca. Rebote tras rebote, llegó a ponerse a uno (25-26, 27-28...) y el triple de Pau Majoral supuso el empate a 30 a 5:16 para el descanso. Poco después, él mismo se encargó de poner a su equipo por delante con otro triple. Como la víspera, el Joventut llegó al descanso con una ligera ventaja: 38-32

La brecha se abrió algo más al comienzo del segundo periodo pese a los intentos de un Alcorcón Basket que no quería quedarse atrás. Marcos Pascual hizo el 42-37 y David Álvarez firmó a la carrera el 44-39... El Joventut mantenía la efectividad en ataque y, por tanto, también las diferencias, pero sin despegarse del todo. De hecho, el triple de Muro dejó al Alcorcón Basket a dos (48-46). La Penya tuvo que sacar toda la artillería para llegar al último cuarto con +9: 61-52.  Y ese trabajo continuó en el último, con más carreras directas a canasta por parte de los dos equipos, sin grandes diferencias en el marcador (67-59, 73-64... 77-65) y con una más que notable imagen del Alcorcón Basket ante uno de los mejores equipos de España.


FUENLABRADA 49 - GRAN CANARIA 87

Estadísticas

El Gran Canaria, que ya demostró su poder el sábado, empezó ejerciendo de favorito, con un 0-8 a los tres minutos, mate de Kany Tchanda incluido.  El congoleño mostraba la superioridad interior de los canarios. Al Fuenlabrada le quedaba intentarlo desde fuera y así, con un triple de Jorge Oliva, llegaron los primeros puntos. Sin embargo, el conjunto canario, actual subcampeón de España infantil, continuaba sumando, y mediado el primer cuarto ya mandaba por 3-15. Ahí llegó un estirón fuenlabreño, siete puntos seguidos para acercarse hasta un 10-15 que provocó los aplausos de su público. Pero bajo los aros había poco que hacer y por eso el primer periodo se cerró con 12-25.

Con Tchanda como referente interior y un baloncesto rápido y directo por fuera, el Gran Canaria comenzó el segundo acto con diez puntos más del tirón que provocaron el tiempo muerto de Rubén Sánchez. Pese a los intentos, el parcial de salida se prolongó hasta 0-15, con otro mate de Tchanda, antes de que Mario Vaquerizo se colara entre una nube de brazos para romper la sequía del Fuenla. Cuando el alero fuenlabreño repitió la jugada, sacando además la falta, el marcador ya estaba en 14-48. Al descanso, 23-54.



El comienzo de la segunda mitad siguió el mismo argumento, con el Fuenlabrada combatiendo a un rival casi inaccesible por dentro. Pablo Vila sí aprovechó un despiste defensivo para hacer el 25-60, pero a esas alturas el partido ya estaba en manos del conjunto canario y su entrenador, Javier Chorén, empezó a reservar a las piezas más importantes para la cita de la tarde contra el Joventut. Así el Fuenla tuvo más opciones... Aunque las distancias eran insalvables, quedaba disfrutar de jugadas como la bomba de Álvaro Segrelles, elevando el balón por encima de la defensa rival, o  el 2+1 de Vila. El tercer cuarto se cerró con 39-70, tras un igualado parcial de 16-16, y el último mantuvo el mismo ritmo y la misma diferencia (43-75 a 6:30) hasta el último estirón canario. Un provechoso ensayo para los dos equipos, que de eso se trata...


REAL MADRID 108 - MOVISTAR ESTUDIANTES 42

Estadísticas

El clásico del baloncesto madrileño empezó con dos canastas rápidas, una por equipo, aunque enseguida el Real Madrid empezó a mostrar su poder. Un lanzamiento desde el lateral de Adrián Bazaga y un mate a la carrera de Izan Almansa llevaron al 6-2. El triple del especialista Stefan Vaaks fue un paréntesis en el vendaval blanco, liderado por Almansa, máximo anotador del último Campeonato de España infantil, cuando militaba en UCAM Murcia. Kaya Shona Mutambirwa, el héroe de aquel campeonato, se unió a la fiesta con un mate a una mano para confimar que el Madrid quería inclinar el partido cuanto antes. Con Almansa y el francés Alexandre Sarr juntos, más el omnipresente Bazaga, el rebote era de los blancos, pero el Estu intentó aprovechar sus opciones a la carrera, como en la contra de Alejandro Jiménez, el 15-10. El Madrid alejó el peligro con un parcial de 13-2 para cerrar el primer cuarto con 28-12.

El segundo comenzo con un 4-0, pero también confirmando que el Estudiantes no quería rendirse tan pronto. Los colegiales presionaron más en defensa, aunque era muy complicado frenar a un Madrid con una enorme capacidad de rotación, que a los tres minutos ya estaba en +21 (34-13). Abel Delicado consiguió zafarse del marcaje estudiantil para anotar bajo el aro y, poco después, Hugo González forzó la falta elevando el parcial a 11-2. ¿La solución del Estu? Un nuevo triple de Vaaks. Pocas más había ante un Madrid que mandaba por 52-19 a 2:55 y que llegó al descanso con 61-24.



El Real Madrid continuó repartiendo minutos en la segunda mitad, aunque en una plantilla tan completa las rotaciones apenas se notan. Lo que sí bajó, al menos durante los primeros minutos, fue su índice de efectividad. El Estudiantes lo aprovechó con un parcial de 1-5 y con rápidas salidas a la contra (Andrés Mayo, Ramón Fabián...) en un tercer periodo muy rápido y a campo abierto. Con Almansa, Mutambirwa o Bazaga de nuevo en pista, el Madrid recuperó el punch, llegó al último cuarto con 84-36 y prolongó el bombardeo en el último con un parcial de 10-2. Un último acto con todo decidido en el marcador, pero también intenso y lleno de calidad, propio de un derbi.


SELECCIÓN INFANTIL DE MADRID 48 - VALENCIA BASKET 118

Estadísticas

El último partido de la jornada de mañana comenzó a lo grande, con los dos equipos mirando directamente al aro. Pese a ser un año más jóvenes, los infantiles no se arrugaban y a los dos minutos de juego estaban por delante en el marcador (8-4). El Valencia Basket no tardó en reaccionar y dio la vuelta al marcador en un encuentro algo loco, con los dos equpos jugando a lo mismo, a defender, correr y anotar Cuando el parcial a favor de los valencianos llegó a 0-10 (8-14), el seleccionador, Fernando Sendino, paró el crono. Pero era muy complinado frenar a un Valencia Basket liderado por José Luis Roberto (y, en general, muy superior en el rebote) que al final del primer cuarto ya tenía 18 puntos de ventaja: 11-29.

En el segundo cuarto todo continuó igual, con un baloncesto muy rápido en los dos equpos y el Valencia Basket aumentando poco a poco su ventaja gracias a una enorme efectividad, acertando en cada ataque. A la selección le quedaba jugársela en penetraciones, chocando contra la defensa, como hizo Pavel Reyes para forzar la falta. Pero en el aro contrario no había quien frenara a los valencianos, que a 5:18 para el descanso ya habían anotado 44 puntos (muy repartidos) por 19 de la selección. Al descanso, 29-57.

La gran diferencia estaba en el rebote (13 por 36 a esas alturas del partido), que permitía al Valencia Basket disponer de muchas más opciones, mientras que la selección solo tenía una bala en cada ataque. De ahí el 32-67 a 6:00 y el 42-91 con que terminó el tercer periodo, con seis jugadores valencianos ya por encima de los diez puntos anotados. En el último, el Valencia Basket continuó su rodaje para el encuentro de la tarde contra el Real Madrid (con una plaza para la final del domingo en juego) sin bajar el ritmo en ningún momento ante una selección que terminó acusando el esfuerzo.


Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad: